x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,714
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

Index Current Contents/Clinical Medicine, JCR, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, CANCERLIT, SCOPUS

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,714 (2016)
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,43
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,653

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Enferm Infecc Microbiol Clin 2016;34:613 - DOI: 10.1016/j.eimc.2016.03.001
Carta al Editor
Cribado de VIH en atención primaria: ¿rutinario o dirigido?
HIV screening in primary care. Routine or targeted?
Juan E. Losaa,, , Rosa Martín de Cabob
a Sección de Enfermedades Infecciosas, Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Universidad Rey Juan Carlos, Alcorcón, Madrid, España
b Centro de Salud Pedro Laín Entralgo, Alcorcón, Madrid, España

Sr. Editor:

En relación con el trabajo de Cayuelas-Redondo et al., recientemente publicado en esta revista1, nos gustaría realizar los siguientes comentarios:

Las recomendaciones de 2014 de nuestro Ministerio de Sanidad para el diagnóstico precoz del VIH contemplan la realización sistemática de la prueba VIH a personas de 20-59 años, sexualmente activas, que habiendo solicitado asistencia en un centro de atención primaria (AP), se les haya indicado una extracción de sangre por cualquier motivo y residan en provincias cuyas tasas de nuevos diagnósticos sean superiores al percentil 75 en este grupo de edad2. Aunque restringida a los sujetos a los que se les vaya a hacer un análisis de sangre, esta estrategia puede considerarse un cribado rutinario tendente a normalizar la realización del test. En nuestro país este abordaje tiene una aceptación superior al 90% entre los pacientes, y superior al 70% entre los médicos de AP3–5.

Por el contrario, la estrategia de cribado utilizada en el estudio de Cayuelas-Redondo et al., es dirigida en tanto en cuanto, se fundamenta en la realización de la prueba VIH en presencia de condiciones indicadoras (CI) como zóster, eccema seborreico, mononucleosis o leucopenia/trombocitopenia1. A pesar de que tras un programa de formación y de la participación en el estudio HIDES, las solicitudes de serología VIH se triplicaron, la prueba no se solicitó en un 88% de los pacientes con esas CI. Un 88% de oportunidades perdidas para diagnosticar VIH en el contexto de un estudio de intervención basado en una estrategia de CI no debe ser asumible, al menos en áreas donde la prevalencia de infección VIH oculta alcance el 0,35%, como por ejemplo ocurre en Madrid6. La falta de formación y de habilidades para hablar de sexo con el paciente se encuentran entre las barreras para el diagnóstico del VIH en AP en España7. Por el contrario, la simplificación y normalización de la prueba en el contexto de un cribado rutinario, con una sistemática equiparable al que se realiza en otras infecciones de transmisión sexual, tendría menos dificultades de implantación8.

El coste medio de una serología VIH en nuestro país es de 3€5, el mismo que, por ejemplo, la determinación de TSH, una prueba analítica que se realiza con la misma técnica y de frecuente indicación en AP para cribar una enfermedad no transmisible. El grupo de Cayuelas-Redondo et al., publicaron un reciente estudio en el que se concluía que el cribado dirigido mediante test rápido VIH parecía más eficiente en términos de coste-efectividad que el cribado universal9. Cabe decir que el coste del test rápido es al menos el doble que la serología convencional y que en ese estudio la evaluación se limitó, como los propios autores reconocen, al coste directo de la prueba. Según el mencionado estudio, diagnosticar un caso por cribado universal costaría 2.000€ frente a 129€ de cada diagnóstico VIH por cribado dirigido por CI. Según el estudio publicado en este número de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, al coste de la estrategia dirigida se debería computar el coste de perder un 88% de posibilidades de diagnosticar la infección VIH.

Además, perder un 88% de posibilidades de diagnosticar la infección VIH no es la mejor estrategia para alcanzar el objetivo 90-90-90 de ONUSIDA (90% de pacientes diagnosticados, 90% en tratamiento antirretroviral y 90% con carga viral indetectable)10. En nuestra opinión, dado que ofrecer sistemáticamente la prueba VIH en AP aumenta de forma significativa su realización4, el cribado universal parece a priori más adecuado para alcanzar ese objetivo de ONUSIDA. En todo caso, solo la evidencia de un eventual ensayo clínico para comparar la eficiencia (costes indirectos incluidos) del cribado rutinario frente al dirigido en AP resolverá esta duda.

Bibliografía
1
L. Cayuelas-Redondo,I. Menacho-Pascual,P. Noguera-Sánchez,C. Goicoa-Gago,G. Pollio-Peña,R. Rebeca Blanco-Delgado
Solicitud de VIH en condiciones indicadoras en atención primaria: resultados de una colaboración
Enferm Infecc Microbiol Clin, 33 (2015), pp. 656-662 http://dx.doi.org/10.1016/j.eimc.2015.01.020
2
Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Guía de Recomendaciones para el diagnóstico Precoz del VIH en el ámbito sanitario [consultado 7 Dic 2015]. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/docs/GUIADXVIH.pdf
3
R.C. Puentes Torres,C. Aguado Taberné,L.A. Pérula de Torres,J. Espejo Espejo,C. Castro Fernández,L. Fransi Galiana
Aceptabilidad de la búsqueda oportunista de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana mediante serología en pacientes captados en centros de atención primaria de España: estudio VIH-AP
4
R. Martín-Cabo,J.E. Losa-García,H. Iglesias-Franco,R. Iglesias-González,A. Fajardo-Alcántara,A. Jiménez-Moreno
Promoción de la detección del virus de la inmunodeficiencia humana en atención primaria
5
A. Chocarro Martínez,C. Ochoa Sangrador,M.P. Brezmes Valdivieso,C. Martín Gómez
Cribado de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana en Atención Primaria: aceptación por pacientes y médicos
Enferm Infecc Microbiol Clin, 33 (2015), pp. 424-431 http://dx.doi.org/10.1016/j.eimc.2014.11.003
6
S. Moreno,M. Ordobás,J.C. Sanz,B. Ramos,J. Astray,M. Ortiz
Prevalence of undiagnosed HIV infection in the general population having blood tests within primary care in Madrid, Spain
Sex Transm Infect, 88 (2012), pp. 522-524 http://dx.doi.org/10.1136/sextrans-2012-050481
7
C. Agustí,L. Fernández,J. Mascort,R. Carrillo,J. Casabona,en nombre del Grupo de Trabajo del Diagnóstico Precoz del VIH en Atención Primaria en España
Barreras para el diagnóstico de las infecciones de transmisión sexual y virus de la inmunodeficiencia humana en Atención Primaria en España
Enferm Infecc Microbiol Clin, 31 (2013), pp. 451-454 http://dx.doi.org/10.1016/j.eimc.2012.12.012
8
M.J. Busto,L. García San Miguel,M.E. Castelao,E. Bermúdez
Actitudes y prácticas de los médicos de atención primaria ante el diagnóstico de la infección por virus de la inmunodeficiencia humana
Enferm Infecc Microbiol Clin, 29 (2011), pp. 490-496 http://dx.doi.org/10.1016/j.eimc.2011.02.014
9
I. Menacho,E. Sequeira,M. Muns,O. Barba,L. Leal,T. Clusa
Comparison of two HIV testing strategies in primary care centres: Indicator-condition-guided testing vs. testing of those with non-indicator conditions
HIV Med, 14 (2013), pp. S33-S37
10
UNAIDS. 90-90-90. An ambitious treatment target to help end the AIDS epidemic [consultado 5 Mar 2016]. Disponible en: http://www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/90-90-90_en_0.pdf
Autor para correspondencia. (Juan E. Losa jelosa@fhalcorcon.es)
Copyright © 2016. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica