x

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

2,103
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

MEDLINE, EMBASE, Web of Science, Science Citation Index Expanded, Alerting Services and Neuroscience, Neuroscience Citation Index, ScienceDirect, SCOPUS, IBECS y MEDES

Métricas

  • Factor de Impacto: 2,103 (2016)
  • CiteScore 2017: 0,98
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,534
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,625

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2017

Neurologia 2017;32:623-6 - DOI: 10.1016/j.nrl.2015.11.006
Carta al Editor
Fístulas arteriovenosas durales recurrentes en paciente con enfermedad de Behçet
Recurrent dural arteriovenous fistulas in a patient with Behçet's disease
N. Falgàsa, S. Borregoa, L. Llulla,, , G. Espinosab, A. López-Ruedac, J. Blascoc, A. Cerverad
a Servicio de Neurología, Hospital Clínic, Barcelona, España
b Servicio de Enfermedades Autoinmunes, Hospital Clínic, Barcelona, España
c Servicio de Radiología, Hospital Clínic, Barcelona, España
d Neurology Service, Southmead Hospital, North Bristol NHS Trust, Bristol, Reino Unido
Sr. Editor:

La enfermedad de Behçet (EB) es una enfermedad multisistémica inflamatoria recurrente de etiología desconocida con mayor prevalencia en países asiáticos. Esta entidad se ha relacionado con determinados antígenos de histocompatibilidad (HLA) como el B5, B27, B56 y A26, mientras que HLA-B*49 y HLA-B*03 son considerados alelos de protección1. Actualmente, se discute su base autoinmune, pues a pesar de la asociación con algunos autoanticuerpos, su papel patogénico es controvertido y algunos autores optan por considerarla una enfermedad de tipo autoinflamatoria2. Otra característica de la EB es su particular distribución geográfica a lo largo de la antigua ruta de la seda, desde el Mediterráneo hasta el este asiático y el hecho de que la prevalencia de las diferentes manifestaciones clínicas varía según el origen étnico de los pacientes3. Las manifestaciones neurológicas de la EB o neuro-Behçet (NB) ocurren solo en el 5-10% de los pacientes4,5. La distribución de la afectación puede ser parenquimatosa, que constituye el 80% de los casos, y no parenquimatosa6. Esta última implica estructuras vasculares y la trombosis venosa cerebral (TVC) es la complicación más habitual. Las fístulas arteriovenosas (FAV) son poco frecuentes y se han descrito previamente en la retina7. Describimos el caso de un paciente de 37 años con FAV durales (FAVD) secundarias a TVC como primera manifestación neurológica de EB.

Caso clínico

Se trata de un varón de 37 años que acudió al hospital por un cuadro de cefalea de inicio subagudo, hipoestesia transitoria del brazo izquierdo y pérdida súbita de consciencia. La tomografía computarizada cerebral (TC) mostró una hemorragia subaracnoidea focal frontal derecha (fig. 1) pero la angio-TC y el estudio arteriográfico no mostraron alteraciones. Seis meses después, el paciente presentó un episodio de cefalea y mareo, por lo que consultó de nuevo a nuestro centro. Se realizó otra angio-TC que demostró la presencia de estructuras vasculares anómalas en la fosa posterior y una irregularidad en el seno sigmoideo acompañado de ingurgitación de las ramas de la arteria carótida externa (fig. 1). La nueva arteriografía cerebral reveló la presencia de 2 FAVD: una en la fosa posterior con aferencias de las arterias carótidas interna y externa con drenaje venoso a través de los senos sigmoideo y transverso, y venas corticales (tipo a + b de la clasificación de Cognard II)8, y la segunda incluía el seno sagital superior, con aferencia de la arteria meníngea izquierda y reflujo venoso cortical (Cognard III) (fig. 2). La resonancia magnética cerebral (RM) con venografía mostró la presencia de trombosis del seno transverso izquierdo.

Figura 1.
(0.13MB).

La angio-CT mostró la arterialización del seno sigmoide izquierdo (A) e ingurgitación de las ramas de la arteria carótida externa del mismo lado (B).

Figura 2.
(0.12MB).

