Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Pediculosis. Prevención y control
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 8.Septiembre 2008
Páginas 3-55
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 8.Septiembre 2008
Páginas 3-55
Acceso a texto completo
Pediculosis. Prevención y control
Visitas
9622
Leire Azconaa
a Farmac??utica comunitaria de Bizkaia. M??ster en Cosm??tica y Dermofarmacia.
Este artículo ha recibido
9622
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto Completo

En pleno siglo XXI las infestaciones por piojos de la cabeza son muy frecuentes debido al aumento de las resistencias a los insecticidas clásicos. La pediculosis de la cabeza es una enfermedad tan contagiosa como el resfriado común. En este artículo abordaremos los tres tipos de pediculosis que infestan el cuerpo humano, explicando con más detalle la pediculosis de la cabeza, que es la que presenta mayor prevalencia.

Se conoce como pediculosis la infestación cutánea del cuerpo humano por un insecto hematófago que es el piojo. Los piojos han evolucionado paralelamente a sus huéspedes y han desarrollado cambios anatómicos adaptándose a las particularidades de cada zona del cuerpo. Por tanto, los humanos podemos estar infestados por tres tipos de piojos: piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis), piojo del pubis (Pthirus pubis) y piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis).

Los piojos que infestan a los humanos no parasitan a otros animales. Los piojos ni vuelan, ya que no tienen alas, ni saltan, pero sí se desplazan hábilmente por el cabello o vello, sobre todo si está seco, de manera que el contagio se produce muy rápidamente.

Pediculosis de la cabeza

Las infestaciones por piojos de la cabeza son ahora más frecuentes y difíciles de tratar que años atrás, debido al incremento de las resistencias a los insecticidas clásicos. La prevalencia puede alcanzar el 25% en los colegios y escuelas infantiles.

El piojo de la cabeza no es vector de ninguna infección, simplemente ocasiona picor. La mayor complicación que puede aparecer es la infección de las lesiones por rascado. Para diagnosticar una pediculosis es necesario observar los piojos vivos. Aunque si hay prurito y se observan liendres abundantes, en especial si están cerca del cuero cabelludo, es probable que haya infestación activa. El contagio se realiza rápidamente por contacto directo con el pelo de personas infestadas.

Tratamiento y prevención

Todos los pediculicidas actúan frente al piojo adulto y tienen mayor o menor eficacia, en función del producto, contra las liendres. Como su capacidad ovicida no es total, se aconseja reaplicar el tratamiento a los 7-10 días.

Un insecticida se considera eficaz si tras su aplicación todos los piojos recuperados están inmóviles. Si tras aplicar correctamente un insecticida se ven piojos vivos en los días posteriores, repetir el mismo tratamiento es poco o nada eficaz. Por tanto, el paciente se debería tratar de nuevo, sin guardar el tiempo de espera, con otra molécula insecticida o con un método no insecticida diferente al utilizado.

La galénica del insecticida puede condicionar bastante su eficacia, pero no tenemos estudios que beneficien a unas en detrimento de otras. En la farmacia debemos tener especial cuidado en no aconsejar lociones alcohólicas ni a lactantes ni a niños asmáticos debido a que el alcohol se absorbe a través de la piel.

Las opciones de tratamiento peliculicida disponibles se revisan a continuación.

Insecticidas clásicos

En este grupo se incluyen permetrina, malatión y otras piretrinas. En la farmacia encontramos numerosos productos que incluyen distintas combinaciones y concentraciones de los insecticidas antes mencionados y activos sinergizantes como butóxido de piperonilo y benzoato de benzilo.

Permetrina al 1-1,5%

La permetrina al 1-1,5% es de primera elección en entornos con piojos no resistentes, debido a su buena eficacia y baja toxicidad. Esta piretrina tiene estudios científicos que demuestran su eficacia y además presenta escasa absorción sistémica.

Los efectos adversos de la permetrina son reacciones cutáneas que se manifiestan con picor, escozor y sensibilidad en la zona.

En la farmacia encontramos productos formulados con permetrina y butóxido de piperonilo (BP). El BP presenta escasa actividad insecticida pero sí refuerza la acción neurotóxica de la permetrina, ya que inhibe las enzimas encargadas de metabolizar y degradar las piretinas.

Resistencia a los insecticidas clásicos

En los últimos años se han registrado resistencias crecientes a ciertos pediculicidas como permetrina y lindano y en algunos casos a malatión. Es importante resaltar que, a menudo, supuestos casos de resistencia se deben, en realidad, a fallos de tratamiento tanto de dosis como en tiempo de aplicación inadecuado.

Podemos sospechar que estamos ante una resistencia cuando después de aplicar un pediculicida adecuado a dosis eficaces se observan piojos adultos vivos a las 24 horas. Si el farmacéutico corrobora que está ante una resistencia, asegurándose de que se ha realizado un buen cumplimiento terapéutico, debe aconsejar el cambio de tratamiento de permetrina a malatión y viceversa, o bien optar por los productos formulados con agentes oclusivos.

Malatión

Esta molécula es un inhibidor irreversible de la colinesterasa del artrópodo. Tiene muchas menos resistencias que la permetrina, pero no hay estudios de seguridad en menores de dos años. En este caso es suficiente una sola aplicación, pero se necesita un tiempo de contacto elevado, de 8-12 h. Como efectos no deseados el malatión presenta un olor desagradable y provoca frecuentes reacciones cutáneas y oculares.

El malatión al 0,5% es de elección en casos de resistencia o ineficacia de la permetrina. En este caso se aconsejará repetir la aplicación a los 7-10 días.

Lindano

Esta molécula es un derivado clorado del benceno que tiene una acción pediculicida lenta, ya que se deposita en el tejido adiposo y nervioso del piojo. Presenta menor acción ovicida que el malatión. En la farmacia todavía existen presentaciones comerciales con este pediculicida. Actualmente se desaconseja el uso de lindano, ya que se absorbe a través de la piel y tiene toxicidad sobre el sistema nervioso central. El potencial tóxico del lindano es mayor en niños y ancianos.

Tratamientos sin pediculicidas

En este grupo se encuadran el peinado con lendreras, agentes oclusivos y aire caliente.

Peinado con lendrera

La lendrera es un peine especial con púas largas de 3-5 cm., preferiblemente de metal y con escasa separación entre ellas, aproximadamente 1 mm. Aconsejaremos utilizarla mejor en pelo mojado o impregnado en crema suavizante ya que así dificultaremos los movimientos del piojo.

La lendrera suele usarse como complemento de los tratamientos disponibles, tanto insecticidas como no insecticidas, pero también como único tratamiento en el caso de contraindicación a los pediculicidas. El peinado con lendrera como único tratamiento será recomendable también en personas que se nieguen a tratarse con insecticidas o en el caso de lactantes o menores de 2 años.

Disponemos también de lendreras eléctricas, que matan los piojos cuando los atrapan entre sus púas. Estos peines eléctricos deben utilizarse sobre el cabello seco, pero los piojos se mueven rápidamente sobre el pelo seco dificultando la tarea de atraparlos con este peine.

Agentes oclusivos

Los agentes oclusivos son sustancias pegajosas como aceite de oliva, silicona, vaselina, etc., que recubren al piojo impidiendo su respiración, movilidad y capacidad de picar. Estos agentes oclusivos se dejan actuar toda la noche. A la mañana siguiente se pasa la lendrera sobre el cabello limpio. Parte del éxito de este tratamiento puede basarse en los lavados y peinados posteriores hasta conseguir eliminar todos los restos. Recientemente se ha comercializado como agente oclusivo dimeticona al 4%, que tiene una eficacia considerable, sobre todo en entornos con elevados fracasos de la permetrina. Algunos aceites vegetales pueden tener, además de acción oclusiva, cierta actividad insecticida.

Aire caliente

Los piojos mueren a temperaturas superiores a 50-60 ºC; pero no hay suficientes estudios que avalen la eficacia de la aplicación de aire caliente para eliminarlos.

Extractos vegetales

Existen numerosos extractos de plantas que argumentan sus propiedades pediculicidas. El mecanismo de acción parece ser similar al de los insecticidas clásicos —neurotóxico—, o tener un efecto oclusivo como algunos aceites esenciales vegetales. En general, aún hay pocos estudios sobre la eficacia de los extractos vegetales y sobre estudios de toxicidad.

Las piretrinas naturales proceden del Chrysantemum cinerariaefolium y presentan inestabilidad frente a la luz y el calor. Para mejorar su eficacia se combinan con butóxido de piperonilo.

Los derivados del aceite de coco actúan de forma mecánica, de manera que el piojo muere por asfixia y deshidratación.

El vinagre diluido se ha utilizado durante muchos años como complemento al tratamiento pediculicida. El ácido acético disuelve el cemento adhesivo que fija la liendre al pelo facilitando así su eliminación con el cepillado. Es importante que desde la farmacia seamos cautos a la hora de recomendar el uso de vinagre en los tratamientos insecticidas: nunca antes del insecticida e incluso algunos autores tampoco lo aconsejan después, ya que afirman que puede inactivar su acción.

El extracto de Quassia amara tiene en su composición cuasinoides con propiedades insecticidas y pediculicidas. El vinagre de Quassia amara es un activo cosmético que reúne las características propias del vinagre: disolución de la capa de quitina que adhiere las liendres al pelo y las propiedades del extracto de Quassia amara. El vinagre de Quassia amara se formula al 3% tanto en los productos preventivos como en los insecticidas.

En la farmacia contamos con productos que están formulados con el extracto de Quassia amara y siliconas para reforzar la acción insecticida.

Fármacos orales

En este grupo figuran trimetoprim/sulfametoxazol, clotrimoxazol, ivermectina, albendazol y levamisol.

Trimetropin/sulfametoxazol. Este medicamento podría inhibir la flora intestinal del parásito al ingerir la sangre de la persona infestada. De esta manera se reduce la síntesis de vitaminas esenciales para la supervivencia del piojo. La administración oral de este fármaco no está aprobada como tratamiento para pediculosis ya que en los estudios científicos realizados los resultados obtenidos no aportaron conclusiones significativas.

Clotrimoxazol, ivermectina, albendazol y levamisol. Estos fármacos presentan una eficacia relativa, por lo que deberían reservarse para pacientes en los que han fracasado todos los métodos mencionados anteriormente.

Prevención de la pediculosis capitis

Recientemente en las farmacias contamos con un producto repelente de piojos que previene la pediculosis de la cabeza e incluso es el complemento perfecto a los tratamientos insecticidas, ya que evita nuevas infestaciones. Su componente principal es el éster etílico del ácido 3- N-butilacetamino-propiónico.

Antes de aplicar el repelente debemos aseguramos que no hay piojos en el cabello mediante un peinado con lendrera en profundidad. A continuación se aplicará este producto sobre el pelo seco en cantidad suficiente hasta llegar a humedecerlo. Esta aplicación se repetirá dos veces por semana y durante un mes aproximadamente.

Pediculosis del pubis

El piojo del pubis, comúnmente llamado ladilla, se contagia por contacto sexual. El piojo se localiza preferentemente en el área genital, aunque también se puede encontrar en el vello de nalgas, piernas y pecho, e incluso puede encontrarse adherido a las pestañas y la barba. El síntoma principal de la infestación por ladillas es el intenso picor localizado en la zona genital, que se agudiza sobre todo en la noche. También se caracteriza por la aparición de reacciones cutáneas, como máculas asintomáticas que adquieren una coloración entre gris y azul y que se observan principalmente en el tronco y la parte interna de los muslos.

Prevención y tratamiento

El tratamiento de esta pediculosis básicamente es el mismo que para la infestación por piojos. Se aconsejaría que en el área genital y las zonas pilosas afectadas se aplicara permetrina al 1%, dejándola actuar 10-30 min, o malatión al 0,5% durante 8-12 h. Posteriormente recomendaremos el lavado de la zona con un jabón neutro. Recomendaremos repetir este tratamiento a los 7-10 días.

Es muy importante que desde la farmacia recordemos que estos tratamientos deben realizarse simultáneamente en la pareja para que sean efectivos y que es preciso abstenerse de mantener relaciones sexuales hasta finalizar el proceso curativo.

Durante el tratamiento hay que lavar la ropa a temperatura alta (unos 60 ºC) y secarla durante 15-30 minutos a 60 ºC.

En el caso de la infestación en cejas y pestañas se podría utilizar permetrina al 1% pero con mucha precaución, ya que esta sustancia es irritante para los ojos. Por eso recomendaremos la vaselina, que por su efecto oclusivo asfixia al piojo. En este caso habría que aplicar la vaselina dos veces al día durante 10 días.

Pediculosis del cuerpo

En el caso de la pediculosis del cuerpo sí podemos afirmar que está relacionada con el hacinamiento, las situaciones socioeconómicas desfavorables o condiciones higiénicas precarias.

Este piojo es muy similar al que infesta la cabeza. Se localiza en las costuras de la ropa, principalmente en la zona del tronco superior, cintura y axilas y cuando necesita alimentarse se traslada al cuerpo. Este piojo puede llegar a ayunar hasta 3 días completos. Se transmite por contacto directo con las ropas infestadas o por contacto cuerpo a cuerpo.

Prevención y tratamiento

El tratamiento para la pediculosis del cuerpo debe actuar a tres niveles: mejora de las condiciones higiénicas; desinfección de las ropas con lavados a alta temperatura y aplicación de los pediculicidas de elección (permetrina y malatión) durante 8-12 h por todo el cuerpo.

Conclusión

Actualmente en la farmacia tenemos una gran variedad de productos que presentan propiedades pediculicidas y otros que previenen una posible infestación. El farmacéutico, como asesor sanitario que es, no sólo recomendará el producto más adecuado para cada paciente sino que también divulgará hábitos y prácticas saludables que mejoren la eficacia de los productos y que eviten, en cierta medida, futuras infestaciones.

Consejos desde la farmacia

Desde la oficina de farmacia podemos incorporar en nuestra rutina de educación sanitaria los consejos para la prevención y eliminación del piojo de la cabeza. A continuación detallamos unas pautas simples para evitar la infestación y mejorar la eficacia del tratamiento:

- El pelo, cuanto más corto mejor, y si no puede llevarse corto, mejor recogido, de manera que se minimicen las posibilidades de contacto.

- En la época de verano es imprescindible bañarse con gorro, ya que los parásitos sobreviven en el agua, quedándose a flote y se depositan en el pelo de un nuevo huésped fácilmente.

- No compartir ningún utensilio de peinado y realizar una limpieza periódica de éstos en agua a alta temperatura (60-65 ºC) o con alcohol.

- No aconsejar el uso de champú con insecticida, ya que el tiempo de contacto es escaso y no suelen ser eficaces.

- Repetir los tratamientos pediculicidas a los 7-10 días. Los tratamientos insecticidas no son 100% ovocidas, por tanto, si queda algún huevo vivo éste se convierte en piojo a los 7-10 días, que es cuando se aconseja reaplicar el pediculicida.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.