x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en
Psiquiatr Biol 2017;24:18-23 - DOI: 10.1016/j.psiq.2016.11.003
Revisión
Papel de la oxitocina en la regulación de la agresión
Role of oxytocin in the regulation of aggression
Mercedes Martín-López, , Tania M. Valle, José Francisco Navarro
Departamento de Psicobiología, Facultad de Psicología, Universidad de Málaga, Málaga, España
Recibido 20 octubre 2016, Aceptado 31 octubre 2016
Resumen

La oxitocina (Oxt) es un neuropéptido especialmente relevante por su implicación en las conductas sociales y de afiliación, incluyendo la regulación de la conducta agresiva. En este artículo presentamos una revisión actualizada que examina la relación entre la Oxt y la agresión en modelos animales. La recopilación de artículos se realizó a través de una búsqueda combinada en las bases de datos Web of Knowledge, Scopus y Pubmed (1990-septiembre 2016). Los resultados de estos estudios incluyen evidencias que proceden de la administración de Oxt intranasal, intracerebral, intracerebroventricular, o sus antagonistas, de estudios de lesión, microdiálisis, así como de trabajos con animales modificados genéticamente. En conjunto, los resultados indican que tanto en roedores machos como en hembras la Oxt modula la agresión, aunque no siempre lo hace en el mismo sentido. Se concluye que en la agresión ofensiva la Oxt ejerce generalmente un papel inhibitorio sobre la agresión, mientras que en la agresión maternal se ha observado tanto un papel facilitador como inhibidor, dependiendo de diferentes factores. Se sugiere la necesidad de analizar las variables contextuales e individuales que podrían estar modulando la acción de la Oxt sobre la agresión.

Abstract

Oxytocin (Oxt) is a neuropeptide particularly relevant for its involvement in social and affiliation behaviours, including the regulation of aggressive behaviours. An updated review is presented, examining the relationships between oxytocin and aggression in animal models. The articles for review were gathered using a combined search on Web of Knowledge, Scopus, and PubMed databases (from 1990 to September 2016). The results of these studies include evidence derived from intranasal, intraventricular and intra-cerebro-ventricular Oxt administration, or from antagonist drugs, lesion studies, microdialysis, as well as works with genetically modified animals. Overall, the results indicate that Oxt modulates aggression both in male and female rodents, although it does not always act in the same direction. It is concluded that Oxt generally exerts an inhibitory role in offensive aggression, whereas in maternal aggression both a facilitating as well as an inhibitor role has been observed, depending on different factors. It is suggested that there is a need to analyse the contextual and individual variables that might be modulating the Oxt action in aggression.

Palabras clave
Conducta agresiva, Oxitocina, Agresión anormal, Modelos animales
Keywords
Aggressive behaviour, Oxytocin, Abnormal aggression, Animal models
Introducción

La agresión constituye uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta nuestra sociedad debido a su gran prevalencia, impacto negativo sobre la salud y altos costes sociales y económicos que supone. La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2002) define la agresión de la siguiente forma:

«Uso intencional de la fuerza física o el poder, tanto si es real como una amenaza, contra uno mismo, otro individuo o contra un grupo o comunidad, que resulta o tiene una alta probabilidad de acabar en lesiones, muerte, daño psicológico, alteraciones en el desarrollo o privación».

Cuando la conducta agresiva es extrema, desproporcionada, o fuera de contexto se denomina violencia en el caso de la investigación con humanos y agresión anormal, extrema, patológica o desviada en investigación animal1-4. Es en esta línea en la que más estudios se están realizando en los últimos años.

Nos encontramos por tanto ante un fenómeno biopsicosocial de alta incidencia, del que resulta crucial conocer sus bases neurobiológicas para poder comprender cómo se produce a nivel neuroquímico, qué circuitos cerebrales están implicados y qué alteraciones genéticas existen para poder investigar nuevas formas de identificarla, prevenirla o, en su defecto, tratarla de forma apropiada.

En este sentido, numerosos trabajos han examinado el rol que juega la oxitocina (Oxt) en diversas conductas prosociales tales como empatía, confianza, generosidad, altruismo, cooperación o afiliación sexual, recibiendo especial atención la cognición social y conducta maternal5,6, habiéndose sugerido un déficit en el funcionamiento del sistema oxitocinérgico en algunos trastornos neuropsiquiátricos que cursan con impulsividad y agresión excesiva7,8. De hecho, el único receptor de oxitocina (Oxtr) identificado hasta la fecha está presente en estructuras implicadas en la modulación de la agresión9-11 (tabla 1).

Tabla 1.

Características del neuropéptido oxitocina (Oxt)

Oxitocina  Neuropéptido de 9 aminoácidos 
Síntesis

Liberación 
Principalmente en:
Núcleo supraóptico (SON) y núcleo paraventricular (PVN) Neuronas magnocelulares (SON): neurohipófisis (efectos periféricos)
Neuronas parvocelulares (PVN): amígdala, hipotálamo, núcleo accumbens
También en:
Pequeños grupos neuronales a lo largo del telencéfalo basal, hipotálamo, tálamo y tronco del encéfalo 
Receptor  Solo un receptor metabotrópico (Oxtr)a
Distribución: núcleo olfatorio anterior, tubérculo olfatorio, septum lateral (LS), núcleo del lecho de la estría terminal (BNST), núcleo hipotalámico ventromedial, PVN, amígdala central (CeA), amígdala medial (MeA), núcleo acumbens y cuerpo estriado 
Función  Control de la eyección de leche de la glándula mamaria y de la contracción uterina durante el parto
También se la ha relacionado con conductas sociales y de afiliación 
a

La Oxt también se une al receptor de vasopresina y esta a su vez a los Oxtr.

El interés por la Oxt se ha incrementado recientemente debido a la posibilidad de administrarse por vía intranasal, lo que posibilita obtener resultados rápidos y específicos12,13 abriendo nuevas perspectivas terapéuticas para el tratamiento clínico de algunos trastornos clínicos, tales como el autismo14.

El objetivo principal de este trabajo es presentar las evidencias disponibles que relacionan la Oxt con la conducta agresiva. Para ello hemos realizado una amplia revisión de los estudios de investigación animal que, de forma directa y con instrumentos y modelos adecuados para su evaluación, examinan la relación Oxt-agresión.

Método

Para la realización del presente trabajo se revisaron los estudios publicados en el periodo comprendido entre 1990 y septiembre de 2016, en las bases de datos de Web of Knowledge, Scopus y Pubmed. Los términos empleados para la estrategia de búsqueda fueron: «oxytocin», «aggression», «aggressive behavior» y «agonistic behavior», que fueron aplicados al título, resumen y palabras clave. La búsqueda se completó con la revisión manual de las referencias de artículos, con objeto de identificar algún trabajo pertinente para esta revisión.

Como criterios de inclusión consideramos aquellos artículos empíricos publicados en inglés o castellano, en investigación animal con roedores que emplearan modelos animales específicos de agresión, en los que se administrara Oxt, se evaluase la asociación de agresión con el genotipo para la Oxt o se investigara la relación de la agresión con diversos parámetros psicobiológicos. Por el contrario, se excluyeron aquellos trabajos en los que no se usaban modelos animales específicos de agresión, o los que estudiaban la interacción de distintos compuestos con la Oxt puesto que queremos analizar la acción directa de este neuropéptido.

Resultados

Las investigaciones revisadas fueron clasificadas en 2 grandes grupos: los trabajos centrados en el estudio de la agresión en roedores machos (13) y en roedores hembras (14).

Estudios de agresión en animales machos

La investigación llevada a cabo en animales machos de laboratorio muestra claramente la existencia de una relación inversa entre la actividad del sistema oxitocinérgico y la agresión (tabla 2).

Tabla 2.

Estudios de agresión en animales machos (ordenados por tipo de procedimiento experimental)

Autores  Especie  Forma de agresión  Procedimiento  Resultados 
Calcagnoli et al., 201512  Ratas salvajes Groningen  Test R-I  Administración intranasal aguda y crónica (7 días) de Oxt  Reducción de la agresión tras la administración aguda y crónica
Aumento de conducta social 
Karpova et al., 201613  Ratones  Test R-I y agresión inducida por aislamiento  Administración intranasal aguda  La Oxt reduce la agresión 
Calcagnoli et al., 201315  Ratas salvajes Groninge  Test R-I  Administración i.c.v. de Oxt y pretratamiento Oxtr-A  La Oxt reduce la agresión
Dosis más altas son efectivas en ratas más agresivas
Pretratamiento con Oxtr-A tendencia a aumentar agresión en ratas menos agresivas 
Calcagnoli et al., 201416  Ratas salvajes Groningen  Test R-I  Administración i.c.v. crónica (7días) de Oxt y Oxtr-A  Tratamiento crónico de Oxt reduce la agresión y aumenta la exploración sobre todo en los animales más agresivos
El efecto permanece 7 días después del tratamiento crónico
Oxtr-A, aumenta conductas de amenaza 
Calcagnoli et al., 201517  Ratas salvajes Groningen  Test R-I  Microinyección de Oxt y/o Oxtr-A (L368.899) en CeA y DR  La Oxt en CeA reduce la agresión y aumenta la conducta exploratoria
El pretratamiento con Oxtr-A bloquea esos efectos, pero la administración exclusiva del Oxtr-A en CeA no tiene efecto 
Calcagnoli et al., 201420  Ratas salvajes Groningen  Test R-I y tests de agresión anormal  Determinación de la expresión de ARNm de Oxt en PVN y SON
Estudio de unión a Oxtr en CeA, LS y BNST 
Relación inversa entre la expresión de ARNm de Oxt en PVN y los niveles de agresión
Los animales con conductas agresivas anormales muestran niveles de transcripción de Oxt reducidos en PVN y aumento en la capacidad de unión Oxtr en CeA y BNST 
De Vries et al., 199722  Ratones  Test R-I
Agresión en el área neutral 
Comparación de agresión entre ratones normales y mutantes  Pocas diferencias en agresión entre ratones WT y Oxt+/−
Reducción de la agresión, especialmente en el área neutral de los ratones Oxt−/− 
Dhakar et al., 201223  Ratones  Test R-I  Comparación Oxtr+/+, Oxtr−/− y Oxtr FB/FB c-fos tras agresión  Oxtr−/− aumentan la agresión frente Oxtr+/+
Oxtr FB/FB igual agresión que Oxtr+/+
Aumento de c-fos en MeA en Oxtr−/− 
Sala et al., 201124  Ratones  Test en área neutral  Comparación Oxtr−/− con Oxtr+/+
Administración i.c.v. de Oxt y VPA 
Oxtr−/− aumentan la agresión
Administración i.c.v. de Oxt y VPA revierte efectos mediante receptor V1a 
Sala et al., 201325  Ratones  Test en área neutral  Comparación Oxtr−/−, Oxtr+/− y Oxtr+/+  Oxtr−/− son los animales más agresivos
Oxtr+/− y Oxtr+/+no hay diferencias entre ellos 
Winslow et al., 200026  Ratones  Test R-I y agresión inducida por aislamiento  Comparación Oxt+/− con Oxt−/−  Oxt−/− y Oxt+/− más agresión que WT
Oxt−/− más agresivos que Oxt+/− 
Hattori et al., 201527  Ratones  Test R-I  Compacion Oxtr−/−, Oxtr+/− y WT frente a intrusos de la misma o diferente cepa  Oxtr−/− atacan más a su propia cepa que WT y Oxtr+/−
Implicación de Oxtr en el reconocimiento social de la propia cepa 
Pagani et al., 201528  Ratones  Test R-I  Comparación ratones Oxtr−/− en neuronas 5-HT del rafe y ratones normales  Reducción de la agresión en ratones que no expresan el Oxtr−/− en neuronas 5-HT 

ARNm: ARN mensajero; BNST: núcleo del lecho de la estría terminal; CeA: amígdala central; DR: rafe dorsal; i.c.: intracerebral; i.c.v.: intracerebroventricular; LS: septum lateral; MeA: amígdala medial; Oxt: oxitocina; Oxtr: receptor de Oxt; Oxtr-A: antagonista del receptor de Oxt; Oxt+/−: heterocigótico para el gen de Oxt; Oxt−/−: homocigótico con anulación del gen de Oxt; Oxtr+/+: homocigóticos que expresan ambos alelos para el gen del Oxtr; Oxtr−/−: animales homocigóticos con anulación del gen Oxtr; Oxtr+/−: heterocigóticos para el gen Oxtr; OxtrFB/FB: anulación gen Oxtr en prosencéfalo; PVN: núcleo paraventricular; SON: núcleo supraóptico; Test R-I: test residente-intruso; V1a: receptor V1a vasopresina; VPA: vasopresina; WT: tipo salvaje.

En los estudios en los que se ha realizado tanto una administración i.c.v.15,16, intracerebral en la amígdala central (CeA)17, como intranasal aguda y/o crónica12,13, se ha observado una reducción en las conductas agresivas de estos animales, con un aumento de conductas prosociales.

La activación de la CeA está relacionada con la conducta agresiva18 y la acción de la Oxt en esta estructura produce efectos ansiolíticos19. Se ha propuesto que la capacidad de modular al mismo tiempo la conducta agresiva y las conductas prosociales en direcciones opuestas podría proceder de la capacidad de la Oxt para suprimir o aumentar la activación neuronal en respuesta a estímulos sociales (negativos o positivos)17.

Por otra parte, también existen evidencias de una relación entre el núcleo paraventricular del hipotálamo (PVN), la Oxt y la agresión en ratas machos, puesto que se ha observado una reducción de la transcripción de Oxt en el PVN, especialmente en los animales que muestran agresión excesiva/anormal, al ser comparados con los que exhiben agresión normal en niveles medio-alto o bajo20, lo que apoya la idea de que alteraciones en las propiedades funcionales y estructurales de los circuitos oxitocinérgicos cerebrales pueden dar lugar a diferencias en la agresividad21.

En relación con los estudios con animales modificados genéticamente, en todas las investigaciones revisadas, salvo en el trabajo de De Vries et al.22, se ha constatado que la anulación completa de la expresión del gen de Oxt (Oxt−/−) y la del gen del receptor de Oxt (Oxtr−/−) genera sistemáticamente animales más agresivos que aquellos que al menos expresan parcialmente el gen (Oxt+/−, Oxtr+/−) y que los animales salvajes (WT)23-26. Además, los animales OxtrFB/FB, cuya anulación del gen del receptor de Oxt en el prosencéfalo se produce entre los días 21-28 del nacimiento, exhiben niveles de agresión similares a los animales WT23, subrayando la importancia de la exposición embrionaria a la Oxt. Por otra parte, los animales Oxtr−/− no parecen discriminar de forma adecuada a los miembros de su propia cepa, a los que atacan mucho más que a los animales Oxtr+/− y a los WT, sugiriéndose que la Oxt podría ejercer su función contribuyendo al cuidado y a la defensa intragrupo, reduciendo la agresión hacia los miembros de la propia cepa27.

Recientemente, se han empleado animales Oxtr−/− cuya deleción se limita a las neuronas serotoninérgicas del rafe, mostrándose estos animales menos agresivos que los ratones WT28.

Estudios de agresión en animales hembras

La mayoría de las investigaciones que se han centrado en examinar la agresión en hembras han empleado el modelo de agresión maternal29; sin embargo, en los últimos años se están adaptando modelos tradicionales de agresión ofensiva empleados en machos, para poder evaluar la agresión en hembras sin los condicionantes de las características hormonales específicas del periodo de embarazo, parto y lactancia30. El uso de estos modelos puede permitir obtener resultados que sean más fácilmente extrapolables a la agresión observada en mujeres (tabla 3).

Tabla 3.

Estudios de agresión en animales hembras (ordenados por forma de agresión)

Autores  Especie  Forma de agresión  Procedimiento  Resultados 
Bosch et al., 200431  Ratas Wistar  Agresión maternal
(intrusa virgen) 
Microdiálisis, i.c. y radioinmunoensayo
Medida de la liberación de Oxt en PVN, mS y CeA, antes, durante y después del test (PPD3) 
Aumento de la liberación de Oxt solo en PVN, en residentes lactantes e intrusas vírgenes
Ningún cambio en CeA ni en mS 
Bosch et al., 200532  Ratas Wistar
HAB
LAB 
Agresión maternal
(intrusa virgen) 
Medida de niveles de Oxt y administración i.c. de Oxtr-A en ratas HAB y LAB (PPD 3)  Correlación directa entre agresión ofensiva y liberación de Oxt en PVN y CeA
HAB más agresiva que LAB y niveles más altos de Oxt
Oxtr-A reduce agresión en HAB 
Caughey et al., 201133  Ratas Sprague-Dawley  Agresión maternal
(intrusa virgen) 
Medida de la expresión de unión de Oxt a su receptor en BNST, PVN y LS  Agresión maternal y aumento de la expresión Oxtr en BNST y PVN el día anterior al parto
Aumento en LS la primera semana de lactancia 
Young et al., 199834  Ratón  Agresión maternal  Comparación entre ratones Oxt−/− y WT  Ratones Oxt−/− son menos agresivos 
Giovenardi et al., 199835  Ratas Wistar  Agresión maternal
(intruso macho) 
Reducción de Oxt por lesión PVN (ácido iboténico) o por inhibición de su síntesis  Aumento de la agresión maternal en PPD 5
No efecto sobre agresión en PPD 18 
Consiglio et al., 200536  Ratas Wistar  Agresión maternal
(intruso macho) 
Administración de Oxt en CeA y BNST
(PPD 5, 6 o 7) 
Administración de Oxt en CeA y BNST reduce la agresión maternal, pero no altera la conducta maternal de cuidado 
Lubin et al., 200337  Ratas Sprague-Dawley  Agresión maternal
(intruso macho) 
Administración de Oxtr-A en CeA
PPD 6 
Oxtr-A aumenta la agresión 
Sabihi et al., 201438  Ratas Sprague-Dawley  Agresión maternal
(intrusa hembra) 
Infusión de Oxtr-A en PL región de mPFC  El bloqueo del Oxtr en mPFC aumentó la agresión maternal y redujo la conducta maternal 
Nephew et al., 200939  Ratas Sprague-Dawley  Agresión maternal  Medida de la expresión de Oxt y Oxtr en LS, BNST, MeA, CeA, SON, MPOA, PAG y PVN
En ratas primerizas o multípara 
Las ratas multíparas eran más agresivas que las primíparas, y mostraban niveles más bajos de expresión de Oxt y Oxtr en el PVN (PPD 5). No hubo diferencias entre ellas en PPD 15 
De Jong et al., 201430  Ratas Wistar
(NAB, HAB, LAB) 
Agresión entre hembras vírgenes
(Test de intruso para hembras) 
Administración i.c.v. de Oxt y medida de la inmunorreactividad de Oxt en PVN y HAA  Administración de Oxt reduce la agresión. Hembras más agresivas muestran aumentos de la inmunorreactividad en HAA y reducción en PVN 
Harmon et al., 200240  Hamsters  Agresión entre hembras
(Test R-I, intrusa hembra no agresiva) 
Administración de Oxt, Oxtr-A en área preóptica medial del hipotálamo  Oxt reduce la duración de la agresión inmediata al test (no después de 30min). Oxtr-A aumenta la duración de la agresión. Efecto dosis-dependiente después de 30min 
Witt et al., 199042  Ratones de campo  Agresión entre hembras y machos  Hembras ovariectomizadas tratadas con benzoato de estradiol e infusiones de Oxt  Administración de Oxt+benzoato de estradiol reduce la agresión hacia los machos 
Razzoli et al., 200343  Gerbiles de Mongolia  Agresión entre hembras y machos  Hembras ovariectomizadas o intactas tratadas con Oxt y benzoato de estradiol  Oxt+benzoato de estradiol reduce la agresión 
Da Veiga et al., 201144  Ratas Wistar  Agresión maternal (intruso macho)
Instigación social 
Medida de los niveles plamáticos de Oxt
PPD 5 
Reducción de niveles plasmáticos de Oxt en ratas sometidas a test de agresión maternal 

BNST: núcleo del lecho de la estría terminal; CeA: amígdala central; i.c.v.: intracerebroventricular; HAA: área de ataque hipotalámica; HAB: crianza selectiva con alta ansiedad; i.c.: intracerebral; MeA: amígdala medial; mPFC: corteza prefrontal medial; MPOA: área preóptica medial; PAG: sustancia gris periacueductal; PL: prelímbica; PVN: núcleo paraventricular del hipotálamo; LS: septum lateral; LAB: crianza selectiva con baja ansiedad; mS: septum medio-lateral; NAB: crianza no selectiva para conducta de ansiedad; Oxt: oxitocina; Oxtr: receptor de oxitocina. PPD: día posparto; SON: núcleo supraóptico.

Los estudios que evalúan la agresión maternal y su relación con la Oxt muestran resultados controvertidos, puesto que se ha informado tanto de la existencia de una relación directa de los niveles de Oxt y la agresión, como de una relación inversa. La relación directa ha sido descrita tras registrar un aumento de la liberación de Oxt en el PVN31,32 y en la CeA32 de ratas lactantes tras la exposición al test de agresión maternal. Además, se introduce como variable el estudio de la ansiedad, observando que las ratas con altos niveles innatos de ansiedad (HAB) muestran niveles más altos de Oxt y son más agresivas que las ratas con bajos niveles de ansiedad (LAB). Para estos autores, las ratas HAB exhiben más agresión maternal y también mejores cuidados a las crías que las LAB, pero para poder realizar esta defensa de sus crías necesitan reducir su ansiedad, y es ahí donde entra en juego el incremento de Oxt en el PVN y en la CeA, puesto que la Oxt ejerce una acción ansiolítica que sería necesaria para la correcta defensa de las crías32. En el septum lateral (LS) también se han constatado incrementos de unión de Oxt a su receptor durante la primera semana de lactancia, en la que se evaluó la agresión maternal33. Por otra parte, estudios realizados con ratones hembras Oxt−/− evidenciaron que estas eran menos agresivas que las Oxt+/− y las WT34.

Entre los trabajos que describen un papel inhibitorio de la Oxt sobre la agresión maternal encontramos estudios en los que la lesión del PVN (con ácido iboténico) o la inhibición de la síntesis de Oxt incrementan la agresión35. Asimismo, las microinfusiones de Oxt en la CeA y en el núcleo del lecho de la estría terminal (BNST) reducen significativamente las conductas agresivas maternales hacia un intruso macho36, mientras que la administración de antagonistas de los receptores de Oxt (Oxtr-A) aumenta la agresión37. En este mismo sentido, Sabihi et al.38 observan un aumento de la agresión acompañada de una disminución de la conducta maternal tras la administración de un Oxtr-A en la región prelímbica. Probablemente se deba a que sean conductas de distinta naturaleza (el cuidado maternal se da entre madre-cría y la agresión maternal, contra algún intruso) e impliquen distintos circuitos neurales.

Por otra parte, se ha constatado que las ratas multíparas muestran más agresión y menores niveles de Oxt en el PVN que las primíparas, pero este efecto está claramente bajo influencia hormonal puesto que depende del día posparto en el que se realice la prueba39.

No obstante, no todas las investigaciones realizadas en hembras se han centrado en la agresión maternal. Recientemente, De Jong et al.30 utilizaron el modelo residente-intruso adaptado para hembras llamado female intruder test (FIT). En este modelo, la administración i.c.v. de Oxt a ratas vírgenes jóvenes y a ratas adultas con distinto nivel de ansiedad permitió observar que en las adolescentes los niveles de ansiedad correlacionaban positivamente con los de agresión, perdiéndose esas diferencias entre los grupos de ratas adultas. Además, se apreció que las ratas WT adolescentes más agresivas presentaban mayor actividad neuronal en el área de ataque hipotalámico (HAA) y menor en el PVN (en neuronas oxitocinérgicas). Igualmente, se ha descrito una acción inhibitoria de la Oxt, y proagresiva del Oxtr-A en hamsters40. Estos resultados indican un importante efecto inhibitorio de la Oxt en la agresión ofensiva en hembras y una eficacia de la Oxt en sujetos con altos niveles de ansiedad, habiéndose corroborado este hecho también en mujeres41. Este efecto no parece explicarse por la acción de la Oxt sobre neuronas serotoninérgicas del rafe, puesto que en animales Oxtr−/−, con mutación dirigida al gen del receptor de Oxt que se expresa solo en neuronas serotoninérgicas, no se observan diferencias conductuales respecto a las ratas WT28, en contraste con los resultados hallados en machos.

Otra evidencia de la acción inhibitoria sobre la agresión en hembras procede de estudios realizados con roedores monógamos, en los que la administración de Oxt también consigue reducir la agresión de las hembras ovariectomizadas y tratadas con benzoato de estradiol42,43.

Por último, la relación de la Oxt con la agresión en hembras se ha evaluado empleando una adaptación del modelo de instigación social, en el que se somete a las hembras a una situación de provocación-estrés previa a la prueba de agresión maternal44. Los resultados mostraron que los niveles plasmáticos de Oxt se reducían en los animales que pasaron por el test de defensa maternal frente a un macho extraño. En este estudio, la instigación previa no produjo incrementos en la agresión evaluada (a diferencia de lo observado en otros trabajos45), lo que según los autores podría deberse a la gran variabilidad observada entre los sujetos evaluados en el mismo grupo.

En tabla 4 se muestra un resumen de los principales hallazgos de esta revisión.

Tabla 4.

Resumen de los hallazgos más relevantes de la revisión

Esta revisión analiza 13 artículos en roedores machos y 14 en hembras, en los que se ha estudiado la relación entre Oxt y agresión de forma directa y con modelos específicos de agresión 
En la mayoría de los estudios de agresión ofensiva evaluada en roedores machos y hembras se observa una relación inversa entre la Oxt y la agresión. Pero los estudios en agresión maternal presentan resultados controvertidos 
La administración de Oxt, tanto i.c.v., i.c. como intranasal (aguda y crónica) en machos se acompaña de reducción de la agresión y de aumentos en conductas prosociales 
La exposición prenatal a Oxt parece esencial para un correcto desarrollo de circuitos oxitocinérgicos y de la agresión, puesto que los animales Oxt−/−y Oxtr−/− son más agresivos que los Oxt+/− y Oxtr+/− y que los WT; pero no hay diferencias entre los WT y los OxtrFB/FB 
Tanto en machos como en hembras se ha constatado que los animales más agresivos, o que muestran agresión patológica, presentan menor actividad oxitocinérgica en neuronas del PVN 

i.c.: intracerebral; i.c.v.: intracerebroventricular; Oxt: oxitocina; Oxtr: receptor de Oxt; Oxt+/−: heterocigótico para el gen de Oxt; Oxt−/−: homocigótico con anulación del gen de Oxt; Oxtr+/+: homocigóticos que expresan ambos alelos para el gen del Oxtr; Oxtr−/−: homocigóticos con anulación del gen Oxtr; Oxtr+/−: heterocigóticos para el gen Oxtr; OxtrFB/FB: deleción gen Oxtr en prosencéfalo en día 21 posnatal; PVN: núcleo paraventricular; WT: animales tipo salvaje.

Conclusiones

La mayoría de los trabajos revisados parecen mostrar que al estudiar la agresión ofensiva la relación observada entre la Oxt y la agresión coincide tanto en machos como en hembras, describiéndose un papel inhibitorio de la Oxt sobre la agresión. Resulta especialmente interesante el hecho de que los animales machos más agresivos y con formas patológicas de agresión muestren niveles más bajos de Oxt y que la acción antiagresiva de la Oxt sea más significativa en los animales más agresivos. Esta acción, unida al incremento de conductas prosociales de las que suele acompañarse la administración de Oxt, la convierte en un agente con potencial terapéutico para el tratamiento de la agresión en humanos.

Los estudios revisados sobre agresión maternal no muestran resultados concluyentes sobre la dirección de la relación entre la Oxt y la agresión. Hay que tener en cuenta que la agresión maternal forma parte de un complejo patrón de conducta maternal que implica la defensa de las crías y se encuentra bajo la influencia de cambios neuroendocrinos asociados al embarazo, parto y lactancia. Y es poco aún lo que conocemos sobre las posibles diferencias entre los circuitos neuronales de la agresión entre ratas vírgenes y lactantes. Además, la agresión maternal parece depender también de otros factores, entre los que se encuentran el nivel basal de ansiedad, el tipo de intruso al que es enfrentado, el día posnatal en el que se realiza la prueba, etc.

A pesar de las evidencias encontradas sobre la relación entre Oxt y agresión, se hacen necesarios más trabajos en los que se evalúen los aspectos contextuales que pudieran estar modulando la acción de la Oxt sobre la agresión, así como las variables individuales entre las que se encuentran los niveles endógenos de ansiedad y agresión que puedan ser determinantes para obtener un efecto antiagresivo y prosocial de la Oxt.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Bibliografía
1
V. De Castro,M. Martín-López,J.F. Navarro
Efectos de la administración de LY354740, un agonista selectivo del grupo II de receptores metabotrópicos de glutamato, sobre la conducta agresiva en ratones
Univ Psychol., 9 (2010), pp. 617-625
2
M. Martín-López,S. Infante,M. Cavas,J.F. Navarro
Estudio de la instigación social en un modelo de agresión inducida por aislamiento: efectos de la administración de JNJ16259685, un antagonista de receptores mGlu1
Univ Psychol., 13 (2014), pp. 1027-1036
3
K.A. Miczek,S.F. de Boer,J. Haller
Excessive aggression as model of violence: A critical evaluation of current preclinical methods
Psychopharmacology., 226 (2013), pp. 445-458 http://dx.doi.org/10.1007/s00213-013-3008-x
4
J.F. Navarro,C. Pedraza
An ethopharmacological assessment of the effects of gammahydroxybutyrate (GHB) on agonistic interactions in male mice
Med Sci Res., 24 (1996), pp. 817-819
5
A.M. Kelly,J.L. Goodson
Social functions of individual vasopressin-oxytocin cell groups in vertebrates: What do we really know?
Front Neuroendocrinol., 35 (2014), pp. 512-529 http://dx.doi.org/10.1016/j.yfrne.2014.04.005
6
E. Demirci,S. Ozmen,E. Kilic,D.B. Oztop
The relationship between aggression, empathy skills and serum oxytocin levels in male children and adolescents with attention deficit and hyperactivity disorder
Behav Pharmacol., 27 (2016), pp. 681-688 http://dx.doi.org/10.1097/FBP.0000000000000234
7
J. Jokinen,A. Chatzittofis,C. Hellström,P. Nordström,K. Uvnäs-Moberg,M. Asberg
Low CSF oxytocin reflects high intent in suicide attempters
Psychoneuroendocrinology., 37 (2012), pp. 482-490 http://dx.doi.org/10.1016/j.psyneuen.2011.07.016
8
H.J. Lee,A.H. Macbeth,J.H. Pagani,W.S. Young
Oxytocin: The great facilitator of life
Prog Neurobiol., 88 (2009), pp. 127-151 http://dx.doi.org/10.1016/j.pneurobio.2009.04.001
9
M.B. Dhakar,E.L. Stevenson,H.K. Caldwell
Oxytocin, vasopressin, and their interplay with gonadal steroids
Oxytocin, vasopressin and related peptides in the regulation of behavior, pp. 3-26
10
S.F. De Boer,B. Olivier,J. Veening,J.M. Koolhaas
The neurobiology of offensive aggression: Revealing a modular view
Physiol Behav., 146 (2015), pp. 111-127 http://dx.doi.org/10.1016/j.physbeh.2015.04.040
11
L.J. Siever
Neurobiology of aggression and violence
Am J Psychiatry., 165 (2008), pp. 429-442 http://dx.doi.org/10.1176/appi.ajp.2008.07111774
12
F. Calcagnoli,J.C. Kreutzmann,S.F. de Boer,M. Althaus,J.M. Koolhaas
Acute and repeated intranasal oxytocin administration exerts anti-aggressive and pro-affiliative effects in male rats
Psychoneuroendocrinology., 51 (2015), pp. 112-121 http://dx.doi.org/10.1016/j.psyneuen.2014.09.019
13
I.V. Karpova,V.V. Mikheev,V.V. Marysheva,E.R. Bychkov,S.N. Proshin
Oxytocin-induced changes in monoamine level in symmetric brain structures of isolated aggressive C57Bl/6 mice
Bull Exp Biol Med., 160 (2016), pp. 605-609 http://dx.doi.org/10.1007/s10517-016-3228-2
14
J.G. Veening,B. Olivier
Intranasal administration of oxytocin: Behavioral and clinical effects, a review
Neurosci Biobehav Rev., 37 (2013), pp. 1445-1465 http://dx.doi.org/10.1016/j.neubiorev.2013.04.012
15
F. Calcagnoli,S.F. de Boer,M. Althaus,J.A. de Boer,J.M. Koolhaas
Antiaggressive activity of central oxytocin in male rats
Psychopharmacology., 229 (2013), pp. 639-651 http://dx.doi.org/10.1007/s00213-013-3124-7
16
F. Calcagnoli,N. Meyer,S.F. de Boer,M. Althaus,J.M. Koolhaas
Chronic enhancement of brain oxytocin levels causes enduring anti-aggressive and pro-social explorative behavioral effects in male rats
Horm Behav., 65 (2014), pp. 427-433 http://dx.doi.org/10.1016/j.yhbeh.2014.03.008
17
F. Calcagnoli,C. Stubbendorff,N. Meyer,S.F. de Boer,M. Althaus,J.M. Koolhaas
Oxytocin microinjected into the central amygdaloid nuclei exerts anti-aggressive effects in male rats
Neuropharmacology., 90 (2015), pp. 74-81 http://dx.doi.org/10.1016/j.neuropharm.2014.11.012
18
J. Haller,M. Tóth,J. Halasz,S.F. de Boer
Patterns of violent aggression-induced brain c-fos expression in male mice selected for aggressiveness
Physiol Behav., 88 (2006), pp. 173-182 http://dx.doi.org/10.1016/j.physbeh.2006.03.030
19
H.S. Knobloch,V. Grinevich
Evolution of oxytocin pathways in the brain of vertebrates
Front Behav Neurosci., 14 (2014), pp. 8-31
20
F. Calcagnoli,S.F. de Boer,D.I. Beiderbeck,M. Althaus,J.M. Koolhaas,I.D. Neumann
Local oxytocin expression and oxytocin receptor binding in the male rat brain is associated with aggressiveness
Behav Brain Res., 261 (2014), pp. 315-322 http://dx.doi.org/10.1016/j.bbr.2013.12.050
21
S.F. De Boer,B. Buwalda,J.M. Koolhaas
Untangling the neurobiology of coping styles in rodents: Towards neural mechanisms underlying individual differences in disease susceptibility
Neurosci Biobehav Rev, (2016),
En prensa. doi:10.1016/j.neubiorev.2016.07.008
22
A.C. De Vries,W.S. Young 3rd,R.J. Nelson
Reduced aggressive behaviour in mice with targeted disruption of the oxytocin gene
J Neuroendocrinol., 9 (1997), pp. 363-368
23
M.B. Dhakar,M.E. Rich,E.L. Reno,H.J. Lee,H.K. Caldwell
