x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

1,252
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Relación entre la persistencia del gen BCR/ABL y la recaída en pacientes adultos con leucemia linfoblástica aguda

Association between persistence of the BCR/ABL rearrangement and relapse in adult patients with acute lymphoblastic leukaemia

Eduardo Anguita a, Ana Villegas a, Fernando Ataulfo González a, Eloy del Potro a, Rafael Martínez a, Ana Álvarez a, Joaquín Díaz-Mediavilla a, María Teresa Ferroa b, Domingo Espinós a

a Servicio de Hematología. Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
b Servicio de Citogenética. Hospital Ramón y Cajal. Madrid

Resumen

Fundamento: El cromosoma Filadelfia (Ph') se origina por la t(9;22), que determina el reordenamiento BCR/ABL, y ambos se han asociado a un pronóstico desfavorable en los pacientes adultos diagnosticados de leucemia aguda linfoblástica (LAL).
Pacientes y métodos: Se ha estudiado prospectivamente el gen BCR/ABL (p210 y p190) en 17 pacientes adultos diagnosticados en nuestro centro de LAL, mediante la técnica de retrotranscripción-reacción en cadena de la polimerasa anidada (RT-PCR). Los casos BCR/ABL positivos se han monitorizado mediante RT-PCR y citogenética a lo largo del tratamiento (protocolo LAL-93 AR).
Resultados: El ARNm de BCR/ABL fue detectado en 8 de los 17 pacientes estudiados (47%). En 4 casos, se detectó el cromosoma Ph'. De los 8 casos BCR/ABL positivos, el seguimiento se pudo realizar en seis. La PCR se negativizó sólo en uno. Los 5 pacientes con BCR/ABL persistentemente positivo han recaído; en cambio, el caso en el que se ha negativizado se mantiene en remisión completa tras 24 meses de seguimiento. En 3 pacientes de los 4 Ph' positivos, se normalizó el cariotipo tras la inducción.
Conclusiones: Se ha demostrado una clara utilidad del estudio molecular al diagnóstico y en la evolución de la enfermedad frente a la citogenética convencional. Se ha constatado la importancia del estudio molecular para evaluar la eficacia del tratamiento empleado y se ha confirmado la mala evolución de los pacientes BCR/ABL positivos.

Abstract

Background: The Philadelphia chromosome (Ph') is originated by the t(9;22) which determines the rearrangement BCR/ABL. This rearrangement has been associated with an unfavourable prognosis in patients diagnosed with adult acute lymphoblastic leukaemia (ALL).
Patients and methods: The BCR/ABL gene (p210 and p190) was prospectively studied by nested RT-PCR in 17 adult patients diagnosed with ALL BCR/ABL-positive cases were monitored by RT-PCR and cytogenetic techniques over the treatment period (LAL-93 AR protocol).
Results: BCR/ABL mRNA was detected in 8 out the 17 patients studied (47%). The Ph' chromosome was detected in 4 cases. Follow-up was completed in 6 out of the 8 BCR/ABL positive cases. PCR only became negative in one patient. The 5 patients with persistently positive BCR/ABL relapsed, whereas the case which became negative was still in complete remission after 24 months follow-up. In 3 out of the 4 Ph' positive patients, the karyotype was normal after induction therapy.
Conclusions: This study clearly demonstrates the usefulness of molecular analysis in the diagnosis and follow-up of ALL compared with conventional cytogenetic techniques. The importance of molecular analysis to assess the efficacy of the treatment used has been emphasized and the poor evolution of BCR/ABL-positive patients has been confirmed.

Artículo

El cromosoma Filadelfia (Ph') se origina por la translocación t(9;22)(q34;q11) que determina la formación del gen híbrido BCR/ABL, que se detecta en aproximadamente un tercio de los casos de leucemia aguda linfoblástica (LAL) del adul- to 1-5. El punto de rotura del cromosoma 9 se produce 5' al exón 2 del gen ABL; en cambio, en el cromosoma 22 se puede producir en distintos puntos del gen BCR. En aproximadamente la mitad de los adultos con LAL Ph'-positiva, la rotura del gen BCR se produce en la región M-BCR ( major breakpoint cluster region o región mayor de agrupación de los puntos de corte). En este caso, pueden formarse dos tipos de uniones entre los genes BCR y ABL: el exón 2 de M-BCR unido al exón 2 de ABL (b2a2) o el exón 3 de M-BCR con el exón 2 de ABL (b3a2). Los dos ARNms quiméricos resultantes codifican una proteína de 210 kD (p210) 1,6,7. En la otra mitad de estos pacientes, la rotura de BCR es en el intrón 1 (e1a2). Esto da lugar a la producción de una proteína de 190 kD (p190) 1,8,9. La mayoría de los pacientes con puntos de corte en M-BCR coexpresan los ARNms de p210 y p190 8. La relación entre la presencia del reordenamiento BCR/ABL a lo largo del tratamiento y la evolución clínica de los pacientes con LAL BCR/ABL-positiva es discutida 10-14. En este estudio, se ha analizado dicha relación mediante la retrotranscripción-reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR) en 17 pacientes adultos diagnosticados de LAL.
Pacientes y métodos Pacientes

Se ha estudiado prospectivamente el reordenamiento BCR/ABL (p210 y p190) en 17 pacientes adultos diagnosticados en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid de LAL entre enero de 1996 y noviembre de 1997 con una edad media de 41 años (rango de 15-85): 14 LAL de línea B y 3 LAL-T, 15 casos de nuevo diagnóstico y dos en la primera recaída con cariotipo desconocido en el diagnóstico inicial. Los datos de estos pacientes aparecen en la tabla 1. Los 8 pacientes BCR/ABL positivos han sido tratados con el protocolo de tratamiento LAL-93 AR del grupo español PETHEMA (para LAL de alto riesgo)15. Tanto el análisis molecular como el tratamiento de los pacientes se realizaron en nuestra institución.

Dos de los pacientes BCR/ABL positivos fueron estudiados sólo en el momento del diagnóstico, por pérdida de seguimiento en un caso y por fallecimiento tras el tratamiento de inducción (por causas no relacionadas directamente con la leucemia) en el segundo. Los seis restantes alcanzaron la remisión completa citológica tras la quimioterapia de inducción. Un paciente fue excluido del protocolo por toxicidad después del primer ciclo de consolidación y se sometió tras este tratamiento a un trasplante autólogo de células progenitoras de sangre periférica (TASPE) sin purgado (paciente 6). Los otros cinco recibieron los tres ciclos de consolidación y a continuación uno recibió TASPE sin purgado (paciente 3), 2 pacientes trasplante de médula ósea (TMO) alogénico (casos 5 y 7), un paciente se trató con otros tres ciclos iguales a los de consolidación (paciente 8) y otro, que recayó tras la consolidación, recibió quimioterapia de rescate (paciente 4). Estos últimos 6 pacientes han sido monitorizados mediante RT-PCR a lo largo del tratamiento con el fin de evaluar cada una de sus fases: a) en todos los pacientes: tras el tratamiento de inducción y tras el de consolidación; b) en los pacientes 5 y 7: antes y después de TMO alogénico; c) en los pacientes 3 y 6: en las células mononucleares de la sangre periférica recogidas mediante leucoaféresis, movilizadas con factor estimulante de colonias granulocíticas (G-CSF), para realizar TASPE, así como antes y después de éste; d) paciente 7: tras ser tratada una recaída testicular con radioterapia local y quimioterapia sistémica, y e) el paciente 8: durante el mantenimiento (fig. 1).

Análisis citogenético Se realizó con células procedentes de la médula ósea (MO) empleando la técnica de bandeo con tripsina-Giemsa. RT-PCR Las células mononucleares de la MO se aislaron mediante centrifugación en gradiente de Ficoll. El ARN fue extraído usando el método descrito por Chomczynsky y Sacchi 16. Se sintetizó el ADNc usando en el estudio del diagnóstico 1 µg de ARN y durante el seguimiento 3 µg. El ARN fue diluido en un volumen de 20 µl con una mezcla de 2,5 U/µl de retrotranscriptasa MuLV, 1 U/µl de inhibidor de ARNasas (ARNsin), el cebador 5'-TGTGATTATAGCCTAAGACCCGGAG-3', tampón II de PCR 1x, dNTPs y MgCI 2 (RNA PCR Core kit, Perkin Elmer ®, Norwalk, CT, EE.UU.). Esta mezcla se incubó a 42 °C durante 20 min, 99 °C 5 min y 5 °C 5 min. Se llevó a cabo la técnica de RT-PCR anidada por comienzo caliente, o hot start nested RT-PCR, de BCR/ABL, de acuerdo con la técnica descrita previamente con detalle 17-19. La sensibilidad de la RT-PCR permitió detectar, al menos, una célula positiva para BCR/ABL de tipo p210 en 10 7 células negativas para el gen híbrido BCR/ABL 19. Se incluyeron controles negativos con agua (se añaden todos los reactivos de la RT-PCR menos el ARN) y positivos consistentes en ARNs procedentes de pacientes con conocida positividad para el gen BCR/ABL. Se utilizó el gen ABL no reordenado como control de amplificación. Todos los estudios se realizaron por duplicado.
Southern-blot El ADN se extrajo a partir de células mononucleares procedentes de la MO y se dirigió con las enzimas de restricción BamHI y BglII. Para estudiar los reordenamientos de 11q23, se hibridó el ADN con la sonda B859 marcada con 32P mediante el método de random primed o de marcaje aleatorio. La deleción del gen p16 (MTS1) se estudió en el mismo filtro de nailon hibridado previamente con la sonda B859, que se deshibridó y se volvió a hibridar con una sonda del exón 2 de p16, que también reconoce el gen p15 (MTS2) 20,21.
Resultados Frecuencia del reordenamiento BCR/ABL El ARNm quimérico de BCR/ABL fue detectado en 8 de los 17 pacientes adultos diagnosticados de LAL (47%). El inmunofenotipo fue de LAL de precursores B en 14 casos, 8 de ellos fueron BCR/ABL positivos, lo que supone una positividad del 57%. Los otros 3 pacientes fueron LAL-T y no presentaron el reordenamiento BCR/ ABL. Los dos únicos pacientes estudiados en recaída fueron BCR/ABL positivos. Cinco casos presentaron exclusivamente ARNm de BCR/ABL de tipo p190, 2 casos presentaron p210 con el tipo de unión b2a2 y coexpresaron ARNm de p190, y un paciente fue positivo para los tipos de fusión b3a2 y b2a2 (en este paciente el tipo b2a2 de ARNm siempre se detectó en forma más débil que el b3a2 y sólo se amplificó hasta la dilución de 1 en 10 4 en la MO de diagnóstico, mientras que b3a2 se detectó hasta en una dilución de 1 en 10 7).
Evolución clínica Cinco de los 6 pacientes BCR/ABL positivos que fueron seguidos molecularmente tras el tratamiento de inducción han fallecido. Uno de los pacientes sometidos a TMO alogénico (paciente 7) tuvo una recaída testicular que se trató con radioterapia local y quimioterapia sistémica, seguida de una recaída medular que se trató con infusión de linfocitos del donante, y falleció por enfermedad del injerto contra el huésped (EICH). Los demás fallecieron tras recaer. Sólo el paciente que recibió seis ciclos de consolidación (paciente 8) se mantiene en remisión completa tras 24 meses de seguimiento (fig. 1). Entre el grupo de pacientes BCR/ABL negativos (9 casos), los pacientes 13 y 14 fallecieron por causas no leucémicas tras el tratamiento de inducción (un mes) en remisión completa. Los casos 10, 12 y 17 están vivos en remisión completa tras 25, 21,5 y 4,5 meses del diagnóstico, respectivamente (en estos 3 pacientes se administró un tratamiento quimioterápico de menor agresividad que el empleado en los casos BCR/ABL positivos). Los pacientes 9, 11 y 16 (los tres con LAL-T) se trataron con el protocolo LAL-93 AR, al igual que los BCR/ABL positivos: el paciente 9 recibió TASPE, tras el cual recayó y falleció a los 9 meses del diagnóstico; el 11 (con deleción de p16/MTS1 y reordenamiento del gen MLL) también recibió TASPE, tras el cual recayó, 13 meses después del diagnóstico, y en la actualidad está vivo en remisión completa tras tratamiento de reinducción y mantenimiento (22 meses tras el diagnóstico), y el caso 16 está vivo en remisión completa tras 5,5 meses del diagnóstico. El paciente 15 (con deleción de p16/ MTS1 y p15/MTS2) falleció en recaída tras el tratamiento de inducción.
Análisis citogenético En el análisis citogenético al diagnóstico de los 8 pacientes BCR/ABL positivos, en 4 casos se detectó el cromosoma Ph' (en el paciente 7 se observó un doble cromosoma Ph'), en otros 3 casos fue imposible realizar el estudio citogenético al diagnóstico y en un paciente el cariotipo fue considerado normal. En 6 casos BCR/ABL positivos, se pudo realizar un seguimiento citogenético durante el cual se obtuvo información en 20 de 31 análisis. En 3 pacientes de los 4 Ph' positivos al diagnóstico, se normalizó el cariotipo tras la inducción, mientras que en el cuarto se mantuvo Ph' positivo. En 2 casos, el número de metafases fue insuficiente para realizar el estudio al diagnóstico. No obstante, en uno se detectó un mes después el cromosoma Ph' en 1 de 50 metafases estudiadas, mientras que en el otro paciente los 3 análisis citogenéticos posteriores fueron normales (fig. 1). De los 9 casos BCR/ABL negativos, el estudio no se pudo realizar en 6 pacientes (en cinco por ser el número de metafases insuficiente y en un caso no se pudo extraer la muestra), uno presentó hiperdiploidía y en dos el cariotipo fue normal (tabla 1). Seguimiento mediante RT-PCR Durante el seguimiento de 6 pacientes BCR/ABL positivos, se han efectuado 28 análisis de este gen híbrido por RT-PCR. En ningún paciente se negativizó tras la inducción, durante la consolidación (en los 4 pacientes en los que se estudió), ni tras los tres bloques de consolidación, en los 4 pacientes en los que se administraron aisladamente. En los 2 pacientes en los que se realizó TASPE, el reordenamiento BCR/ABL fue positivo en las muestras de las leucaféresis, así como tras el TASPE; ambos recayeron tras 1 y 2,5 meses, respectivamente, y finalmente fallecieron. En los 2 pacientes sometidos a TMO alogénico, el reordenamiento BCR/ABL se mantuvo positivo. Un paciente recayó 4,5 meses después del trasplante alogénico y falleció un mes más tarde, y el otro recayó a nivel testicular 7 meses después con posterior afectación de la MO. Sólo en un paciente se negativizó la PCR de BCR/ABL. En este enfermo, se dejó de detectar el ARNm del reordenamiento BCR/ABL tras recibir seis ciclos de quimioterapia y se ha mantenido negativo en los 4 estudios realizados durante el tratamiento de mantenimiento. Lleva 24 meses de seguimiento, y se halla en remisión hematológica y citogenética (fig. 1).
Discusión El presente estudio prospectivo confirma la importancia del análisis del reordenamiento BCR/ABL mediante la técnica de RT-PCR. Se han descrito casos BCR/ABL positivos en los que por insuficientes metafases no se ha detectado el cromosoma Ph' 3,22 y otros con estudios citogenéticos adecuados que han sido Ph' negativos 2,3. En este trabajo, en 3 de los 8 casos en los que se detectó dicho reordenamiento el número de metafases fue insuficiente o la muestra inadecuada para el análisis citogenético, y en uno de los pacientes BCR/ABL positivos el cariotipo fue aparentemente normal, probablemente por producirse el reordenamiento sólo a nivel molecular. En esta serie, aparece una elevada frecuencia de casos BCR/ABL positivos, el 47% del total, que se eleva al 57% si sólo se consideran los casos de LAL de precursores B (el reordenamiento BCR/ABL se ha detectado sólo en aislados casos en LAL-T 3,23). La inclusión en el estudio de 2 pacientes en la primera recaída (con cariotipo previamente desconocido) ha podido contribuir a elevar el porcentaje de casos positivos. Estos 2 pacientes resultaron ser BCR/ABL positivos. No obstante, el 50% de los casos de LAL precursores B de nuevo diagnóstico fue BCR/ABL positivo. Este porcentaje es algo superior a lo que se refiere en algunos estudios 3,5, aunque similar al de otros 2,4. Respecto al pronóstico de los casos BCR/ABL positivos, este grupo de pacientes tuvo muy mala evolución, a pesar de responder inicialmente a la quimioterapia. La comparación de la evolución de estos pacientes con los BCR/ABL negativos es compleja por incidir otros factores que pueden otorgar un pronóstico desfavorable, como la deleción del gen de p16 (MTS1) 21,24 o el reordenamiento del gen MLL 25, así como por existir pacientes que fallecieron por causas no directamente determinadas por la leucemia. No obstante, existe un grupo de pacientes BCR/ABL negativos y sin otros factores citados que evolucionan favorablemente aun con tratamientos poco agresivos. A su vez, se demuestra la escasa utilidad del seguimiento citogenético en los pacientes Ph' positivos, ya que en 3 pacientes que posteriormente recayeron y en los que la PCR se mantuvo positiva, aparecieron cariotipos normales durante el seguimiento. Todavía no se conoce con exactitud si la presencia del ARNm de BCR/ABL conlleva siempre la recaída hematológica, ya que, si bien han realizado estudios en los cuales todos los pacientes que mantuvieron la positividad molecular y en los que reapareció el ARNm de BCR/ABL recayeron 10-13, se han descrito pacientes con remisiones completas prolongadas persistentemente BCR/ABL positivos 14. En el presente estudio, el gen BCR/ABL se detectó persistentemente en 5 pacientes que recayeron en MO tras 10,5, 5, 7,5, 8 y 16 meses de obtenerse la remisión completa hematológica (el último paciente había recaído a nivel testicular previamente, 12,5 meses después de alcanzar la remisión completa hematológica (fig. 1). Cabe destacar la aparición de recaídas tempranas, tras 1 y 2,5 meses, en los 2 pacientes sometidos a TASPE sin purgado y en los que las células que se les infundieron fueron BCR/ABL positivas. Algunos autores han comunicado casos de pacientes en los que se ha conseguido PCR negativa y remisión completa prolongada tras TMO autólogo con purgado 11,12, por lo que ambas opciones, TMO autólogo con purgado y sin purgado, han de ser analizadas en un mayor número de casos. También destaca que el trasplante alogénico no lograra negativizar la PCR de los 2 pacientes en los que se realizó y que posteriormente recayeron. En este sentido, la positividad para el gen BCR/ABL se correlacionó con la evolución de los pacientes, ya que se mantuvo presente en 5 pacientes que posteriormente recayeron y fallecieron, y sólo se negativizó en un caso que se mantiene en remisión completa tras 24 meses de seguimiento. Destacamos que este último paciente se trató solamente con quimioterapia (sin trasplante). Ribeiro et al 26 observaron que niños y adolescentes con LAL Ph' positiva que presentan recuentos de leucocitos iniciales bajos (menor o igual a 25 * 10 9/l) tienen respuestas prolongadas a la quimioterapia, y en este sentido este último paciente, de 17 años de edad, presentó un recuento leucocitario bajo al diagnóstico. De los otros 5 pacientes BCR/ABL positivos que hemos monitorizado en el estudio, tres presentaron hiperleucocitosis (> 25 * 10 9/l), otro estaba en recaída y el quinto presentó doble cromosoma Ph' (tabla 1). El presente estudio demuestra la importancia de realizar una detección inicial del gen BCR/ABL en todos los pacientes diagnosticados de LAL, así como su seguimiento, por RT-PCR con la mayor sensibilidad posible (1 en 10 7 en nuestro caso). El aumento del número de casos estudiados y la homogeneización de las técnicas y de los tratamientos permitirán aclarar si existe siempre una correlación entre la persistencia de este gen híbrido y la evolución de los pacientes.

Bibliografía

1.Campana D, Pui CH. Detection of minimal residual disease in acute leukemia: methodologic advances and clinical significance. Blood 1995; 85: 1.416-1.434.
Medline
2.Preudhomme C, Fenaux P, Laï JL, Lepelley P, Sartiaux C, Collyn-d'Hooghe M et al. Philadelphia negative, BCR/ABL positive adult acute lymphoblastic leukemia (ALL) in 2 of 39 patients with combined cytogenetic and molecular analysis. Leukemia 1993; 7: 1.054-1.057.
Medline
3.Westbrook CA, Hooberman AL, Spino C, Dodge R, Larson RA, Davey F et al. Clinical significance of the BCR/ABL fusion gene in adult acute lymphoblastic leukemia: a Cancer and Leukemia Group B Study (8762). Blood 1992; 80: 2.983-2.990.
Medline
4.Maurer J, Janssen JW, Thiel E, Van Denderen J, Ludwig WD, Aydemir U et al. Detection of chimeric BCR-ABL genes in acute lymphoblastic leukaemia by the polymerase chain reaction. Lancet 1991; 337: 1.055-1.058.
Medline
5.Saglio G, Guerrasio A, Rosso C, Lo Coco F, Frontani M, Annino L et al. Detection of Ph1-positive acute lymphoblastic leukaemia by PCR. Lancet 1991; 338: 958.
Medline
6.González FA, Villegas A, Ferro MT, San Román C, Sáez I, López M et al. Utilidad del reordenamiento BCR/ABL en el diagnóstico y la evolución de la leucemia mieloide crónica. Med Clin (Barc) 1993; 101: 521-524.
7.Cervantes F. Leucemia mieloide crónica: una década de progresos. Med Clin (Barc) 1990; 94: 27-35.
8.Van Rhee F, Hochhaus A, Lin F, Melo JV, Goldman JM, Cross NC. p190 BCR/ABL mRNA is expressed at low levels in p210-positive chronic myeloid and acute lymphoblastic leukemias. Blood 1996; 87: 5.213-5.217.
Medline
9.Melo JV. Diversity of BCR-ABL fusion proteins and their relationship to leukemia phenotype. Blood 1996; 88: 2.375-2.384.
Medline
10.Mitterbauer G, Födinger M, Scherrer R, Knöbl P, Jäger U, Laczika K et al. PCR-monitoring of minimal residual leukaemia after conventional chemotherapy and bone marrow transplantation in BCR-ABL-positive acute lymphoblastic leukaemia. Br J Haematol 1995; 89: 937-941.
Medline
11.Preudhomme C, Henic N, Cazin B, Laï JL, Bertheas MF, Vanrumbeke M et al. Good correlation between RT-PCR analysis and relapse in Philadelphia (Ph1)-positive acute lymphoblastic leukemia (ALL). Leukemia 1997; 11: 294-298.
Medline
12.Miyamura K, Tanimoto M, Morishima Y, Horibe K, Yamamoto K, Akatsuka M et al. Detection of Philadelphia chromosome-positive acute lymphoblastic leukemia by polimerase chain reaction: possible erradication of minimal residual disease by marrow transplantation. Blood 1992; 79: 1.366-1.370.
Medline
13.Radich J, Gehly G, Lee A, Avery R, Bryant E, Edmands S et al. Detection of BCR-ABL transcripts in Philadelphia chromosome-positive acute lym-phoblastic leukemia after marrow transplantation. Blood 1997; 89: 2.602-2.609.
Medline
14.Annino L, Ferrari A, Meloni G, Arciese W, Buffolino S, Lamanda M et al. RT-PCR monitoring and treatment outcome in BCR/ABL-positive acute lymphoblastic leukemia: persistence of PCR positivity in some long-term survivors [resumen]. Blood 1997; 90 (Supl 1): 183.
15.Ribera JM, Ortega JJ, Oriol A, Fontanillas M, Parody R, Maldonado J et al. Leucemia aguda linfoblástica (LAL) de riesgo elevado. Resultados preliminares del protocolo PETHEMA LAL-93 [resumen]. Haematologica 1997; 82 (Supl 2): 118.
16.Chomczynski P, Sacchi N. Single-step method of RNA isolation by acid guanidinium thiocyanate-phenol-choroform extraction. Anal Biochem 1987; 162: 157-159.
17.Saglio G, Pane F, Gottardi E, Frigeri F, Buonaiuto MR, Guerrasio A et al. Consistent amounts of acute leukemia-associated P190BCR/ABL transcripts are expressed by chronic myelogenous leukemia patients at diagnosis. Blood 1996; 87: 1.075-1.080.
Medline
18.Anguita E, González FA, Contra T, Martín N, Valverde F, Villegas A. Utilidad de un screening molecular en las leucemias linfoblásticas pediátricas. Sangre 1998; 43: 7-11.
Medline
19.Anguita E, Villegas A, Díaz-Mediavilla J, González FA, Del Potro E, Alarcón C et al. Detection of BCR/ABL mRNA by nested hot start RT-PCR in a case of CML with long term (18 years) haematologic, cytogenetic and molecular (Southern blot) remission after two short courses of treatment with normal dose of busulfan. CML or sensitivity of detection. Haematologica 1998; 83: 744-747.
Medline
20.Anguita E, González FA, López J, Villegas A. TEL/AML1 transcript and p16 gene deletion in a patient with childhood acute lymphoblastic leukaemia. Br J Haematol 1997; 99: 240-241.
Medline
21.Fizzotti M, Cimino G, Pisegna S, Alimena G, Quartarone C, Mandelli F et al. Detection of homozygous deletions of the cyclin-dependent kinase 4 inhibitor (p 16) gene in acute lymphoblastic leukemia and association with adverse prognostic features. Blood 1995; 85: 2.685-2.690.
Medline
22.Kantarjian H, Talpaz M, Estey E, Ku S, Kurzrock R. What is contribution of molecular studies to the diagnosis of BCR-ABL-positive disease in adult acute leukemia? Am J Med 1994; 96: 133-138.
23.Simo~es BP, Scaffo MH, Falca~o RP. Lack of BCR/ABL rearrangement in acute and chronic T cell leukemias. Leukemia 1997; 11: 1.595-1.596.
Medline
24.Kees UR, Burton PR, Lü C, Baker DL. Homozygous deletion of the p16/MTS1 gene in pediatric acute lymphoblastic leukemia is associated with unfavorable clinical outcome. Blood 1997; 89: 4.161-4.166.
Medline
25.Behm FG, Raimondi SC, Frestedt JL, Liu Q, Crist WM, Downing JR et al. Rearrangement of the MLL gene confers a poor prognosis in childhood acute lymphoblastic leukemia, regardless of presenting age. Blood 1996; 87: 2.870-2.877.
Medline
26.Ribeiro RC, Broniscer A, Rivera GK, Hancock ML, Raimondi SC, Sandlund JT et al. Philadelphia chromosome-positive acute lymphoblastic leukemia in children: durable responses to chemotherapy associated with low initial white blood cell counts. Leukemia 1997; 11: 1.493-1.49
Medline