x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,125
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, ScienceDirect

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,125 (2016)
  • CiteScore 2016: 0,39
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,221
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,385

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Med Clin 2008;130:645-9 - DOI: 10.1157/13120692
Influencia de la edad de inicio del brote de crecimiento puberal en la talla adulta
Influence of the age at the start of pubertal growth on adult height
Antonio Carrascosaa, Laura Audía, Joan Bosch-Castañéa, Miguel Gussinyéa, Diego Yestea, María Ángeles Albisua, María Clementea, Ángel Ferrándezb, Luis Baguerb
a Servicio de Pediatría y de Endocrinología Pediátrica. Hospital Universitario Materno-Infantil Vall d'Hebron. Universidad Autónoma de Barcelona. CIBERER (Instituto de Salud Carlos III). Barcelona.
b Hospital Infantil Miguel Servet y Centro Andrea Prader de Crecimiento y Desarrollo. Zaragoza. España.
Resumen
Fundamento y objetivo: En ambos sexos la duración del crecimiento posnatal difiere entre los sujetos sanos debido a diferencias en la edad a la que inician el crecimiento puberal. Sin embargo, poco se conoce sobre la influencia de este hecho en la estatura adulta. Nuestro objetivo ha sido comparar la talla adulta entre cada uno de los 5 grupos madurativos en los que se inicia el crecimiento puberal. Sujetos y método: Dos pediatras realizaron un seguimiento longitudinal de 230 personas (115 mujeres y 115 varones) sanas y sin medicaciones crónicas desde el nacimiento hasta la talla adulta. Se midió la estatura 1-3 veces/año y se obtuvieron las correspondientes curvas de crecimiento. A partir de ellas se evaluaron la velocidad de crecimiento (cm/año), la edad al inicio del crecimiento puberal (años), el crecimiento puberal (cm) y la talla adulta (cm). Según la edad de inicio del crecimiento puberal, los participantes se agruparon en 5 grupos: 8-9 años (n = 10), 9-10 años (n = 29), 10-11 años (n = 45), 11-12 años (n = 23) y 12-13 años (n = 8) en las mujeres, y 10-11 años (n = 10), 11-12 años (n = 26), 12-13 años (n = 45), 13-14 años (n = 27) y 14-15 años (n = 7) en los varones. Resultados: En ambos sexos se observaron diferencias estadísticamente significativas para la media de las estaturas al inicio del crecimiento puberal (p < 0,01) y para la media del crecimiento puberal total (p < 0,0001) cuando se comparan entre sí los 5 grupos madurativos. Sin embargo, estas diferencias no se observaron entre la media de las tallas adultas cuando se comparan los 5 grupos madurativos entre sí, ni cuando se comparó cada grupo con el conjunto de la muestra, ni cuando se comparó cada grupo con las medias obtenidas en estudios recientes de crecimiento de la población española. En ambos sexos se observó una correlación positiva y estadísticamente significativa (p # 0,03) entre la talla al inicio del crecimiento puberal y la talla adulta. Sin embargo, esta correlación no se observó entre las edades de inicio del crecimiento puberal y las correspondientes estaturas adultas. Conclusiones: En ambos sexos, los factores genéticos, pero no la edad al inicio del crecimiento puberal, influyen en la talla adulta. Aunque la duración del crecimiento posnatal es menor en las personas con maduración precoz que en aquellas con maduración más tardía, las primeras tienen un desarrollo puberal más prolongado, ganan más centímetros de altura y finalizan su crecimiento con una estatura adulta similar.
Resumen
Background and objective: In both sexes, postnatal growth differs among subjects due to differences in age at which pubertal growth begins. However, little is known on the influence of this fact on normal adult height distribution. Our aim was to compare adult height reached in the 5 maturing groups, according to age at pubertal onset. Subjects and method: Two-hundred and thirty healthy subjects (115 girls, and 115 boys) were followed longitudinally by 2 pediatricians from birth to adult height. Height was evaluated 1-3 times/year and the corresponding growth chart was made. Growth velocity (cm/year), age at pubertal growth start, pubertal growth gain, age at adult height and adult height were recorded for each subject. According to the age at start of pubertal growth, subjects were distributed in 5 maturing groups: 8-9 years (n = 10), 9-10 years (n = 29), 10-11 years (n = 45), 11-12 years (n = 23) and 12-13 years (n = 8) in girls, and 10-11 years (n = 10), 11-12 years (n = 26), 12-13 years (n = 45), 13-14 years (n = 27) and 14-15 years (n = 7) in boys. Results: In both sexes, statistically-significant differences (p < 0.01) were found for mean height values at start of pubertal growth and for mean total pubertal height gain values (p < 0.0001) when the 5 maturing groups were compared among themselves. However, such differences were not found when mean adult height values were compared among the 5 groups or when these values were compared with adult height values obtained in other recent Spanish longitudinal and cross-sectional growth studies. A statistically-significant correlation (p # 0.003) was found between height values at the start of pubertal growth and adult height. However, this was not found for age at the start of pubertal growth and adult height. Conclusions: In both sexes, genetic factors, and not the time when pubertal growth begins, influenced adult height. Although the duration of postnatal growth is shorter in earlier than in later maturers, the former gain more centimetrers during pubertal growth and reach similar adult height.
Palabras clave
Estudio longitudinal, Crecimiento puberal, Talla adulta
Keywords
Longitudinal study, Pubertal growth, Adult height
Descargar PDF

Artículo

Para leer el texto completo de este artículo es necesario ser suscriptor de Medicina Clínica o comprar un acceso puntual.

Introduzca su nombre de usuario y contraseña: