x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, SCOPUS y MEDLINE/PubMed

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.regg.2010.11.006

Electrocardiograma y función sistólica ventricular en pacientes ancianos con insuficiencia cardiaca atendidos en una unidad de geriatría

Electrocardiogram and ventricular function in elderly patients with heart failure seen in a geriatric unit

José Luis González-Guerrero a, , Teresa Alonso-Fernández a, Ana Belén López-Romero a, Antonio Rodríguez-Rosa a

a Servicio de Geriatría, Complejo Hospitalario de Cáceres, Cáceres, España

Artículo

Sr. Editor:

La insuficiencia cardiaca (IC) es un síndrome clínico que por sus datos epidemiológicos puede catalogarse como una patología de las personas ancianas1. La edad media de los pacientes con IC en los países desarrollados es de 75 años2. En la práctica clínica, es importante identificar a los pacientes con IC según tengan la función sistólica del ventrículo izquierdo conservada o disminuida, dado que esta clasificación tiene implicaciones pronósticas y terapéuticas3. Para su evaluación, la ecocardiografía es el método más eficaz2. Sin embargo, se ha objetivado que a los pacientes más ancianos con esta patología se les realiza una ecocardiografía en un escaso porcentaje (a menos de la mitad en mayores de 80 años), a diferencia de lo que se observa con los pacientes más jóvenes4. El objetivo de nuestro estudio es valorar si mediante el electrocardiograma (ECG) se pueden obtener datos que permitan diferenciar entre una función sistólica disminuida (FSD) y una conservada (FSC) en pacientes ancianos con IC.

A tal efecto, hemos estudiado a los pacientes mayores de 65 años incluidos en un programa de seguimiento post-alta de IC desarrollado en el ámbito de un servicio de geriatría. De forma cegada respecto a los datos clínicos y al resultado del ecocardiograma del paciente, 2 médicos del equipo informaron cada ECG y, en caso de duda o desacuerdo, era revisado por un cardiólogo. Se consideró: disfunción sistólica una fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) ≤ 45%4; alteraciones mayores en el ECG la existencia de fibrilación auricular, infarto de miocardio previo, hipertrofia de ventrículo izquierdo, bloqueo de rama o eje izquierdo5, y alteraciones menores la presencia de crecimiento auricular, bradicardia, taquicardia, ensanchamiento del QRS, pobre progresión de la onda R, eje derecho, isquemia miocárdica, bloqueo AV de primer grado o cambios inespecíficos del ST5. Se presenta el análisis estadístico inferencial realizado con los datos clínicos de los 100 primeros pacientes incluidos en el programa de IC, considerándose estadísticamente significativos valores de p<0,05.

La media de edad fue de 85 años (intervalo 68-98) y el 71% eran mujeres. Referían analfabetismo el 46%, estar casados el 32% y vivir solos el 20%. Presentaban una puntuación media±desviación estándar en el índice de Barthel de 77,8±22,3 y en el de comorbilidad de Charlson de 3±1,7, con evidencia de deterioro cognitivo en el 10,8% (aunque no se incluye en el programa de seguimiento a pacientes con GDS de Reisberg mayor de 5). Tenía antecedentes de hipertensión el 88% de la muestra, de IC el 63%, de diabetes el 39%, de enfermedad pulmonar obstructiva crónica el 28% y de infarto de miocardio el 26%. La etiología principal de la IC fue cardiopatía hipertensiva (39%), seguida de isquémica (32%) y valvular (17%), con una FEVI media de 58% (20%-85%). El 25% de los pacientes tenían FSD, de los cuales presentaban alteraciones mayores en el ECG un 92% y el 8% restante alteraciones menores; ninguno presentó un trazado normal. Del 75% de pacientes que tenían FSC, un 84% tenía ECG anormal, observándose alteraciones mayores en el 61,3% (Tabla 1). Existía una relación significativa entre FSD y ECG anormal, alteraciones mayores en ECG, eje izquierdo y bloqueo de rama izquierda (Tabla 2).

Tabla 1. Hallazgos electrocardiográficos según la función sistólica del ventrículo izquierdo

Resultados electrocardiográficos Función sistólica disminuida Función sistólica conservada Total
Anormal 23 46 69
Normal o alteraciones menores a 2 29 31
Total 25 75 100

Sensibilidad 23/25: 92%; especificidad 29/75: 38,7%; valor predictivo positivo 23/69: 33,3%; valor predictivo negativo 29/31: 93,5%.

a Normal o alteraciones menores (crecimiento auricular, bradicardia, taquicardia, ensanchamiento QRS, pobre progresión onda R, eje derecho, isquemia miocárdica, bloqueo auriculoventricular primer grado, cambios inespecíficos ST). ECG normal en función sistólica disminuida: 0 casos, y en conservada: 12 casos.

Tabla 2. Alteraciones electrocardiográficas según la función sistólica del ventrículo izquierdo

Resultados electrocardiográficos Función sistólica disminuida (n=25) Función sistólica conservada (n=75) p
Número (%)      
Alteraciones mayores 23 (92) 46 (61,3) 0,004
Ritmo sinusal 12 (48) 37 (49,3) 0,91
Fibrilación auricular 13 (52) 32 (42,7) 0,42
Onda Q anormal 5 (20) 10 (13,3) 0,42
Bloqueo de rama derecha 2 (8) 6 (8) 0,64
Bloqueo de rama izquierda 13 (52) 8 (10,7) < 0,001
Eje izquierdo 12 (48) 12 (16) 0,001

En nuestro estudio, la presencia de un ECG normal excluye prácticamente la posibilidad de IC con FSD, evidenciándose también que la existencia de alteraciones mayores en el ECG es más frecuente ante FSD, aunque dichas alteraciones no permiten diferenciarla de la FSC (el electrocardiograma no es sustituto de la ecocardiografía). Estos resultados coinciden con lo expresado en publicaciones anteriores5,6,7,8.

Por tanto, si en la evaluación inicial de un paciente con sospecha de IC obtenemos un ECG normal debemos replantearnos el diagnóstico de IC, sobre todo la debida a FSD. Si, por el contrario, el paciente presenta un ECG anormal no significa que presente una IC, pero sí apoya la indicación de realizar un ecocardiograma, independientemente de la edad, teniendo siempre en cuenta el estado funcional y cognitivo del paciente.

Autor para correspondencia. jlglezg@teleline.es

Bibliografía

1.Anguita Sánchez M, Crespo Leiro MG, De Teresa Galván E, Jiménez Navarro M, Alonso-Pulpón L, Muñiz García J, et al. Prevalencia de la insuficiencia cardiaca en la población general española mayor de 45 años. Estudio PRICE. Rev Esp Cardiol. 2008; 61:1041-9.
2.Dickstein K, Cohen-Solal A, Filippatos G, McMurray JJ, Ponikowski P, Poole-Wilson PA, et al. Guía de práctica clínica de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) para el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica (2008). Rev Esp Cardiol. 2008; 61:. 1329.e1-1329.e70
3.Ahmed A. Clinical manifestations, diagnostic assessment, and etiology of heart failure in older adults. Clin Geriatr Med. 2007; 23:11-30.
4.Komajda M, Hanon O, Hochadel M, Follath F, Swedberg K, Gitt A, et al. Management of octogenarians hospitalized for heart failure in Euro Heart Failure Survey I. Eur Heart J. 2007; 28:1310-8.
5.Davie AP, Francis CM, Love MP, Caruana L, Starkey IR, Shaw TRD, et al. Value of the electrocardiogram in identifying heart failure due to left ventricular systolic dysfunction. BMJ. 1996; 312:222.
6.Kelly J, Kelleher K. The electrocardiogram in heart failure. Age Ageing. 2000; 29:203-6.
7.Thomas JT, Kelly RF, Thomas SJ, Stamos TD, Albasha K, Parrillo JE, et al. Utility of history, phisycal examination, electrocardiogram, and chest radiograph for differentiating normal from decreased systolic function in patients with heart failure. Am J Med. 2002; 112:437-45.
8.Martínez Dolz L, Almenar Bonet L. Técnicas de imagen en la insuficiencia cardiaca. Rev Esp Cardiol. 2006; 6(Suppl):27F-45F.