covid
Buscar en
Nursing
Toda la web
Inicio Nursing Modelo de enfermería Roper-Logan-Tierney: un marco para complementar el proceso...
Journal Information
Vol. 32. Issue 6.
Pages 56-58 (November - December 2015)
Share
Share
Download PDF
More article options
Visits
86083
Vol. 32. Issue 6.
Pages 56-58 (November - December 2015)
RINCÓN DE LA INVESTIGACIÓN
Full text access
Modelo de enfermería Roper-Logan-Tierney: un marco para complementar el proceso enfermero
Visits
86083
Bridgette C. Williams
This item has received
Article information
Full Text
Bibliography
Download PDF
Statistics
Figures (1)
Full Text

BIEN CONOCIDO en el Reino Unido, y traducido a múltiples idiomas, el modelo de enfermería Roper-Logan-Tierney (R-L-T) es un modelo teórico orientado al paciente “basado en el realismo y la accesibilidad”1. Resulta también de utilidad en los centros académicos y clínicos. Las publicaciones revisadas por homólogos utilizan aspectos del modelo en los estudios sobre casos2–8, pero muchas enfermeras americanas no están familiarizadas con él. Este artículo introduce los orígenes del modelo R-L-T, y su marco, y realiza una selección de sus aplicaciones.

Pioneras en la teoría enfermera

Una enfermera y educadora británica, Nancy Roper, Licenciada en Filosofía, diseñó un modelo para responder a la pregunta “¿Qué es la enfermería?”9. Durante la década de 1970, mientras cursaba sus estudios de licenciatura en la Universidad de Edimburgo en Escocia, Roper encontró la evidencia de las “cuestiones comunes identificables” en cada paciente10. En 1976, introdujo sus creencias sobre enfermería en la publicación Clinical Experience in Nurse Education (“Experiencia clínica en educación enfermera”)11. La investigación de Roper fue el fundamento de un modelo centrado en enfermería11. El modelo fue refinado por la educadora en enfermería Winifred Logan, doctora en Ciencias, y por la investigadora en enfermería Alison Tierney, doctora en Filosofía. En 1980, las tres investigadoras publicaron The Elements of Nursing (“Elementos de la enfermería”) para introducir un modelo conceptual que fuera específico para el proceso enfermero, que fue modificado en las ediciones subsiguientes, con mínimos cambios en su última edición12–14. Tres años más tarde se publicó The Roper-Logan-Tierney Model of Nursing: Based on Activities of Living (“Modelo de enfermería Roper-Logan-Tierney: basado en las actividades vitales”)1,12. Describía el modelo de enfermería y su predecesor, el modelo de vida, para facilitar la enseñanza y el aprendizaje de la valoración del paciente y la planificación de los cuidados, respectivamente1. (Véase el cuadro Definición de términos.)

El modelo de enfermería R-L-T aplica el proceso enfermero –valoración, diagnóstico, planificación, intervención y evaluación– y sirve de guía a la enfermera para la realización de una valoración holística del paciente que sirva como base de un plan de cuidados. En el entorno clínico, el modelo de enfermería R-L-T se aplica para abordar las cuestiones de investigación acerca de los déficits funcionales específicos observados en pacientes que precisan unos cuidados enfermeros especializados2,6. En el entorno académico, el modelo de enfermería R-L-T ayuda a las enfermeras a desarrollar y probar una hipótesis acerca de la evolución de los cuidados con un ámbito enfermero15. La investigadora utilizó un estudio de diseño experimental para evaluar los resultados, basado en el método de los cuidados enfermeros; se valoró a un grupo de intervención de personas mayores, planificándose los cuidados con este modelo de enfermería, mientras que el grupo de control de personas mayores recibió “cuidados enfermeros rutinarios por parte de las enfermeras clínicas”. Los resultados del estudio sugirieron una mejor evolución del paciente con el modelo de enfermería R-L-T, ya que abordaba holísticamente los cuidados enfermeros de los pacientes que padecían enfermedad pulmonar obstructiva crónica15.

En un estudio comparativo retrospectivo se investigó el establecimiento de objetivos para los pacientes en proceso de recuperación de una lesión cerebral16. Las investigadoras revisaron un instrumento, incorporando componentes seleccionados del modelo de enfermería R-L-T. La inclusión de un modelo conceptual establecido y sistemático, orientado a la enfermería, incrementó el número de objetivos, lo que sugiere que el enfoque holístico hacia la planificación de los cuidados orientados al paciente promueve una mayor implicación en los cuidados del mismo16.

En un estudio descriptivo cuantitativo, las investigadoras buscaron los factores que limitaban la valoración enfermera de la salud sexual17. Las investigadoras incorporaron al modelo de enfermería R-L-T la “sexualidad” de las doce actividades vitales, en el marco del estudio. Destacaron que la inclusión de este componente contribuía de manera holística a la valoración y al plan de cuidados del paciente dentro del proceso enfermero17. (Véase el cuadro Visualización del modelo de enfermería R-L-T.) Los hallazgos revelaron que las enfermeras tenían conceptos equivocados acerca de las expectativas de los pacientes relativas a la valoración de la salud sexual18.

El modelo de enfermería R-L-T se basa en cinco conceptos principales:

  • Doce actividades vitales (comúnmente denominadas actividades de la vida diaria en Estados Unidos).

  • Vida útil.

  • Espectro de dependencia/independencia.

  • Factores que influyen en las actividades vitales.

  • Enfermería individualizada.

Las actividades vitales constituyen el punto central del modelo de enfermería R-L-T. Impulsan el uso del modelo para valorar al paciente1.

La vida útil se visualiza como algo continuado. Pero, a diferencia del espectro dependencia/independencia, la flecha apunta en una única dirección para simbolizar que la vida avanza únicamente hacia delante, y finalmente se termina1,14.

En el espectro dependencia/independencia, el nivel de desempeño en el que se implica el paciente se marca en una línea, con flechas que apuntan en ambas direcciones, para representar su grado de independencia1,14.

En el cuarto concepto se describen cinco factores que influyen en las actividades vitales (biológicos, psicológicos, socioculturales, ambientales y político-económicos), ya que cada uno ejerce un impacto sobre las actividades vitales; estos conceptos son interdependientes1,14.

Definición de términos

  • Actividades vitales. Tareas y funciones asociadas a la vida. El modelo de enfermería R-L-T, basado en actividades vitales, identifica doce actividades interdependientes del paciente que pueden producirse diariamente, o no, en el ámbito sanitario20.

  • Supuesto. Una afirmación plausible que se piensa que es cierta, pero que aún no ha sido probada21,22.

  • Modelo conceptual. Representación visual que describe y vincula las ideas expresadas1,6.

  • Marco. Estructura lógica que facilita la dirección de un estudio asociado a la disciplina21.

  • Enfermera teórica. Profesional enfermera con preparación doctoral que se centra en el desarrollo y prueba de supuestos para explicar las observaciones de la relación enfermera-paciente20.

  • Teoría. Afirmación(es) observada(s) que explica(n) las experiencias o sucesos basados en lo conocido22.

El proceso enfermero –valoración, planificación, intervención, evaluación– se representa colectivamente como enfermería individualizada1,14. El modelo de enfermería R-L-T orienta a la enfermera hacia la valoración de las capacidades de los pacientes en cada actividad, dentro del contexto de su vida útil, nivel de dependencia, y factores de influencia, para crear un plan de cuidados1. Dicho plan de cuidados identifica los problemas y la resolución de los mismos, estructura los objetivos, establece la participación de las enfermeras, y anima a los cuidados orientados al paciente para determinar la eficiencia enfermera1.

El modelo de enfermería R-L-T se basa en diversos supuestos1. Las actividades vitales son un reflejo de la salud del paciente. Desde su nacimiento a la adultez, cada persona realiza normalmente cada actividad vital con una independencia creciente. La enfermedad influye en el nivel de actividad del paciente, y en todos los conceptos incluidos en el modelo1.

Aplicar la teoría

El modelo de enfermería R-L-T ofrece un marco para la valoración holística del paciente, a la vez que se desarrolla un plan de cuidados. Las doce actividades vitales pueden servir como proceso sistemático para la valoración de un paciente que requiere cuidados complejos. En un estudio, se utilizaron las doce actividades vitales para valorar ampliamente las necesidades de cuidados a largo plazo de los pacientes con deficiencias neurológicas, con respiración artificial y necesidades de ventilación mecánica18. Se valoró cada actividad vital en relación con el objetivo central: cuidados a largo plazo del paciente con respiración modificada. El resultado se produjo en forma de guías amplias que involucraban a la enfermera a sintetizar las tareas con las funciones del paciente18.

En otro estudio, se utilizó una versión modificada del modelo de enfermería R-L-T para identificar y abordar sistemáticamente los problemas asociados al diagnóstico de las lesiones cerebrales traumáticas6.

Este modelo de enfermería puede utilizarse para promover la traslación de una teoría a la práctica. En un estudio, las educadoras enfermeras aplicaron el modelo para ayudar a las estudiantes de enfermería a identificar los problemas, objetivos e intervenciones activos, y abordar las necesidades sobre cuidados del paciente19.

¿Listas para el cambio?

La teoría guía a la práctica. Sin aplicar la teoría, no puede alcanzarse el objetivo mutuo de pacientes y enfermeras de lograr una salud óptima. Como la disciplina enfermera se adapta a los cambios dentro del sistema sanitario de Estados Unidos, el modelo de enfermería R-L-T puede facilitar el incremento de la integración de la teoría enfermera para la valoración sistemática y holística de los pacientes, en los planes individualizados de los cuidados centrados en el proceso enfermero. ■

Bibliografía
[1]
N. Roper, W.W. Logan, A.J. Tierney.
The Roper-Logan-Tierney Model of Nursing: Based on Activities of Living.
Churchill Livingstone/Elsevier, (2000),
[2]
Barnett M. Using a model in the assessment and management of COPD. J Commun Health. 2007;21(11):4-10. http://www.jcn.co.uk/journal/11-2007/respiratory/1097-using-a-model-in-the-assessment-and-management-of-copd.
[3]
Cray A. Examining the theory behind patient assessment and care. J Comm Health. 2008;22(11):4-10. http://www.jcn.co.uk/journal/11-2008/information/1208-examining-the-theory-behind-patient-assessment-care.
[4]
M. Elsherif, H. Noble.
Management of COPD using the Roper-Logan-Tierney framework.
Br J Nurs., 20 (2011), pp. 29-33
[5]
P. Healy, F. Timmins.
Using the Roper-Logan-Tierney model in neonatal transport.
Br J Nurs., 12 (2003), pp. 792-798
[6]
I. Mattar.
Using the Roper Logan and Tierney model in the management of traumatic brain injury in a critical care setting.
Singapore Nurs J., 38 (2011), pp. 14-19
[7]
G. Sharpe.
Assessment of eating and drinking in a child with a gastrostomy.
Br J Nurs., 9 (2000), pp. 776-778
[8]
A. Siddle.
Pain assessment and management relating to an indwelling catheter.
Br J Nurs., 12 (2003), pp. 480-483
[9]
Scott H. Nancy Roper (1918-2004): a great nursing pioneer. Br J Nurs. 2004;13(19):1121. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15573002.
[10]
N. Roper.
Sixty-five years of nursing: selected recollections.
Br J Nurs., 11 (2002), pp. 426-428
[11]
N. Roper.
Clinical Experience in Nurse Education. Monograph No. 5.
University of Edinburgh Department of Nursing Studies, (1976),
[12]
Dopson L. Nancy Roper: author of a model for nursing. The Independent. http://www.independent.co.uk/news/obituaries/nancy-roper-6159941.html.
[13]
A.J. Tierney.
Nursing models: extant or extinct?.
[14]
N. Roper, W.W. Logan, A.J. Tierney.
The Elements of Nursing: A Model for Nursing Based on a Model of Living..
4th ed., Churchill Livingstone, (1996),
[15]
M. Kara.
Using the Roper Logan and Tierney model in care of people with COPD.
J Clin Nurs., 16 (2007), pp. 223-233
[16]
C. Dalton, R. Farrell, A. De Souza, et al.
Patient inclusion in goal setting during early inpatient rehabilitation after acquired brain injury.
Clin Rehabil., 26 (2012), pp. 165-173
[17]
J.O. Julien, B. Thom, N.E. Kline.
Identification of barriers to sexual health assessment in oncology nursing practice.
Oncol Nurs Forum., 37 (2010), pp. E186-E190
[18]
M. Baker, N. Kakora-Shiner.
Long-term invasive mechanical ventilation for patients with neurological impairments.
Br J Neurosci Nurs., 5 (2009), pp. 409-415
[19]
P. Cardwell, D. Corkin, R. McCartan, A. McCulloch, C. Mullan.
Is care planning still relevant in the 21st century?.
Br J Nurs. 2011;, 20 (2011), pp. 1378-1382
[20]
B.P. Black.
The science of nursing and evidence- based practice.
Professional Nursing: Concepts & Challenges., 6th ed., pp. 253-271
[21]
N. Burns, S.K. Grove.
The Practice of Nursing Research: Appraisal Synthesis, and Generation of Evidence..
6th ed., Saunders Elsevier, (2009),
[22]
P.L. Chinn, M.K. Kramer.
Integrated Theory and Knowledge Development in Nursing.
8th ed., Elsevier Mosby, (2011),

Bridgette C. Williams, educadora en enfermería, escribió este artículo como estudiante de licenciatura en el Departamento de enfermería y profesiones de la salud en la State University of New York Polytechnic Institute de Utica, N.Y.La autora declara no tener ningún conflicto de intereses económicos relacionados con este artículo.

Article options
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos