x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2015

1,267
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2015

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, ScienceDirect

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,267(2015)
  • 5-años Factor de Impacto: 1,344
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,22
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,385
doi: 10.1016/j.medcli.2009.06.067
Carta al Editor
A propósito del fenómeno de Raynaud
On Raynaud's phenomenon
Alejandro Olivé, Emma García-Melchor,
Sección Reumatología, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Badalona, Barcelona, España
Relacionado:
Med Clin 2009;132:712-8

Hemos leído con atención la excelente revisión acerca del fenómeno de Raynaud (FR) recientemente publicado en su revista1. Tal como comentan los autores y con el objeto de clasificar el FR, es imprescindible una anamnesis y una exploración física completa. El examen de los pulsos —tal como refieren los autores— es esencial; no obstante, quisiéramos añadir una serie de maniobras que pueden ayudar a diferenciar si un FR es primario o secundario a una compresión o a una enfermedad reumática autoinmunitaria. En este sentido, la toma de la presión braquial en ambas extremidades es importante (una diferencia de más de 20mmHg es valorable). La maniobra de Adson y el test de hiperabducción pueden indicar, asimismo, un síndrome del desfiladero torácico; cabe recordar que en personas normales estos test también pueden ser positivos2. Por último, un test de Allen patológico puede indicar, entre otras causas, una enfermedad de Buerguer (tromboangeitis obliterante). Todas estas maniobras están al alcance de los clínicos que atienden a estos pacientes y pueden tener su rendimiento para orientar al paciente, junto con las pruebas de autoinmunidad y la capilaroscopia3. Por lo demás, felicitar a los autores por la revisión, de la que estamos seguros que por razones de espacio dejaron en el tintero las mencionadas maniobras.

Bibliografía
1
C. Tolosa Vilella,C.P. Simeon Aznar,L. Gabarró Julia
El fenómeno de Raynaud
Med Clin, 132 (2009), pp. 712-718
2
Menajojovsky LB, Krupp JA. Peripheral vascular disease: Clues from the history and physical examination. En: Merli GJ, Weitz HH, Carabassi RA, editores. Peripheral Vascular diseases Saunders. 2004; p. 3–18
3
J.W. Olin
Thromboangiitis obliterans (Buergue's disease)
New Engl J Med, 343 (2000), pp. 864-869
Autor para correspondencia.
Copyright © 2009. Elsevier España, S.L