x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

1,252
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

El tabaco y los escolares: contexto, opiniones y comportamiento

Smoking and schoolchildren: context, opinions and behavior

Joan R Villalbi a, Roser Vives a, Manel Nebot b, Elia Díez b, Manuela Ballestín b

a Institut Municipal de la Salut. Ajuntament de Barcelona.Institut Universitari de Salut Pública de Catalunya. CUB-UB.
b Institut Municipal de la Salut. Ajuntament de Barcelona.

Resumen

Fundamento: Se analiza la epidemiología del tabaquismo en la población escolar.
Material y métodos: Encuesta transversal en octavo de EGB (13-14 años) en la ciudad de Barcelona en 1987, 1992 y 1994.
Resultados: Disminuye la percepción del tabaquismo en el entorno. La proporción de fumadores habituales desciende del 12,6% en 1987 al 9,5% en 1994 (p < 0,05) (un descenso anual del 3,5%), aunque se mantiene la proporción que ha probado el tabaco.
Conclusiones:: El tabaquismo habitual disminuye en los escolares de 13-14 años.

Abstract

Background: This paper studies smoking epidemiology in school-age students.
Material and methods: A cross-sectional survey of 8th grade students (13-14 years-old) in the schools of Barcelona (Catalonia, Spain) in 1987, 1992 and 1994.
Results: The perception of smoking in the students environment has decreased. The proportion of regular smokers decreases, from 12.6% in 1987 to 9.5% in 1994 (p < 0,05) (an annual decrease of 3.5%) although the proportion who experiment with tobacco remains table.
Conclusions: There is a decrease in the prevalence of regular smoking in the school-age population (13-14 years-old).

Artículo

Actualmente, la experimentación con el tabaco se concentra en el inicio de la adolescencia, y precede en muchos casos a su uso habitual. Entre los jóvenes, no se aprecian diferencias entre géneros por lo que respecta a la prevalencia del consumo. Las acciones preventivas de mayor eficacia parecen ser las que reducen el acceso de los adolescentes al tabaco, y las actividades educativas orientadas a reforzar su capacidad de resistir las presiones sociales al consumo. La escuela es un ámbito privilegiado para el desarrollo de actividades de prevención, ya que facilita una mayor eficiencia de los programas al permitir el uso de recursos ya existentes sobre una población adolescente escolarizada. En los últimos años, se han dado diversos cambios orientados a reducir el acceso de los adolescentes al tabaco, así como a incrementar el control social del consumo en espacios públicos. En la ciudad de Barcelona, se han desarrollado algunas acciones de prevención de amplia cobertura, entre las que destacan programas educativos en el medio escolar de eficacia contrastada, acciones para controlar la presencia del tabaco en los centros educativos y acciones que vinculan el no fumar con la práctica deportiva en escolares1,2. El objetivo de este trabajo es presentar los resultados relativos al tabaco extraídos de la encuesta sobre comportamientos relacionados con la salud de los escolares de Barcelona de 1994, y compararlos con los obtenidos en encuestas anteriores realizadas con el mismo instrumento base en 1987 y 1992, antes de la puesta en marcha estructurada de acciones de prevención dirigidas al medio escolar y con amplia cobertura.

Material y métodos

El instrumento utilizado (el cuestionario FRISC) se diseñó en 1987 a partir de las recomendaciones de un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud, y se comprobó su fiabilidad3. Posteriormente, se realizaron nuevas versiones para la evaluación del proyecto piloto PASE y las encuestas transversales de 19924 y 1994. La muestra estudiada en 1994, estratificada por el nivel socioeconómico del barrio y por el tipo y tamaño de la escuela, abarcaba 33 aulas de octavo de EGB con una población estimada de 842 alumnos: con un error * del 5% permite una precisión del 3%.

