x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,125
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, ScienceDirect

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,125(2016)
  • 5-años Factor de Impacto: 1,292
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,221
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,385

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Med Clin 2006;127:118-9 - DOI: 10.1157/13090271
Recidiva de síndrome de Guillain-Barré postraquianestesia
Postrachianesthesia recurrence of Guillain-Barré syndrome
Iñaki Otermin Mayaa, Ángel Pereda Garcíaa, Marina López Aldazb, Jaime Gállego Cullerec
a Servicio de Medicina Interna. Clínica Ubarmin. Servicio Navarro de Salud. Elcano. Navarra.
b Servicio de Anestesia. Clínica Ubarmin. Servicio Navarro de Salud. Elcano. Navarra.
c Servicio de Neurología. Hospital de Navarra. Servicio Navarro de Salud. Pamplona. Navarra. España.

Sr. Editor: En los últimos años hemos asistido a un aumento de la realización de técnicas de raquianestesia en la cirugía. En el caso de la cirugía ortopédica esta técnica tiene múltiples ventajas para el paciente y el médico. La tasa de complicaciones en este tipo de actuaciones es muy baja, pero no por ello está exenta de problemas y en algunos casos puede no ser la mejor opción. Queremos presentar aquí uno de esos casos complicados.

Mujer de 68 años con antecedente, 10 años antes, de síndrome de Guillain-Barré, sin desencadenante conocido tras estudio, con recuperación completa, tratado con plasmaféresis. Presentaba además psoriasis e hipertensión arterial en tratamiento con losartán. Se le realizó cirugía protésica de rodilla con anestesia intradural con bupivacaína y morfina. A los 8 días de la intervención quirúrgica comenzó con un cuadro de parestesias con déficit motor, proximal de inicio, en las 4 extremidades, con arreflexia, taquicardia e hipertensión arterial.

La analítica básica fue normal, así como el estudio serológico frente a patógenos implicados en el síndrome de Guillain-Barré (Mycoplasma, virus de la hepatitis B y C, Borrelia burgdorferi y Campylobacter). Los anticuerpos antigangliósido en suero y en el líquido cefalorraquídeo fueron negativos. Los resultados del estudio biológico de éste fueron los siguientes: glucosa de 113 mg/dl, proteínas de 88 mg/dl y ausencia de células. Se practicó un estudio electrofisiológico, que fue indicativo de polirradiculitis inflamatoria aguda. Se inició tratamiento con inmunoglobulinas a la dosis de 0,4 g/kg/día durante 5 días, con buena respuesta y recuperación completa. Se estableció el diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré recurrente.

Entre los posibles desencadenantes del síndrome de Guillain-Barré se incluye la cirugía previa. Las recurrencias son infrecuentes, pero el caso que nos ocupa nos hace dudar de la causalidad de la raquianestesia y nos lleva a plantearnos si en este tipo de pacientes se debería optar por otro tipo de anestesia que no implique una actuación sobre una zona ya dañada previamente por un mecanismo desconocido, bien tóxico o inmunológico. Como se ha descrito en otras comunicaciones, la raquianestesia puede estar implicada en el desencadenamiento del síndrome1, así como en el empeoramiento de uno ya presente2, por lo que creemos se debería optar por otras técnicas hasta que la experiencia aclare el tema.

Bibliografía
1
Bamberger PD,Thys DM.
Guillain-Barre syndrome in a patient with pancreatic cancer after an epidural-general anesthetic.
2
Wiertleswki S,Magot A,Drapier S,Malinovsky JM,Pereon Y.
Worsening of neurologic symptoms after epidural anesthesia for labor in Guillain-Barre syndrome.
Anesth Analg, 98 (2004), pp. 825-7