Heightened aggressive behavior in mice with lifelong versus postweaning knock-out of the oxytocin receptor
24
M. Sala,D. Braida,D. Lentini,M. Busnelli,E. Bulgheroni,V. Capurro
Pharmacologic rescue of impaired cognitive flexibility, social deficits, increased aggression, and seizure susceptibility in oxytocin receptor null mice: A neurobehavioral model of autism
Biol Psychiatry., 69 (2011), pp. 875-882 http://dx.doi.org/10.1016/j.biopsych.2010.12.022
25
M. Sala,D. Braida,A. Donzelli,R. Martucci,M. Busnelli,E. Bulgheroni
Mice heterozygous for the oxytocin receptor gene (Oxtr+/-) show impaired social behaviour but not increased aggression or cognitive inflexibility: Evidence of a selective haploinsufficiency gene effect
J Neuroendocrinol., 25 (2013), pp. 107-118 http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2826.2012.02385.x
26
J.T. Winslow,E.F. Hearn,J. Ferguson,L.J. Young,M.M. Matzuk,T.R. Insel
Infant vocalization, adult aggression, and fear behavior of an oxytocin null mutant mouse
Horm Behav., 37 (2000), pp. 145-155 http://dx.doi.org/10.1006/hbeh.1999.1566
27
T. Hattori,K. Kanno,M. Nagasawa,K. Nishimori,K. Mogi,T. Kikusui
Impairment of interstrain social recognition during territorial aggressive behavior in oxytocin receptor-null mice
Neurosci Res., 90 (2015), pp. 90-94 http://dx.doi.org/10.1016/j.neures.2014.05.003
28
J.H. Pagani,S.K. Williams Avram,Z. Cui,J. Song,E. Mezey,J.M. Senerth
Raphe serotonin neuron-specific oxytocin receptor knock-out reduces aggression without affecting anxiety-like behavior in male mice only
Genes Brain Behav., 14 (2015), pp. 167-176 http://dx.doi.org/10.1111/gbb.12202
29
O.J. Bosch
Maternal aggression in rodents: Brain oxytocin and vasopressin mediate pup defence
Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci., 368 (2013), pp. 20130085 http://dx.doi.org/10.1098/rstb.2013.0085
30
T.R. De Jong,D.I. Beiderbeck,I.D. Neumann
Measuring virgin female aggression in the Female Intruder Test (FIT): Effects of oxytocin, estrous cycle, and anxiety
PLoS One., 9 (2014), pp. e19170
31
O.J. Bosch,S.A. Krömer,P.J. Brunton,I.D. Neumann
Release of oxytocin in the hypothalamic paraventricular nucleus, but not central amygdala or lateral septum in lactating residents and virgin intruders during maternal defence
32
O.J. Bosch,S.L. Meddle,D.I. Beiderbeck,A.J. Douglas,I.D. Neumann
Brain oxytocin correlates with maternal aggression: Link to anxiety
J Neurosci., 25 (2005), pp. 6807-6815 http://dx.doi.org/10.1523/JNEUROSCI.1342-05.2005
33
S.D. Caughey,S.M. Klampfl,V.R. Bishop,J. Pfoertshc,I.D. Neumann,O.J. Bosch
Changes in the intensity of maternal aggression and central oxytocin and vasopressin V1a receptors across the peripartum period in the rat
J Neuroendocrinol., 23 (2011), pp. 1113-1124 http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2826.2011.02224.x
34
W.S. Young 3rd,E. Shepard,A.C. DeVries,A. Zimmer,M.E. LaMarca,E.I. Ginns
Targeted reduction of oxytocin expression provides insights into its physiological roles
Adv Exp Med Biol., 449 (1998), pp. 231-240
35
M. Giovenardi,M.J. Padoin,L.P. Cadore,A.B. Lucion
Hypothalamic paraventricular nucleus modulates maternal aggression in rats: effects of ibotenic acid lesion and oxytocin antisense
Physiol Behav., 63 (1998), pp. 351-359
36
A.R. Consiglio,A. Borsoi,G.A. Pereira,A.B. Lucion
Effects of oxytocin microinjected into the central amygdaloid nucleus and bed nucleus of stria terminalis on maternal aggressive behavior in rats
Physiol Behav., 85 (2005), pp. 354-362 http://dx.doi.org/10.1016/j.physbeh.2005.05.002
37
D.A. Lubin,J.C. Elliott,M.C. Black,J.M. Johns
An oxytocin antagonist infused into the central nucleus of the amygdala increases maternal aggressive behavior
Behav Neurosci., 117 (2003), pp. 195-201
38
S. Sabihi,S.M. Dong,N.E. Durosko,B. Leuner
Oxytocin in the medial prefrontal cortex regulates maternal care, maternal aggression and anxiety during the postpartum period
Front Behav Neurosci., 8 (2014), pp. 258 http://dx.doi.org/10.3389/fnbeh.2014.00258
39
B.C. Nephew,R.S. Bridges,D.F. Lovelock,E.M. Byrnes
Enhanced maternal aggression and associated changes in neuropeptide gene expression in multiparous rats
Behav Neurosci., 123 (2009), pp. 949-957 http://dx.doi.org/10.1037/a0016734
40
A.C. Harmon,K.L. Huhman,T.O. Moore,H.E. Albers
Oxytocin inhibits aggression in female Syrian hamsters
J Neuroendocrinol., 14 (2002), pp. 963-969
41
A. Campbell,M. Hausmann
Effects of oxytocin on women's aggression depend on state anxiety
Aggress Behav., 39 (2013), pp. 316-322 http://dx.doi.org/10.1002/ab.21478
42
D.M. Witt,C.S. Carter,D.M. Walton
Central and peripheral effects of oxytocin administration in prairie voles (Microtus ochrogaster)
Pharmacol Biochem Behav., 37 (1990), pp. 63-69
43
M. Razzoli,B.S. Cushing,C.S. Carter,P. Valsecchi
Hormonal regulation of agonistic and affiliative behavior in female Mongolian gerbils (Meriones unguiculatus)
Horm Behav., 43 (2003), pp. 549-553
44
C.P.D. Da Veiga,B.C.C. Aranda,D. Stein,C.R. Franci,K.A. Miczek,A.B. Lucion
Effect of social instigation and aggressive behavior on hormone levels of lactating dams and adult male Wistar rats
Psychol Neurosci., 4 (2011), pp. 103-113
45
C.P. Da Veiga,E. Winkelmann-Duarte,E. Pavesi,S.M. Louzada,K.A. Miczek,A.B. Lucion
Fos expression in the prefrontal cortex and mesencephalic dorsal raphe nucleus in lactating rats after social instigation
Psychol Neurosci., 6 (2013), pp. 115-121
Autor para correspondencia.
Copyright © 2016. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Psiquiatría y Sociedad Española de Psiquiatría Biológica