Las encuestas se realizaron, en presencia del docente habitual, por personal de los Equipos de Salud Escolar, entre enero y mayo de 1994. Contestaron 829 escolares. Eran anónimas, y se clarificó a los alumnos su confidencialidad. Se codificaron y grabaron como las de los años 1987 y 1992, y se creó una base de datos global que se analizó con el paquete estadístico SPSS PC Plus. Se presentan los resultados estratificados por género, comparando las tres encuestas. Se han excluido los 115 escolares menores de 13 años o mayores de 15 para homogeneizar los datos. Se incluyen las variables relativas a actitudes y creencias sobre el tabaco, percepción del tabaquismo en el entorno personal y escolar, comportamiento actual relativo al tabaco y expectativas de comportamiento futuro, presentes en las tres encuestas o en las dos últimas. La significación estadística de las diferencias entre las tres encuestas se ha calculado mediante la prueba de la *2.

Resultados

En la tabla 1 se presentan la percepción del tabaquismo y las actitudes y creencias sobre el tabaco: se aprecia una disminución en la apreciación del paterno, más clara entre los varones.

La percepción del tabaquismo materno parece crecer entre 1987 y 1992, para estabilizarse después. Descienden la proporción que dice tener hermanos mayores fumadores, y que fumar es habitual entre sus amigos. Hay una disminución de la percepción del tabaquismo de los maestros concentrada en el período 1992-1994. En cuanto a la proporción que está de acuerdo con diversas opiniones favorables al tabaco, destaca la estabilidad de diversas variables y la evolución favorable de tres opiniones: que casi todos los adultos fuman, que los deportistas fuman y que el tabaco no es tan malo, que descienden con el tiempo. La opinión de que los fumadores son más interesantes desciende discretamente. Contrariamente, se incrementa la proporción de escolares que opina que fumar hace sentirse bien y que aceptaría un cigarrillo.

La tabla 2 resume el comportamiento en relación al tabaco y las expectativas de comportamiento.

La proporción que ha fumado alguna vez se mantiene alrededor del 43%. En cambio, la proporción de fumadores habituales desciende del 12,6 al 10,4% para los niños y del 12,6 al 8,4% para las niñas. El descenso global es del 12,6 al 9,5%, y alcanza significación estadística. Es una disminución del 25% del nivel de 1987 en 7 años: del 3,5% anual respecto a los niveles de 1987, que se acelera entre 1992 y 1994. Paradójicamente, en el mismo período hay un modesto incremento (no significativo) en la proporción de escolares que dice haber comprado tabaco para uso propio. La proporción que dice que probablemente fumará desciende, a expensas de los varones.

Discusión

Estos resultados indican una tendencia a la disminución del inicio temprano del hábito tabáquico, que no implica una reducción en la proporción de fumadores jóvenes, pues podría limitarse a un retraso en el inicio del hábito; sin embargo, es congruente con la disminución de jóvenes fumadores apreciada entre mayores de 15 años5. En los EE.UU., se estimó una disminución anual de 1,9 puntos porcentuales entre 1974 y 1980 para los adolescentes más jóvenes6, que se redujo a 0,3 puntos entre 1980 y 1985, y dejó de apreciarse posteriormente. Podemos estar ante un proceso similar en Barcelona: la disminución anual se puede estimar en 0,44 puntos porcentuales entre 1987 y 1994.

No se aprecian incrementos en las opiniones contrarias al tabaco ni en la proporción de escolares que lo han probado. En cambio, hay una disminución de la presencia del tabaco en el entorno de los escolares, y en su percepción social. Esto sugiere que la disminución en la prevalencia de fumadores se produce en un contexto en el que el acceso de los escolares al tabaco se mantiene (a juzgar por la proporción constante que lo ha probado) y en el que las actitudes y creencias favorables al tabaco no disminuyen. Por tanto, es posible que la disminución de la incidencia tenga que ver con su menor presencia en el entorno o con la mayor capacidad de los escolares para resistir las presiones externas al consumo, aspecto precisamente clave en los programas de prevención en curso en muchas escuelas de la ciudad. Un 40% de los escolares encuestados en 1994 asistía a escuelas en las que se desarrollaba el programa PASE de prevención del uso de sustancias adictivas.

Se aprecia un incremento no significativo en la proporción de escolares que dice haber comprado tabaco para su uso. Esto puede reflejar fallos en las políticas vigentes de restricción de la venta de tabaco a menores (Ley 10/1990 del Parlamento de Cataluña) un menor acceso al tabaco en el entorno familiar, congruente con los datos disponibles de disminución del tabaquismo en la población adulta: los escolares tienen menos posibilidades de acceder al tabaco sin tener que comprarlo si hay menos tabaco en su familia, o también puede reflejar mayor facilidad de compra, por la reciente proliferación de máquinas de venta automática, que dificulta el cumplimiento de la normativa sobre venta a menores. En cualquier caso, se plantea la oportunidad de revisar las políticas vigentes.

Estudios anteriores indican que expresar opiniones contrarias al tabaco no confiere protección. Parece que los escolares inician el consumo independientemente de sus actitudes previas, que generalmente son contrarias al tabaco. Esto no impide que poco después de iniciar el consumo las modifiquen, recuperando así la coherencia entre comportamiento y opiniones personales7. En estudios transversales habíamos apreciado una asociación entre actitudes y comportamiento, pero no hemos podido comprobarla en un estudio prospectivo8: las actitudes favorables al tabaco podrían no tener valor predictivo, aunque existen discordancias al respecto.

Esta disminución del tabaquismo ¿puede extrapolarse a otras ciudades? No apreciamos patrones muy distintos en los datos del estudio ECERS9, pero algunas tendencias parecen manifestarse con mayor claridad en Barcelona, donde la proporción de fumadores en la población masculina mayor de 15 años ha descendido en 12 años del 55 al 39%10. En Cataluña y en la ciudad se han realizado acciones que podrían haber influido en estos resultados, aunque también es cierto que las grandes ciudades presentan mayor precocidad en procesos de cambio social.

Agradecimiento

Los autores quieren expresar su agradecimiento a los profesionales de los Equipos Municipales de Salud Escolar que colaboraron en la administración de la encuesta, así como a los maestros que facilitaron la realización del estudio. También quieren agradecer a Antonia Arumí su ayuda en la confección de las tablas. Este estudio ha sido financiado parcialmente con una ayuda del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS 92/0684).

Bibliografía

1.Villalbí JR. Prevención de las sustancias adictivas en la escuela: contexto y experiencias en Barcelona. En: Callabed J, Morga F, Sassot J, editores. La salud en la guardería y la escuela. Aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Barcelona: Laertes, 1995; 301-310
2.Villalbí JR, Ballestín M, Piha T, Serra L. Salleras L et al. Evaluation of the smoke-free olympics project. Promotion & Education 1994; 1: 10-13
3.Comín E, Torrubia R, Mor J, Villalbí JR, Nebot M. Fiabilidad de un cuestionario autoadministrado para investigar el nivel de ejercicio, de consumo de tabaco y de alcohol entre escolares. Med Clin (Barc) 1997; 108: 293-298
4.Villalbí JR, Nebot M, Ballestín M. Los adolescentes ante las sustancias adictivas: tabaco, alcohol y drogas no institucionalizadas. Med Clin (Barc) 1995; 104: 784-788
5.Nebot M, Borrel.l, Ballestín M, Villalbí JR. Prevalencia y características asociadas al consumo de tabaco en población general en Barcelona entre 1983 y 1992. Rev Clin Esp 1996; 196: 359-364
Medline
6.Nelson DE, Giovino GA, Shopland DR, Mowery PD, Mills SL, Eriksen MP. Trends in cigarette smoking among US adolescents, 1974 through 1991. Am J Public Health 1995; 85: 34-40
Medline
7.Kroohn M, Naughton M, Lauer R. Adolescent cigarette use: the relationship between attitudes and behavior. MMWR 1987; 36: 25-33
Medline
8.Díez E, Villalbí JR, Nebot M, Aubà J, Sanz F. El inicio del consumo de tabaco en escolares: estudio transversal y longitudinal de los factores predictivos. Med Clin (Barc). En prensa
9.Mendoza R. Situación actual y tendencias en los estilos de vida del alumnado. En: Red Europea de Escuelas Promotoras de Salud en España. Granada: Escuela Andaluza de Salud Pública, 1995; 12-40
10.Borrell C, Pasarín MI, Plasencia A, coordinadores. La salut de Barcelona, 1994, Barcelona: Publicacions de l'Ajuntament, 1996