Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Endocrinología y Nutrición
Toda la web
Inicio Endocrinología y Nutrición Costes sanitarios de la población con diabetes mellitus tipo 2 en el País Vasc...
Información de la revista
Vol. 63. Núm. 10.Diciembre 2016
Páginas 509-574
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1500
Vol. 63. Núm. 10.Diciembre 2016
Páginas 509-574
Original
DOI: 10.1016/j.endonu.2016.08.003
Acceso a texto completo
Costes sanitarios de la población con diabetes mellitus tipo 2 en el País Vasco (España)
Healthcare costs of people with type 2 diabetes mellitus in the Basque Country (Spain)
Visitas
1500
Roberto Nuño-Solinísa, Edurne Alonso-Moránb,
Autor para correspondencia
edurne.almo@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Jose M. Arteagoitia Axpec, Patxi Ezkurra Loiolad, Juan F. Oruetad, Sonia Gaztambided,e,f
a Deusto Business School Health, Universidad de Deusto, Bilbao, España
b Bioestadística, Santa Isabel, Arrigorriaga, España
c Departamento Vasco de Salud, Dirección de Salud Pública y Adicciones, Vitoria-Gasteiz, España
d Osakidetza, Servicio Vasco de Salud, Vitoria-Gasteiz, España
e Universidad del País Vasco, Leioa, España
f Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), Madrid, España
Este artículo ha recibido
1500
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (3)
Tabla 1. Promedio y desviación estándar de los costes por paciente con diabetes mellitus tipo 2 por sexo y rango de edad
Tabla 2. Comparación de los costes por persona entre pacientes con diabetes mellitus tipo 2 y aquellos con al menos una enfermedad crónica distinta de la diabetes
Tabla 3. Costes totales observados para individuos con diabetes mellitus tipo 2 y su composición (%)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivos

El propósito del estudio fue estimar los costes directos de la atención sanitaria prestada a pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) en el País Vasco y compararlos con aquellos de la población general con enfermedades crónicas.

Material y métodos

Para este estudio transversal, calculamos los costes directos de la atención sanitaria para personas mayores de 35 años con diagnóstico de DMT2 residentes en el País Vasco (n=126.894) por edad, sexo e índice de privación, y los comparamos con los costes de la población con diagnóstico de una enfermedad crónica distinta a la DMT2 (n=1.347.043).

Resultados

Los costes sanitarios anuales de una persona con DMT2 ascendieron a 3.432€. Los costes se incrementaron progresivamente con la edad, hasta 4.313€ para personas entre 80 y 84 años. El gasto en hombres fue 161€ mayor que en mujeres (p<0,001). En las áreas más socioeconómicamente desfavorecidas, el coste por paciente fue 468€ (14,9%) mayor que en el segmento más favorecido (p<0,001). Además, los costes fueron un 68,5% mayores (p<0,001) para personas con DMT2 que para otros pacientes con enfermedades crónicas. Los costes directos anuales totales ascendieron a 435,5 millones de euros, lo que constituye un 12,78% del gasto total en sanidad de la región.

Conclusiones

En el País Vasco, el coste directo medio de la atención sanitaria a personas con DMT2 es de 3.432€. Este coste es mayor en hombres, en las zonas más desfavorecidas, en grupos de edad más avanzada y crece según el número de comorbilidades.

Palabras clave:
Diabetes mellitus tipo 2
Costes sanitarios
Enfermedad crónica
Multimorbilidad
Abstract
Objective

The aim of the study was to estimate the direct costs of healthcare provided to patients with type 2 diabetes mellitus (T2DM) in the Basque Country and to compare them with those of the population with chronic diseases.

Material and methods

A retrospective, cross-sectional, population-based study. Direct healthcare costs for patients aged over 35 years diagnosed with T2DM in the Basque Country (n=126,894) were calculated, stratified by age, sex and deprivation index, and compared to the costs for the population diagnosed with a chronic disease other than T2DM (n=1,347,043).

Results

The annual average healthcare cost of a person with T2DM was €3,432. Cost gradually increased with age to €4,313 in patients aged 80 to 84 years. Cost in males were €161 higher as compared to costs in females (P<.001). In the most socioeconomically disadvantaged areas, cost per patient was €468 (14.9%) greater than in the most privileged areas (P<.001). Moreover, cost was 68.5% higher (P<.001) for patients with T2DM than for patients with other chronic diseases. Total annual direct costs amounted to €435.5 million, or 12.78% of total public health expenditure in the region.

Conclusions

Direct mean healthcare costs in the Basque Country for patients with T2DM were higher in males, in the most underprivileged areas, in patients with comorbidities, and in older age groups, and represented €3,432 per person per year.

Keywords:
Type 2 diabetes mellitus
Healthcare costs
Chronic disease
Multimorbidity
Texto Completo
Introducción

La diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) es una enfermedad crónica de alta prevalencia en España1 que produce efectos negativos en la salud y la calidad de vida de las personas. Es más, conlleva una carga económica para la sociedad con costes elevados, tanto directos —relacionados con los tratamientos— como indirectos —en términos de pérdidas en la productividad—2. Las personas con DMT2 presentan a menudo complicaciones crónicas asociadas a la enfermedad, tanto a nivel microvascular como macrovascular, así como una mayor multimorbilidad crónica.

En España, diversos estudios y una revisión sistemática han estimado recientemente los costes sanitarios de la población diabética2-6, actualizando los hallazgos de los estudios clásicos desarrollados en la primera década del sigloXXI7-10. En estos estudios el objetivo era estimar los costes asociados con la diabetes (teniendo en cuenta solamente la DMT2 en algunos casos, y tanto la diabetes mellitus tipo 1 como la DMT2 en otros), identificando los recursos asociados con la prestación de cuidados en la diabetes y sus complicaciones. Todos los estudios tuvieron en cuenta los costes directos asociados con la diabetes mellitus, mientras que algunos estimaron también los costes indirectos.

Existe un consenso en cuanto a que el cálculo de los costes sanitarios asociados con la DMT2 debe tener en cuenta todos los episodios relacionados con la enfermedad, así como el uso de los recursos necesarios para la prevención y el tratamiento de complicaciones. Por otro lado, hay un énfasis creciente en la carga de la morbilidad en personas con diabetes debido a enfermedades distintas de la DMT2 o a sus complicaciones asociadas11. Con relación a ello, Struijs et al.12, entre otros autores, han demostrado que las comorbilidades no relacionadas con la diabetes tienen un efecto en términos de costes sanitarios igual o mayor que el de las comorbilidades relacionadas con la diabetes.

Dado lo anterior, nos centramos en los costes sanitarios directos asociados con la provisión de cuidados a personas con DMT2. Como ya se había estimado que los costes sanitarios para pacientes con DMT2 sin comorbilidades son 721€ mayores13 que para una persona sana en el País Vasco al año, quisimos comparar los costes de la población con DMT2 con aquellos de la población con enfermedades crónicas en un contexto de alta prevalencia de cronicidad.

En resumen, el objetivo de este estudio fue estimar los costes sanitarios directos asociados con la provisión de cuidados a personas con DMT2 en el País Vasco y compararlos con aquellos de la población general de pacientes crónicos.

Material y métodos

El comité ético de investigación clínica del País Vasco aprobó el estudio (PI2014074). No solicitamos el consentimiento informado ya que las historias clínicas de los pacientes fueron anonimizadas antes de su uso para este análisis.

Este estudio transversal se centró en el periodo del 1 de septiembre de 2010 al 31 de agosto de 2011 para calcular los costes sanitarios directos de todas las personas con una edad mayor de 35 años con el diagnóstico de DMT2 en el País Vasco (n=126.894). Con este propósito, recogimos datos retrospectivamente utilizando como recurso la base de datos PREST14.

El sistema vasco de salud es un sistema universal basado en impuestos que virtualmente cubre al 100% de la población. De hecho, la población total incluida en la base de datos PREST fue 2.262.707 personas (la población oficial es 2.191.000, pero los servicios sanitarios también cubren a inmigrantes irregulares y otra población que no aparece en el censo oficial). La población del estudio incluyó todas las personas que a 31 de agosto del 2011 estaban cubiertas por el aseguramiento sanitario público en el País Vasco y que habían estado cubiertas durante al menos 6 meses en el año anterior, independientemente de si habían hecho uso del mismo o habían tenido algún contacto con el Servicio Vasco de Salud.

