Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en éste medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Dermatitis flagelada por setas shiitake
Información de la revista
Vol. 44. Núm. 1.Enero - Febrero 2018
Páginas e68-e76Páginas 1-76
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
96
Vol. 44. Núm. 1.Enero - Febrero 2018
Páginas e68-e76Páginas 1-76
CARTA CLÍNICA
DOI: 10.1016/j.semerg.2017.08.001
Acceso a texto completo
Dermatitis flagelada por setas shiitake
Flagellate dermatitis due to shiitake mushrooms
Visitas
96
J.L. Agudo-Menaa,
Autor para correspondencia
agudo.mena@gmail.com

Autor para correspondencia.
, E.M. García-Atienzab, M.C. García del Pozo-Martín de Hijasa, G. Ochando-Ibernóna, E. Escario-Travesedoa
a Servicio de Dermatología, Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Albacete, España
b Gerencia de Atención Integrada, Centro de Salud Zona VIII, Albacete, España
Este artículo ha recibido
96
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto Completo

La dermatitis por setas del género shiitake (Lentinula edodes) es una toxicodermia relacionada con el consumo de setas shiitake crudas o poco cocinadas1–6. Se presenta en forma de lesiones eritematosas lineales, distribución generalizada y predominio en el tronco, todo ello asociado a un intenso prurito3,5. Se han descrito en la literatura otras reacciones adversas causadas por setas de este género, como dermatitis de contacto alérgica, urticaria de contacto, asma alérgica, fototoxicidad y casos de neumonitis crónica de hipersensibilidad inducida por esporas1.

Presentamos el caso de una mujer de 47 años, con antecedentes personales de hipertensión arterial en tratamiento con enalapril 5mg/24h, que acudió a Urgencias por una erupción cutánea pruriginosa y generalizada de 48h de evolución. Negaba contacto con plantas, introducción de nueva medicación o aplicación de nuevos productos tópicos y no presentaba fiebre, artralgias u otra clínica sistémica. Tras una exhaustiva anamnesis, finalmente reconoció haber ingerido setas poco cocinadas del género shiitake 48h antes del inicio del cuadro en su domicilio.

En la exploración física presentaba múltiples placas eritematosas de aspecto lineal, siguiendo trayectos paralelos y entrecruzados entre sí a modo de «latigazos», de predominio en tronco, cara anterior de miembros inferiores y raíz de miembros superiores (fig. 1 A-C). No presentaba afectación de mucosas y el dermografismo resultó negativo. Se realizó una analítica urgente con bioquímica, hemograma y coagulación, que no mostró hallazgos de interés.

Figura 1.
(0,4MB).

A-C: placas eritematosas de aspecto lineal simulando «latigazos» en el tronco y la cara anterior de los miembros inferiores.

Se inició tratamiento con levocetirizina 5mg/12h y corticoides tópicos de potencia intermedia (metilprednisolona aceponato crema 1mg/g), con mejoría progresiva de la clínica y resolución de las lesiones a las 2 semanas, sin hiperpigmentación asociada.

La dermatitis flagelada por setas shiitake, descrita en Japón en el año 1977 por Nakamura4, es una erupción cutánea intensamente pruriginosa y de patrón lineal ocasionada por el consumo de setas crudas o poco cocinadas1–3,5. Aunque constituyen la tercera especie de setas más consumidas en el mundo7 (principalmente en China y Japón), se trata de una dermatosis poco frecuente en nuestro medio, pero en auge en los últimos años por la creciente popularidad de la cocina asiática y la introducción de nuevos alimentos en nuestras vidas1,5.

Clínicamente se presenta en las primeras 48h tras la ingesta, en forma de prurito intenso y pápulas eritematosas, papulovesículas o placas de distribución lineal simulando «latigazos», con afectación universal del tronco1–3,5. El cuello y las extremidades suelen estar afectos y la mucosa oral puede desarrollar erosiones y pústulas de patrón no lineal, aunque normalmente no presenta lesiones5. La morfología lineal de esta entidad podría atribuirse al fenómeno de Koebner, aunque las lesiones no son reproductibles tras el rascado4,8.

La patogenia de esta entidad continúa siendo a día de hoy desconocida. El prick test y las pruebas epicutáneas son negativas en la mayoría de los pacientes, lo que hace improbable que se trate de reacciones tipo i o iv (mediadas por IgE o linfocitos T, respectivamente)2. Inicialmente se pensó en un fenómeno mediado por una toxina o por el incremento en la secreción de interleucina-1 inducida por el polisacárido termolábil lentinan de las setas shiitake. En Japón este polisacárido es muy utilizado por su efecto antihipertensivo, hipolipidemiante y por sus propiedades anticancerígenas1–3.

El diagnóstico de esta entidad es clínico, siendo de gran importancia el antecedente epidemiológico y la sospecha clínica1–6,8. Su escasa frecuencia podría indicar una susceptibilidad individual frente a un alérgeno termolábil a día de hoy desconocido. Los hallazgos histológicos son inespecíficos (espongiosis, infiltrado dérmico perivascular linfocitario, elongación de las crestas interpapilares, etc.) y, por tanto, no recomendados de manera rutinaria1–3.

Con respecto al diagnóstico diferencial, deberemos incluir otras erupciones cutáneas de aspecto flagelado, en ocasiones relacionadas con fármacos como la bleomicina y el trastuzumab, las fitofotodermatosis, el dermografismo, las dermatitis de contacto y la enfermedad de Still del adulto3.

El tratamiento de la dermatitis shiitake es sintomático, utilizándose habitualmente corticoides tópicos de potencia intermedia y antihistamínicos2,3,5,6. El pronóstico es bueno, con resolución espontánea de las lesiones en 1-3 semanas, aunque en algunas ocasiones puede llegar a prolongarse hasta los 2 meses1,3,5. Una buena manera de prevenir la aparición del cuadro clínico sería realizar una cocción adecuada de estas setas.

La dermatitis flagelada por setas shiitake constituye una entidad con una clínica característica, pero de patogénesis incierta. En general, parece tratarse de un cuadro autorresolutivo sin secuelas a largo plazo. La introducción de nuevos productos del mercado asiático, el auge de la cocina oriental y el continuo crecimiento del turismo probablemente den lugar a un incremento del número de casos de esta afección en el futuro.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Bibliografía
[1]
T. Díaz-Corpas,A. Mateu-Puchades,M.N. Coll-Puigserver,A. Marquina-Vila
Dermatitis flagelada tras la ingesta de setas del género Shiitake
Actas Dermosifiliogr., 102 (2011), pp. 830-832 http://dx.doi.org/10.1016/j.ad.2011.03.023
[2]
A. Lapresta,R. de Miguel,A.I. Sánchez-Moya,F. Robuschi,C. Cardona
Shiitake dermatitis in a Spanish patient
Dermatol Online J., 17 (2011), pp. 16
[3]
M.P. Stephany,S. Chung,M.Z. Handler,N.S. Handler,G.A. Handler,R.A. Schwartz
Shiitake mushroom dermatitis: A review
Am J Clin Dermatol., 7 (2016), pp. 485-489
[4]
T. Nakamura
Toxicoderma caused by shiitake (Lentinus edodes)
Jpn J Clin Dermatol., 31 (1977), pp. 65-68
[5]
A.S. Wang,K.L. Barr,J. Jagdeo
Shiitake mushroom-induced flagellate erythema: A striking case and review of the literature
Dermatol Online J., 19 (2013), pp. 5
[6]
C. Garrido Colmenero,P. Nogueras Morillas,G. Blasco Morente,S. Arias Santiago
Dermatitis flagelada por shiitake
Med Clin (Barc)., 144 (2015), pp. e7 http://dx.doi.org/10.1016/j.medcli.2014.08.001
[7]
Royse D. A global perspective on the high five: Agaricus, Pleurotus, Lentinula, Auricularia & Flammulina. Proceedings of the 8th International Conference on Mushroom Biology and Mushroom Products. New Delhi, India, 19-22 November 2014.
[8]
R. Ade,C. Sukut,H.J. Wiser,S. Shockman,L. Buescher
Shiitake dermatitis demonstrating Koebner phenomenon
Int J Dermatol., 54 (2015), pp. e179-e181 http://dx.doi.org/10.1111/ijd.12361
Copyright © 2017. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
es en
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos