x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Scopus, IBECS

Métricas

  • SCImago Journal Rank (SJR):0,11
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,087
Rev Esp Patol 2018;51:3-5 - DOI: 10.1016/j.patol.2017.09.001
Editorial
La anatomía patológica moderna en España: hitos evolutivos y su influencia médico-social
Modern pathology in Spain: Evolutionary milestones and medical social influence
Alfredo Matilla
Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Xanit Internacional, Málaga, España

Nota editorial.- En memoria y agradecimiento a quienes me acompañaron en la presidencia de la Sociedad Española de Anatomía Patológica, así como a estos 50 años de la revista Patología. A todos los miembros de la Sociedad, que con su ejemplo y trabajo han logrado engrandecer la patología en España.

Como afortunadamente ya es bien conocido en España, la «anatomía patológica» o «patología» (logos [estudio], más pathos [sufrimientos]) se debe ocupar del estudio de la enfermedad, a través de las 4 líneas de actuación: 1) estudio y conocimiento de las causas (congénitas y adquiridas) de las enfermedades; 2) conocimiento de los mecanismos de su desarrollo o patogénesis, que realmente confiere a nuestra especialidad carácter científico; 3) observación analítica e integrada de las alteraciones estructurales inducidas en las células, tejidos y órganos del cuerpo; y 4) valoración anatomoclínica de las consecuencias funcionales de los cambios morfológicos, es decir, las alteraciones funcionales asociadas y su significado clínico.

El material de estudio, humano y ocasionalmente de experimentación animal, consiste en autopsias clínicas, biopsias y piezas quirúrgicas y citologías: exfoliativas, de punción-aspiración con aguja fina o de células aisladas (para estudios histo- e inmunohistoquímicos, electrónicos, citométricos o moleculares).

Los métodos de estudio en patología son: la observación (tanto macroscópica, como a través de microscopio), las técnicas de visualización convencionales, con la tinción rutinaria de hematoxilina-eosina u otras especiales, así como la imprescindible información clínica, por lo menos a nivel elemental, tales como: sexo, edad, imagen física/radiológica de la lesión, signos y síntomas relevantes, estudios anatomopatológicos previos y tratamientos realizados.

La práctica anatomopatológica se basa en la integración jerarquizada y adecuada —que no indiscriminada, sin rentabilidad funcional o económica— de diferentes métodos y técnicas, que (por ejemplo, en oncopatología) se corresponden con aspectos macroscópicos de la lesión (características, tamaño, localización, borde de exéresis, etc.), tinción básica de hematoxilina y eosina, imnunohistoquímica con diferentes epítopos (para determinar el fenotipo de las células neoplásicas, imprescindible para establecer el tipo e histogénesis del tumor, de gran utilidad, por ejemplo, en casos de neoplasias de origen desconocido), de citometría de flujo (generalmente de gran valor en neoplasias no sólidas, hematológicas) y en las técnicas biomoleculares de amplio espectro: desde en la hibridación in situ demostrada de manera permanente (cromogénica) o mediante microscopía fluorescente (referida con el acrónimo del inglés como FISH), hasta la secuenciación masiva de genes (en grandes «plataformas»), pasando por técnicas más individualizadas aplicadas a casos concretos, como la genotipificación del papilomavirus, mediante PCR en proliferaciones celulares.

La anatomía patológica (patología) en España

Existen importantes y abundantes observaciones y recopilaciones históricas de la aportación de insignes patólogos y científicos españoles que escapan ahora de nuestra consideración, que se centra en el nacimiento y desarrollo de la anatomía patológica en España, con la implantación generalizada y sistematizada como especialidad médica.

Pretendo hacer un breve ejercicio de correspondencia entre mis experiencias vitales como patólogo y la evolución decisiva de nuestra especialidad en España, así como su influencia en la práctica médica y su repercusión en la sociedad.

Etapas evolutivas (límites imprecisos)Primera etapa

Se corresponde con la implantación generalizada de servicios/unidades asistenciales independientes, dentro de la red nacional de hospitales, creada en los años finales de la década de 1960.

Métodos y técnicas anatomopatológicas

  • -

    Estudio anatomopatológico obligatorio y sistemático de todos los órganos y tejidos extirpados en los centros sanitarios.

  • -

    Búsqueda y reconocimiento de signos microscópicos diagnósticos.

  • -

    Métodos histoquímicos (enzimáticos o no).

  • -

    Microscopía electrónica (aplicada a la tipificación de glomerulonefritis, identificación de gránulos neuroendocrinos u otras estructuras, por ejemplo para la distinción entre neoplasias epiteliales y mesenquimales o subtipos de estas).

Investigación

  • -

    Sustentada generalmente en la experimentación animal (con técnicas de microcirugía, perfusión, inoculación de agentes químicos, etc.).

  • -

    Difícil acceso a los artículos científicos, generalmente a través de citaciones (en el Index Medicus) y de solicitud de separatas a los autores.

  • -

    Publicaciones generalmente en revistas nacionales (observaciones experimentales y casos aislados infrecuentes: «nuevas entidades diagnósticas»).

  • -

    Las tesis doctorales debían ser trabajos «inéditos».

Docencia

  • -

    Mejora sustancial en la ilustración y significado de las lesiones.

  • -

    Desarrollo sistematizado de la correlación anatomoclínica, en sesiones de patología quirúrgica y de demostración de los hallazgos de autopsias.

  • -

    Cambio sustancial en la formación de especialistas: de la forma de la pasiva escuela universitaria y titulación registral (sin acreditación rigurosa de conocimientos) a la activa y remunerada de MIR (internos-residentes), con responsabilidades específicas progresivas.

Impacto en la medicina y en la sociedad

  • -

    Conocimiento de los médicos de la contribución relevante de la anatomía patológica en la práctica asistencial hospitalaria.

  • -

    Desconocimiento de la especialidad por la sociedad (los ciudadanos preguntados sobre los patólogos solían contestar «pato… ¿qué?») y, sobre todo, de lo que era el contenido y objetivos de la especialidad anatomopatológica: por ejemplo, confusión en cuanto a la metodología y enfoque de las autopsias clínicas y forenses, sin reparar en que estas últimas se orientaban en determinar las causas de muerte y sus circunstancias, y no en la correlación anatomoclínica.

Segunda etapa

Se corresponde con la prácticamente generalización y sistematización de la correlación clinicopatológica, con eclosión masiva de la actividad anatomopatológica, habida en los años 1970-1980.

Métodos y técnicas anatomopatológicas

  • -

    Modernización metodológica y homologación científico-profesional con otros países (sobre todo en el campo de la patología diagnóstica).

  • -

    Progreso en la organización de los servicios asistenciales y establecimiento de algunas áreas de dedicación preferente (citología, neuropatología, etc.).

  • -

    Valoración de las imágenes de manera más precisa y objetiva (con la utilización de métodos morfométricos y de citometría analítica).

  • -

    Surge la inmunohistoquímica (en detrimento de la microscopia electrónica).

Investigación

  • -

    Hincapié en el método científico investigador.

  • -

    Ayudas aisladas, como premios o becas de entidades u organismos.

  • -

    Fomento de creación y ayudas a grupos de investigación.

  • -

    Tendencia al estudio de series de casos (a veces de diferentes centros).

  • -

    Aumento considerable de la producción de artículos científicos en inglés.

  • -

    La revista Patología va siendo más «estable», pujante y participativa, y asume los contenidos de la publicación oficial de la Sociedad Española de Citología.

Docencia

  • -

    La SEAP recomienda la citopatología y la patología molecular como asignaturas optativas en la licenciatura en medicina.

  • -

    Se editan 2 libros generales de texto (con la contribución de gran parte del profesorado universitario de toda España).

  • -

    Los cursos del doctorado son monográficos, independientes y abiertos.

  • -

    La enseñanza continuada (con cursos periódicos en Sevilla, Barcelona, San Sebastián, etc.) adquiere gran relevancia (con profusión de ponentes extranjeros).

Impacto en la medicina y en la sociedad

  • -

    Avance decisivo en la patología española gracias a la creación de clubs en la SEAP.

  • -

    Incremento notable de la influencia del patólogo en otras especialidades médicas.

Tercera etapa

Cambios metodológicos-conceptuales de gran impacto, principalmente al amparo de los avances en las técnicas biomoleculares, lo que conlleva un cambio en la esencia y concepto de la enfermedad, en todos los campos y áreas. Corresponde a los últimos 15 años (en torno al paso de siglo).

Métodos y técnicas anatomopatológicas

  • -

    Implantación y desarrollo masivo de métodos y técnicas biomoleculares en patología.

  • -

    Programas de control de calidad: metodológica y diagnóstica (internos y externos a los servicios/unidades asistenciales).

  • -

    Libro(s) blanco(s) sobre recursos, calidad e impacto de la anatomía patológica en España.

Investigación

  • -

    Programas de investigación, primordialmente traslacional, en grupos coordinados de diferentes centros, dedicados mayoritariamente a temas oncológicos (por ejemplo de supervivencia mediante registros hospitalarios de tumores): identificación del fenotipo cito-histológico de transformación neoplásica, caracterización génica y proteica de la agresividad patobiológica en diferentes tipos histológicos de tumores (establecimiento de índices de malignidad), valoración y categorización patobiológica de los factores pronósticos cronoindependientes en el tumor, estudios de supervivencia en pacientes con cáncer y evaluación de la eficacia terapéutica en las neoplasias.

Docencia

  • -

    Actividades de enseñanza continuada: diversificadas, de diferente índole/nivel/titulación, acreditadas, presenciales o no, etc.

Impacto en la medicina y en la sociedad (tomando como paradigma la patología oncológica)

  • -

    Gestión/administración directa de recursos propios o relacionados.

  • -

    Elaboración de cartera de servicios actualizada, interconexión funcional establecida para valorar y ejecutar las demandas clínicas, actividades conjuntas docentes e investigadoras…).

  • -

    Participación del oncopatólogo, de manera más o menos destacada, en todos los niveles del proceso oncológico: prevención y detección precoz, innovación e integración diagnóstica, evaluación pronóstica y terapéutica, investigación traslacional y capacidad de liderazgo en la formación multidisciplinar en oncología.

Epílogo

Es preciso señalar que todo lo anterior constituye una recopilación seguramente incompleta y desmedida, pero exclusivamente personal, basada en un análisis de los hechos acaecidos durante mi trayectoria profesional como patólogo en España.

Copyright © 2017. Sociedad Española de Anatomía Patológica