Esta base de datos recoge información de varias fuentes en cuanto a pacientes individuales en relación con: variables sociodemográficas (edad, sexo, índice de privación); clasificación internacional de enfermedades, 9.a revisión, códigos de diagnóstico15 de modificación clínica (ICD-9-CM) asignados en atención primaria; servicios de urgencias e ingresos hospitalarios; uso de servicios en atención primaria, urgencias y como paciente hospitalizado, y procedimientos desarrollados y recetas codificados de acuerdo con la clasificación anatómica, terapéutica, química (ATC)16.

Para identificar a los pacientes con enfermedades crónicas, se empleó una metodología que ya ha sido descrita en publicaciones previas13. Se elaboró un listado de 52 problemas de salud que se consideraron crónicos en función de que habitualmente requieren un periodo prolongado de tratamiento (superior a 12 meses) o producen trastornos que afectan la calidad de vida y limitan las actividades físicas o sociales durante dicho periodo. Las personas que presentaron una o más de tales enfermedades (excluyendo las que presentaban DMT2) constituyen la población de «pacientes con enfermedades crónicas».

Se describen varios algoritmos en la literatura para la identificación de pacientes con diabetes en bases de datos administrativas17,18. En este estudio, el método para incluir pacientes con DMT2 fue considerar a todos aquellos pacientes que, según las bases de datos del Servicio Vasco de Salud, habían recibido algún diagnóstico relacionado con la DMT2 o medicamentos antidiabéticos orales en algún momento de su vida, con independencia de si habían tenido algún contacto con el servicio de salud durante el periodo del estudio. Excluimos aquellos pacientes a los que se les diagnsticó diabetes mellitus tipo 1 y aquellos con diagnóstico de diabetes mellitus sin especificar tipo y cuyo tratamiento era exclusivamente insulina.

El índice de privación de la sección censal de residencia se empleó como indicador social. Una sección es la unidad territorial más pequeña en la que puede desagregarse la información del censo de población y se define fundamentalmente por criterios de volumen de población, delimitándose además por accidentes geográficos o urbanísticos del territorio. La mediana de población por sección censal es de 1.200 habitantes. Este tamaño reducido favorece la homogeneidad de las viviendas que la componen. Este índice se construyó a partir de indicadores relativos a trabajo (desempleo, trabajadores manuales y eventuales) y educación (instrucción insuficiente total y en jóvenes). Para este estudio, el índice de privación fue categorizado en quintiles, representando el 1 la zona de menor privación social y el 5 la de mayor privación.

Los costes correspondientes a cada ítem se evaluaron de la siguiente manera. En el caso de las recetas, los costes se obtuvieron directamente del registro de recetas de cada paciente. Para atenciones en urgencias, sesiones de rehabilitación, consultas externas, y consultas con médicos y enfermeras de atención primaria, pruebas de laboratorio y estudios de imagen solicitados en el cuidado ambulatorio, y algunos tratamientos como diálisis, radioterapia, quimioterapia recibidos en el hospital de día, multiplicamos el número de servicios proporcionados a cada paciente por los costes estándar de nuestro servicio de salud. Por último, los costes de hospitalización y los procedimientos de cirugía mayor ambulatoria se estimaron en función del peso de sus grupos relacionados con el diagnóstico correspondiente.

Excluimos de las primeras estimaciones de coste aquellos servicios a cuyos datos no habíamos tenido acceso, a saber, ingresos en hospitales psiquiátricos, servicios de hospital domiciliario y hospital de día (excepto los procedimientos anteriormente citados), servicios de transporte sanitario, y prótesis y otros equipos de uso en domicilio, así como material para autotests (tiras reactivas, agujas y jeringuillas, etc.).

Los análisis se llevaron a cabo estratificando en función de las siguientes variables: sexo y edad del paciente e índice de privación. Se elaboró un análisis descriptivo de los costes teniendo en cuenta varios componentes por separado. La media y las desviaciones estándar de los costes se calcularon por grupo de edad y sexo. Se utilizó un análisis ANOVA no paramétrico para evaluar la presencia de diferencias en la distribución de los costes por edad, rango de edad o índice de privación, y entre pacientes con DMT2 y aquellos con al menos una enfermedad crónica distinta de la DMT2. El análisis estadístico se llevó a cabo con Stata, software de análisis de datos y estadístico, versión 12 (StataCorp, LP, College Station, TX).

Resultados

Los costes sanitarios medios por paciente con DMT2 por año fueron de 3.432€ por paciente (tabla 1), y de 3.506€ y 3.345€ para hombres y mujeres respectivamente. Es decir, se gastó un 4,81% más en hombres con DMT2 que en mujeres con la misma enfermedad (p<0,001). Teniendo en cuenta los rangos de edad, encontramos un aumento progresivo en los costes sanitarios con la edad, alcanzando un pico de 4.132€ por paciente en el rango 80-84 años.

