x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Universidad Nacional Autónoma de México

Indexada en:

Imbiomed, Periódica, SciELO, Latindex, ScienceDirect, Redalyc e Iresie.
Inv Ed Med 2017;6:e27 - DOI: 10.1016/j.riem.2017.01.068
Aplicación de microscopía 3D en la formación de residentes de neurocirugía. Experiencia en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Pedro Guerrero, Francisco Mery, Nicolás Lecaros, Gonzalo Suarez
Pontificia Universidad Católica de Chile

Introducción: Los procedimientos microquirúrgicos son parte esencial de la neurocirugía, siendo fundamental que durante su formación el residente adquiera conocimientos y habilidades para desarrollarla. La tecnología de imágenes estereoscópicas tridimensionales (3D) se ha ido difundiendo en las últimas décadas, introduciéndose solo recientemente en la visualización de microscopía quirúrgica. Existen algunas publicaciones que describen su implementación y la utilidad de esta en docencia de neurocirugía. En nuestra institución recientemente se logró implementar esta tecnología como primer centro en Sudamérica.

Objetivo: Demostrar el impacto y la utilidad de la microscopía 3D en tiempo real en la formación de los residentes de neurocirugía.

Método: Se diseñó una encuesta de 6 preguntas utilizando la escala de Likert de 1 a 5 para evaluar en nuestros residentes la utilidad del sistema de visualización 3D en su formación, siendo 1 muy en desacuerdo y 5 muy de acuerdo. Las preguntas comprendieron tópicos como neuroanatomía, técnicas quirúrgicas y capacidad de mantener la atención durante los procedimientos, entre otros.

Resultados: Seis residentes contestaron la encuesta, siendo la calificación más baja de 4.6 y la más alta de 4.8. No existieron calificaciones menores a 3. El 100% de nuestros residentes consideran que esta tecnología es un aporte a su formación, contribuye principalmente en adquirir conocimientos anatómicos aplicados a cirugía y debiera ser utilizada en todos los programas de neurocirugía.

Conclusiones: El uso de la microscopía 3D en neurocirugía es una herramienta útil, siendo un importante aporte en la formación de residentes de nuestra especialidad e idealmente debería ser implementada en programas de formación neuroquirúrgica de otros centros.

Copyright © 2017