La arteriografía mostró una FAVD en la fosa posterior con aferentes arteriales de las arterias carótidas interna (a) y externa (b), y drenaje venoso a través de los senos transversos y sigmoides y venas corticales (Cognard II a + b).

El paciente presentaba historia previa de aftas orales y foliculitis cutánea. No refería historia de patología ocular, úlceras genitales y el test de patergia fue negativo, al igual que el estudio de trombofilia. El antígeno de histocompatibilidad HLA-B51 fue positivo. Se realizó el diagnóstico de EB sobre la base de los criterios del International Team for the Revision of the International Criteria for Behçet's Disease (ITR-ICBD)4.

La clasificación de Cognard distingue 5 tipos de FAVD en relación con el patrón de drenaje, lo que permite determinar el riesgo de complicaciones y la toma de decisiones terapéuticas. De acuerdo con la clasificación de Cognard, las FAVD tipo ii a + b y la tipo iii, como las que presentaba este paciente, presentan un elevado riesgo de sangrado8. Por este motivo se decidió ocluir las FAVD con Onyx®, un agente de embolización líquido, y se añadió inmunoterapia con colchicina, dosis bajas de prednisona y azatioprina. En un primer momento se decidió no iniciar tratamiento antitrombótico debido al elevado riesgo de complicaciones hemorrágicas cerebrales. Desde el punto de vista sistémico, en los meses siguientes el paciente solo presentó aftas orales de forma ocasional. Un año más tarde, aparecieron episodios repetidos de cefalea intensa y tinnitus en el oído derecho. Se realizó una nueva RM con venografía y una arteriografía que mostraron la presencia de otra gran FAVD con 2 componentes: una en la tórcula con drenaje venoso cortical asociado (Cognard II a + b) y otra afectando a los senos sigmoide y transverso derechos, con aferencia de ramas de la arteria carótida interna derecha (Cognard I), que fueron tratadas de nuevo de forma exitosa. Con la sospecha diagnóstica de que las FAVD recurrentes eran secundarias a una TVC crónica no recanalizada, se decidió iniciar tratamiento anticoagulante por vía oral con el objetivo de obtener una international normalized ratio entre 2-3 y se dobló la dosis de azatioprina.

Durante el seguimiento clínico bajo tratamiento anticoagulante (8 meses), el paciente no ha presentado trombosis venosa profunda ni otros fenómenos vasculares y se ha mantenido estable desde el punto de vista radiológico.

Discusión

La TVC es la complicación vascular más frecuente en la EB. Constituye un 18% de los casos de NB9 y se produce en aproximadamente el 8% de los pacientes con EB10. Algunos autores han descrito unas características específicas de la TVC en estos pacientes con una mayor frecuencia de un curso crónico o subagudo11, mayor afectación del seno sagital y transverso12,13 y un pronóstico más favorable11. Se desconoce la patogenia de la formación del trombo en la EB, de manera que los factores trombóticos clásicos no explican la elevada incidencia de trombosis en esta enfermedad14.

Desde el punto de vista de la coagulación, existen múltiples estudios que han intentado identificar trastornos específicos de algún proceso o reacción en la cascada de la coagulación como proteína C, proteína S, concentraciones elevadas de trombomodulina, alteraciones en la funcionalidad de la antitrombina y a diferentes niveles de la fibrinólisis plasmática, tanto en su activador (activador tisular del plasminógeno [t-PA]) como de su inhibidor (inhibidor tipo 1 del t-PA)14. Sin embargo, los resultados son contradictorios, probablemente por un sesgo de selección (pacientes en fase activa e inactiva de la enfermedad), diferencias metodológicas a la hora de realizar determinados ensayos de laboratorio o, de nuevo, por el diferente origen étnico de los pacientes, como ocurre en relación con el papel que el factor V Leiden o la mutación G20210A del gen de la protrombina pueden tener con las trombosis15. Otras formas menos frecuentes de afectación neurovascular en la EB son las disecciones arteriales, la trombosis arterial, la hemorragia intracraneal y los aneurismas cerebrales.

Las FAVD son un conjunto de condiciones heterogéneas que tienen en común la presencia de comunicaciones o shunts arteriovenosos de vasos durales. Estas conforman hasta el 10-15% de todas las malformaciones vasculares con shunts16. Las FAVD relacionadas con EB han sido descritas una sola vez en la literatura17. En este caso previo, la primera manifestación neurológica de la enfermedad fue un sangrado subaracnoideo focal probablemente en relación con una trombosis venosa cortical. El desarrollo de una FAVD en el paciente que presentamos ha sido interpretado como consecuencia de la alta resistencia del flujo sanguíneo en relación a una TVC crónica no recanalizada.

En cuanto al tratamiento de la trombosis en la EB, no se dispone de recomendaciones acerca de la anticoagulación a largo plazo18. Por una parte, debe considerarse la coexistencia potencial de aneurismas arteriales y el riesgo de complicaciones hemorrágicas asociadas19. Por otro lado, la presencia de un proceso inflamatorio subyacente que adhiere el trombo a la pared vascular20 hace que muchos expertos consideren solo la terapia inmunosupresora pero no el tratamiento anticoagulante. Un estudio en 64 pacientes con EB y TVC, en el que se utilizó la anticoagulación en 62 (96%) de ellos, mostró que el uso de anticoagulantes es seguro y efectivo en estos pacientes y que la inmunosupresión no supuso ningún beneficio adicional13. Sin embargo, un reciente consenso internacional de expertos no ha sido capaz de llegar a una recomendación definitiva respecto a la anticoagulación/inmunosupresión a largo plazo en pacientes con TVC y EB6. En casos recurrentes o refractarios al tratamiento convencional, cabe tener presente el uso de las terapias biológicas, especialmente los agentes anti-TNF y alfa-interferón. A pesar de que se han demostrado muy eficaces en las manifestaciones oculares o mucocutáneas, su uso en pacientes con Behçet con afectación vascular es, por ahora, anecdótico y, por tanto, la decisión debe ser individualizada21.

El presente caso es el segundo de FAVD descrito en el contexto de EB, presuntamente asociada a la presencia de una TVC crónica. Esta complicación podría ser la única manifestación de una trombosis venosa cortical silente y requiere de cambios terapéuticos en caso de ser diagnosticada.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Bibliografía
1
M. Takeuchi,D.L. Kastner,E.F. Remmers
The immunogenetics of Behçet's disease: A comprehensive review
J Autoimmun., 64 (2015), pp. 137-148 http://dx.doi.org/10.1016/j.jaut.2015.08.013
2
H. Yazici,I. Fresko
Behçet's disease and other autoinflammatory conditions: What's in a name?
Clin Exp Rheumatol., 23 (2005), pp. S1-S2
3
F. Davatchi,F. Shahram,C. Chams-Davatchi
Behcet's disease: From east to west
Clin Rheumatol., 29 (2010), pp. 823-833 http://dx.doi.org/10.1007/s10067-010-1430-6
4
International Team for the Revision of the International Criteria for Behçet's Disease (ITR-ICBD)
The International Criteria for Behçet's Disease (ICBD): A collaborative study of 27 countries on the sensitivity and specificity of the new criteria
J Eur Acad Dermatol Venereol., 28 (2014), pp. 338-347 http://dx.doi.org/10.1111/jdv.12107
5
M. Rodríguez-Carballeira,M.A. Alba,R. Solans-Laqué,M.J. Castillo,R. Ríos-Fernández,J.R. Larrañaga,on behalf of the REGEB investigators
Registry of the Spanish network of Behçet's disease: A descriptive analysis of 496 patients
Clin Exp Rheumatol., 32 (2014), pp. S33-S39
6
S. Kalra,A. Silman,G. Akman-Demir,S. Bohlega,A. Borhani-Haghighi,C.S. Constantinescu
Diagnosis and management of Neuro-Behçet's disease: International consensus recommendations
J Neurol., 261 (2014), pp. 1662-1676 http://dx.doi.org/10.1007/s00415-013-7209-3
7
T. Tanaka,K. Muraoka,K. Tokui
Retinal arteriovenous shunt at the arteriovenous crossing
Ophthalmology., 105 (1998), pp. 1251-1258 http://dx.doi.org/10.1016/S0161-6420(98)97030-0
8
C. Cognard,Y.P. Gobin,L. Pierot,A.L. Bailly,E. Houdart,A. Casasco
Cerebral dural arteriovenous fistulas: Clinical and angiograhic correlation with a revised classification of venous drainage
9
A. Al-Araji,D.P. Kidd
Neuro-Behçet's disease: Epidemiology, clinical characteristics, and management
Lancet Neurol., 8 (2009), pp. 192-204 http://dx.doi.org/10.1016/S1474-4422(09)70015-8
10
Y. Koc,I. Güllü,G. Akpek,T. Akpolat,E. Kansu,S. Kiraz
Vascular involvement in Behçet's disease
J Rheumatol., 19 (1992), pp. 402-410
11
N. Yesilot,S. Bahar,S. Yilmazer,M. Mutlu,M. Kurtuncu,R. Tuncay
Cerebral venous thrombosis in Behçet's disease compared to those associated with other etiologies
J Neurol., 256 (2009), pp. 1134-1142 http://dx.doi.org/10.1007/s00415-009-5088-4
12
D. Saadoun,B. Wechsler,M. Resche-Rigon,S. Trad,D. Le Thi Huong,A. Sbai
Cerebral venous thrombosis in Behçet's disease
Arthritis Rheum., 61 (2009), pp. 518-526 http://dx.doi.org/10.1002/art.24393
13
D. Aguiar de Sousa,T. Mestre,Ferro JM:
Cerebral venous thrombosis in Behçet's disease: A systematic review
J Neurol, 258 (2011), pp. 719-727 http://dx.doi.org/10.1007/s00415-010-5885-9
14
G. Espinosa,J. Font,D. Tàssies,A. Vidaller,R. Deulofeu,A. López-Soto
Vascular involvement in Behçet's disease: Relation with thrombophilic factors, coagulation activation, and thrombomodulin
Am J Med., 112 (2002), pp. 37-43
15
A.-J. Chamorro,M. Marcos,I. Hernández-García,A. Calvo,J.-C. Mejia,R. Cervera
Association of allelic variants of factor v Leiden, prothrombin and methylenetetrahydrofolate reductase with thrombosis or ocular involvement in Behçet's disease: a systematic review and meta-analysis
Autoimmun Rev., 12 (2013), pp. 607-616 http://dx.doi.org/10.1016/j.autrev.2012.11.001
16
D. Gandhi,J. Chen,M. Pearl,J. Huang,J.J. Gemmete,S. Kathuria
Intracranial dural arteriovenous fistulas: Classification, imaging findings, and treatment
AJNR Am J Neuroradiol., 33 (2012), pp. 1007-1013 http://dx.doi.org/10.3174/ajnr.A2798
17
M. Imaizumi,T. Nukada,S. Yoneda,H. Abe
Behcet's disease with sinus thrombosis and arteriovenous malformation in brain
J Neurol., 222 (1980), pp. 215-218
18
G. Hatemi,A. Silman,D. Bang,B. Bodaghi,A.M. Chamberlain,A. GuI
Management of Behcet's disease: A systematic literature review for the EULAR evidence based recommendations for the management of Behcet's disease
Ann Rheum Dis., 67 (2008), pp. 1656-1662 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2007.080432
19
K.T. Calamia,M. Schirmer,M. Melikoglu
Major vessel involvement in Behçet's disease: An update
Curr Op Rheumatol., 23 (2011), pp. 24-31
20
E. Seyahi,S. Yurrdakul
Behçet's syndrome and thrombosis
Mediterr J Hematol Infect Dis., 3 (2011), pp. e2011026 http://dx.doi.org/10.4084/MJHID.2011.026
21
P.P. Sfikakis
Behçet's disease: A new target for anti-tumour necrosis factor treatment
Ann Rheum Dis., 61 (2002), pp. ii51-ii53
Autor para correspondencia. (L. Llull blllull@clinic.ub.es)
Copyright © 2015. Sociedad Española de Neurología