Tabla 1.

Promedio y desviación estándar de los costes por paciente con diabetes mellitus tipo 2 por sexo y rango de edad

  Atención primaria (€)Atención especializada (€)Servicios de urgencias (€)Ingresos hospitalarios (€)Recetas (€)Total (€)
Rango de edad (H)  Me  DE  Me  DE  Me  DE  Me  DE  Me  DE  Me  DE 
35-39  388  334  376  752  95  309  423  2.138  451  736  1.733  2.875 
40-44  405  324  458  1.221  75  182  694  3.447  396  736  2.028  4.351 
45-49  425  382  430  1.044  70  172  790  4.238  439  799  2.154  5.206 
50-54  450  363  507  1.883  61  175  782  4.121  527  846  2.327  5.632 
55-59  480  401  580  2.447  56  134  1.070  5.704  572  841  2.757  7.501 
60-64  520  393  571  1.943  55  139  1.159  4.934  665  917  2.970  6.360 
65-69  565  418  610  2.098  63  226  1.279  4.816  759  992  3.276  6.384 
70-74  616  437  678  2.180  75  173  1.660  5.267  850  969  3.879  6.810 
75-79  702  512  741  2.282  90  201  2.026  5.595  950  987  4.509  7.067 
80-84  764  609  662  1.938  108  212  2.135  5.542  1.011  1.069  4.680  6.968 
85+  745  640  548  2.491  119  217  2.111  5.283  913  965  4.435  6.826 
Total  590  476  611  2.099  76  189  1.467  5.139  762  962  3.506  6.666 
Rango de edad (M)
35-39  454  360  590  920  113  260  1.124  7.519  337  650  2.619  8.238 
40-44  482  384  558  1.069  113  745  554  3.212  398  832  2.106  4.484 
45-49  496  383  604  1.916  77  222  597  2.469  484  1.267  2.259  4.334 
50-54  553  430  574  1.359  70  177  616  3.069  553  1.090  2.365  4.276 
55-59  543  379  553  1.372  59  137  658  2.857  626  952  2.438  4.053 
60-64  566  389  629  2.209  58  144  793  3.913  696  976  2.742  5.760 
65-69  610  416  586  1.795  63  154  848  3.120  797  894  2.904  4.444 
70-74  680  474  631  1.667  72  160  1.164  4.087  893  920  3.440  5.350 
75-79  728  552  662  1.808  88  185  1.407  4.202  990  1.025  3.877  5.566 
80-84  759  587  563  1.918  98  185  1.592  4.444  1.014  996  4.025  5.731 
85+  707  626  349  1.104  108  195  1.629  4.211  862  926  3.655  5.110 
Total  662  516  567  1.714  82  193  1.192  3.967  842  983  3.345  5.265 

DE: desviación estándar; H: hombres; M: mujeres; Me: media.

Comparando los datos de pacientes con DMT2 con los de otros con enfermedades crónicas, los costes fueron mayores para aquellos con DMT2 en todos los rangos de edad considerados (tabla 2). Concretamente, los costes sanitarios medios de un paciente crónico sin DMT2 fueron 2.036,5€, casi un 69% menos que los de un paciente con DMT2, siendo las diferencias en costes sanitarios significativas para todos los rangos de edad analizados.

Tabla 2.

Comparación de los costes por persona entre pacientes con diabetes mellitus tipo 2 y aquellos con al menos una enfermedad crónica distinta de la diabetes

Rangos de edad  Costes por paciente con al menos una enfermedad crónica distinta de la diabetes mellitus tipo 2 (€)  Costes del cuidado por paciente con diabetes mellitus tipo 2 (€)  Diferencia (%) 
35-39  1.267,5  2.101,4  66 
40-44  1.303,4  2.056,4  58 
45-49  1.410,9  2.188,2  55 
50-54  1.548,2  2.339,5  51 
55-59  1.708,5  2.647,1  55 
60-64  1.872,2  2.885,7  54 
65-69  2.199,8  3.122,1  42 
70-74  2.500,5  3.679,5  47 
75-79  2.935,5  4.187,1  43 
80-84  3.108,5  4.312,5  39 
85+  3.026,5  3.907,1  29 
Total  2.036,6  3.432,0  69 

Con relación a los costes en función del índice de privación social, la figura 1 muestra que hay un gradiente socioeconómico en los costes asociados con la DMT2: a mayor nivel de privación, mayores costes sanitarios. La diferencia en costes sanitarios entre los pacientes más ricos (índice de privación 1) y los más pobres (índice de privación 5) fue de 468€, es decir, 14,9% (p<0,001), siendo las diferencias entre todos los grupos socioeconómicos estadísticamente significativas.

Figura 1.
(0,14MB).

Coste medio del cuidado a un paciente con diabetes mellitus tipo 2 vs. un paciente con al menos una enfermedad crónica distinta de la diabetes mellitus tipo 2 según el índice de privación.

En lo relativo a la comorbilidad, la figura 2 muestra cómo va ascendiendo el coste a medida que aumenta el número de comorbilidades y que el coste medio es mayor en pacientes sin DMT2 con hasta 4 enfermedades crónicas, pasando a ser menor a partir de 5 o más.

Figura 2.
(0,11MB).

Coste promedio del cuidado a un paciente con diabetes mellitus tipo 2 vs. un paciente con al menos una enfermedad crónica distinta de la diabetes mellitus tipo 2 según el número de comorbilidades.

En cuanto a los costes totales asociados con el cuidado de personas con DMT2, obtuvimos las estimaciones presentadas en la tabla 3 teniendo en cuenta la prevalencia de la enfermedad y los costes medios en hombres y mujeres. En total, los costes sanitarios asociados al cuidado de personas con DMT2 fueron de 435,5 millones de euros, ocupando los ingresos hospitalarios el primer lugar, con un coste de 170 millones de euros. Además, aunque observamos un mayor uso de los servicios de atención primaria y servicios especializados en los grupos de menor edad, y un mayor número de recetas e ingresos hospitalarios en grupos de mayor edad, la distribución de los costes sanitarios en cada grupo de edad por cada ítem fue muy similar. En términos de presupuesto sanitario, la provisión de cuidados a personas con DMT2 en el País Vasco representó un 12,78% del presupuesto sanitario público total en el 201119.

Tabla 3.

Costes totales observados para individuos con diabetes mellitus tipo 2 y su composición (%)

Rango de edad  Atención primaria (€)  Atención especializada (€)  Servicios de urgencias (€)  Ingresos hospitalarios (€)  Recetas (€)  Total (€) 
35-39  455.784  19,8  510.719  22,1  112.761  4,9  784.772  34,0  443.263  19  2.307.299 
40-44  890.979  21,1  1.017.521  24,0  182.682  4,3  1.324.411  31,3  816.487  19  4.232.080 
45-49  1.825.156  20,5  1.980.960  22,2  294.678  3,3  2.960.916  33,2  1.846.384  21  8.908.093 
50-54  3.555.961  20,6  3.894.178  22,6  472.770  2,7  5.366.840  31,1  3.940.622  23  17.230.371 
55-59  5.555.635  18,9  6.321.429  21,6  628.677  2,1  10.282.066  35,1  6.541.826  22  29.329.634 
60-64  8.435.681  18,6  9.304.668  20,5  880.668  1,9  16.077.076  35,5  10.624.655  23  45.322.748 
65-69  10.860.680  18,7  11.164.502  19,2  1.171.062  2,0  20.484.056  35,3  14.410.381  25  58.090.681 
70-74  10.790.813  17,5  10.987.083  17,8  1.231.956  2,0  24.012.337  39,0  14.551.319  24  61.573.508 
75-79  14.605.902  17,1  14.311.758  16,7  1.815.651  2,1  34.921.519  40,9  19.803.462  23  85.458.293 
80-84  12.660.401  17,6  10.082.792  14,1  1.697.841  2,4  30.452.385  42,4  16.849.656  23  71.743.075 
85+  9.446.968  18,4  5.429.022  10,6  1.462.986  2,9  23.432.107  45,7  11.529.364  22  51.300.448 
Total  79.083.960  18,2  75.004.632  17,2  9.951.732  2,3  170.098.485  39,1  101.357.420  23  435.496.230 
Discusión

En un contexto en el que «la enfermedad crónica más común padecida por adultos es la multimorbilidad»20, deberíamos poner un mayor énfasis en los individuos y la población afectados por una enfermedad o conjunto de enfermedades antes que analizar los costes atribuibles específicamente a una enfermedad.

Este estudio ha cuantificado los costes sanitarios directos asociados a la provisión de cuidados a personas (mayores de 35 años) con DMT2 en el sistema sanitario público vasco. Se han desarrollado previamente numerosos estudios en un intento de estimar los costes asociados a la diabetes en España, con diferentes enfoques y metodologías2-10. Ninguno de los estudios mencionados es directamente comparable al nuestro, ya que se centran en estimar los costes asociados a la DMT2 en una población, mientras que el presente estudio estima los costes sanitarios directos de una población con diagnóstico de DMT2. Además de esa diferencia sustancial en la perspectiva adoptada, existen otras relativas a la forma en la que se estiman los costes y las categorías de costes utilizadas, así como las fuentes y la calidad de los datos empleados. Asimismo, en términos de comparaciones de costes, este estudio compara población con DMT2 en relación con población con un diagnóstico crónico, mientras que otros estudios comparan respecto a población sin diabetes.

Sin embargo, pese a las diferencias metodológicas, existe un cierto paralelismo con los estudios de Mata3 y Mata et al.6 en Cataluña que son recientes y con enfoques asimilables (base poblacional, coste directo, etc.). Así, para Cataluña se obtiene un coste medio de 3.110€ y un ratio de sobrecoste de 1,77, frente a los 3.432€ y ratio de 1,69 de este estudio. Es interesante el similar peso de las hospitalizaciones en ambos estudios: un 41% en Cataluña y un 39% en País Vasco.

Respecto al impacto sobre el gasto sanitario público, se estimó que el cuidado de la DMT2 representaba el 8,2% en España4, mientras que en este estudio es de un 12,78% para el País Vasco. Las comparaciones con estudios internacionales son objeto de muchas limitaciones. No obstante, por citar algún ejemplo, los costes del cuidado a pacientes con diabetes representan solamente un 5,8% del presupuesto sanitario total en Finalndia21, mientras que en EE.UU. la diabetes absorbe más del 20% del presupuesto sanitario11.

Además, hemos demostrado que los costes sanitarios asociados a la DMT2 aumentan con la comorbilidad, la edad (salvo una meseta o ligero declive en las edades más avanzadas) y la privación. Varios estudios han hallado una asociación entre el nivel socioeconómico y la prevalencia de DMT222,23, siendo la prevalencia de la enfermedad mayor en los grupos más desfavorecidos. Nuestros datos también subrayan la diferencia en costes entre personas de niveles socioeconómicos, de acuerdo con los hallazgos de Larrañaga et al.24, quienes reportaron que a menor nivel socioeconómico de los pacientes con DMT2, mayor era el nivel de factores de riesgo y complicaciones crónicas, y peor el control de la enfermedad, a pesar de una frecuentación más alta de consultas de atención primaria.

Otro de los puntos fuertes de nuestro estudio es el haber tenido acceso a bases de datos poblacionales que contienen información acerca del uso y costes de los servicios sanitarios para todos los pacientes cubiertos por el sistema de salud público en una comunidad autónoma. Esto nos ha permitido desarrollar una metodología centrada en las personas con DMT2 en vez de en la enfermedad en sí, basando el análisis en fuentes de información directas en cuanto a la utilización de recursos de cada paciente con el diagnóstico de DMT2. Asimismo, la comparación entre población con DMT2 y población sin DMT2, pero con diagnóstico crónico, da una visión del exceso de coste de la diabetes respecto a otras enfermedades crónicas. Finalmente, el análisis de coste por grupos socioeconómicos es otra fortaleza al tratarse de una enfermedad en la cual ese factor influye significativamente en los costes.

Por un lado, este estudio también tiene algunas limitaciones. Algunas inherentes a las características de las bases de datos poblacionales, donde puede faltar información. Así, los costes sanitarios reales asociados a personas con DMT2 podrían haber sido subestimados, dado que los costes calculados en este estudio están basados en la prevalencia diagnosticada, es decir, en los casos conocidos; sin embargo, un porcentaje significativo de personas con DMT2 no están diagnosticadas aún1. Asimismo, no se incluyen ciertos costes sanitarios directos por falta de información para su adecuada imputación, ni el gasto sanitario privado por no poder acceder a esos datos. Otros costes como los indirectos y los intangibles no se han contemplado, dada la naturaleza del estudio y los métodos y fuentes empleadas.

Por otro lado, hay que reconocer que este tipo de coste en estudios de enfermedades solo proporciona información descriptiva, útil a efectos de sensibilización sobre un problema de salud, pero poco adecuada para la toma de decisiones.

Para concluir, en el País Vasco, se ha podido comprobar que los costes sanitarios asociados a la provisión de cuidados a personas con DMT2 representan casi un 13% del gasto sanitario público total. Estos costes son mayores en hombres y en los sectores de la población más desfavorecidos, y aumentan con la edad (excepto en los mayores de 85 años) y la comorbilidad.

Autoría

En relación con la contribución de los autores: EAM, JFO, y RNS diseñaron el estudio. EAM y JFO tomaron parte en la recolección de datos. EAM analizó los datos. JMAA, PEL y SG proporcionaron conocimiento experto. Todos los autores contribuyeron a la interpretación de los datos, y a la preparación y revisión del manuscrito. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.

Roberto Nuño-Solinís es el garante de este trabajo y, como tal, tiene pleno acceso a los datos del estudio y asume la responsabilidad de la integridad de los datos y precisión del análisis de datos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran el siguiente conflicto de intereses asociado a la financiación externa del manuscrito por parte de Sanofi-Aventis, entidad que, no obstante, no tuvo ningún papel en el diseño y la realización del estudio, la recolección, la gestión, el análisis e interpretación de los datos, o la preparación, revisión o aprobación del manuscrito.

Agradecimientos

Los autores quieren reconocer la colaboración en la financiación y el apoyo recibido de la compañía farmacéutica Sanofi-Aventis para aumentar la concienciación sobre la diabetes, así como la de Nuria Toro Polanco, Iñaki Fraile y Mariluz Marqués por sus aportaciones al estudio.

Bibliografía
[1]
F. Soriguer, A. Goday, A. Bosch-Comas, E. Bordiu, A. Calle-Pascual, R. Carmena
Prevalence of diabetes mellitus and impaired glucose regulation in Spain: The Di@betes Study
Diabetologia., 55 (2012), pp. 88-93 http://dx.doi.org/10.1007/s00125-011-2336-9
[2]
J. Lopez-Bastida, M. Boronat, J.O. Moreno, W. Schurer
Costs, outcomes and challenges for diabetes care in Spain
Global Health., 9 (2013), pp. 17 http://dx.doi.org/10.1186/1744-8603-9-17
[3]
Mata M. Coste actual de la diabetes mellitus en España: el estudio eCostes DM2. Supl Extraordin Diabetes Práctica. 2013;6 [consultado 20 Ene 2016]. Disponible en: http://diabetespractica.com/docs/publicaciones/138512825809_Mata.pdf
[4]
C. Crespo, M. Brosa, A. Soria-Juan, A. Lopez-Alba, N. López-Martínez, B. Soria
Costes directos de la diabetes mellitus y de sus complicaciones en España (Estudio SECCAID: Spain estimated cost Ciberdem-Cabimer in Diabetes)
Av Diabetol, 29 (2013), pp. 182-189
[5]
Hidalgo A, Oliva J, Rubio M, Zozaya N, Villoro R, García S. Estudios de coste de la diabetes tipo 2: una revisión de la literatura. Madrid: Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias-Instituto Carlos III. Febrero de 2015.
[6]
M. Mata-Cases, M. Casajuana, J. Franch-Nadal, A. Casellas, C. Castell, I. Vinagre
Direct medical costs attributable to type 2 diabetes mellitus: a population-based study in Catalonia, Spain
Eur J Health Econ., 17 (2016), pp. 1001-1010 http://dx.doi.org/10.1007/s10198-015-0742-5
[7]
M. Mata, F. Antoñanzas, M. Tafalla, P. Sanz
El coste de la diabetes tipo 2 en España. El estudio CODE-2
Gac Sanit., 16 (2002), pp. 511-520
[8]
J. López Bastida, P. Serrano Aguilar, B. Duque González
Los costes socioeconómicos de la diabetes mellitus
Aten Primaria., 29 (2002), pp. 145-150
[9]
J. Oliva, F. Lobo, B. Molina, S. Monereo
Direct health care costs of diabetic patients in Spain
Diabetes Care., 27 (2004), pp. 2616-2621
[10]
M. Ballesta, F. Carral, G. Olveira, J.A. Girón, M. Aguilar
Economic cost associated with type II diabetes in Spanish patients
Eur J Health Econ., 7 (2006), pp. 270-275 http://dx.doi.org/10.1007/s10198-006-0367-9
[11]
American Diabetes Association
Economic costs of diabetes in the US in 2012
Diabetes Care., 36 (2013), pp. 1033-1046 http://dx.doi.org/10.2337/dc12-2625
[12]
J.N. Struijs, C.A. Baan, F.G. Schellevis, G.P. Westert, G.A.M. van den Bos
Comorbidity in patients with diabetes mellitus: Impact on medical health care utilization
BMC Health Serv Res., 6 (2006), pp. 84 http://dx.doi.org/10.1186/1472-6963-6-84
[13]
J.F. Orueta, A. García-Álvarez, M. García-Goñi, F. Paolucci, R. Nuño-Solinís
Prevalence and costs of multimorbidity by deprivation levels in the Basque Country: A population based study using health administrative databases
[14]
J.F. Orueta, M. Mateos del Pino, I. Barrio Beraza, R. Nuño Solinis, M. Cuadrado Zubizarreta, C. Sola Sarabia
[Stratification of the population in the Basque Country: Results in the first year of implementation]
Aten Primaria., 45 (2013), pp. 54-60 http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2012.01.001
[15]
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Spanish version (eCIE9MC) of the electronic international classification of diseases, nineth revision, clinical modification (ICD-9-CM). 2012 [consultado 20 Ene 2016]. Disponible en: http://eciemaps.mspsi.es/ecieMaps/browser/index_9_mc.html
[16]
The WHO Collaborating Centre for Drug Statistics Methodology. International language for drug utilization research ATC/DDD. 2012 [consultado 20 Ene 2016]. Disponible en: http://www.whocc.no/atc_ddd_index
[17]
A.N. Makam, O.K. Nguyen, B. Moore, Y. Ma, R. Amarasingham
Identifying patients with diabetes and the earliest date of diagnosis in real time: An electronic health record case-finding algorithm
BMC Med Inform Decis Mak., 13 (2013), pp. 81 http://dx.doi.org/10.1186/1472-6947-13-81
[18]
M. Klompas, E. Eggleston, J. McVetta, R. Lazarus, L. Li, R. Platt
Automated detection and classification of type 1 versus type 2 diabetes using electronic health record data
Diabetes Care., 36 (2013), pp. 914-921 http://dx.doi.org/10.2337/dc12-0964
[19]
Gobierno Vasco. Presupuestos Generales del 2011 de la Comunidad Autónoma de Euskadi [portal en Internet]. 2012 [consultado 20 Ene 2016]. Disponible en: http://opendata.euskadi.net/datos/-/contenidos/ds_economicos/presupuestos_2011/es_general/euskadi_gobierno_vasco.html
[20]
M.E. Tinetti, T.R. Fried, C.M. Boyd
Designing health care for the most common chronic condition — multimorbidity
JAMA., 307 (2012), pp. 2493-2494 http://dx.doi.org/10.1001/jama.2012.5265
[21]
T. Kangas, S. Aro, V.A. Koivisto, M. Salinto, M. Laakso, A. Reunanen
Structure and costs of health care of diabetic patients in Finland
Diabetes Care., 19 (1996), pp. 494-497
[22]
V. Connolly, N. Unwin, P. Sherriff, R. Bilous, W. Kelly
Diabetes prevalence and socioeconomic status: A population based study showing increased prevalence of type 2 diabetes mellitus in deprived areas
J Epidemiol Community Health., 54 (2000), pp. 173-177
[23]
N. Chaturvedi, J. Jarrett, M.J. Shipley, J.H. Fuller
Socioeconomic gradient in morbidity and mortality in people with diabetes: Cohort study findings from the Whitehall Study and the WHO Multinational Study of Vascular Disease in Diabetes
BMJ., 316 (1998), pp. 100-105
[24]
I. Larrañaga, J.M. Arteagoitia, J.L. Rodriguez, F. Gonzalez, S. Esnaola, J.A. Piniés
Socio-economic inequalities in the prevalence of type 2 diabetes, cardiovascular risk factors and chronic diabetic complications in the Basque Country, Spain
Diabet Med., 22 (2005), pp. 1047-1053 http://dx.doi.org/10.1111/j.1464-5491.2005.01598.x
Copyright © 2016. SEEN
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos