x

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2017

0,841
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2017

Indexada en:

SCIE/JCR, Index Medicus/Medline, IBECS, IME

Métricas

  • Factor de Impacto: 0,841 (2017)
  • CiteScore 2017: 0,37
    Leer más
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,249
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,347

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2017

Cir Esp 2018;96:149-54 - DOI: 10.1016/j.ciresp.2017.11.013
Original
Sensibilidad, especificidad y fiabilidad de la escala RIPASA en el diagnóstico de apendicitis aguda en relación con la escala de Alvarado
Sensitivity, Specificity and Reliability of the RIPASA Score for Diagnosis of Acute Appendicitis in Relation to the Alvarado Score
Celerino Arroyo-Rangela, Iván O. Limóna, Ángel G. Veraa, Pedro M. Guardiolaa, Enrique A. Sánchez-Valdiviesoa,b,,
a Departamento de Cirugía, Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, Secretaría de Salud, Veracruz, México
b Departamento de Investigación, Escuela de Medicina, Universidad Cristóbal Colón, Campus Calasanz, Boca del Río, México
Recibido 14 mayo 2017, Aceptado 25 noviembre 2017
Resumen
Introducción

Con el fin de evitar retardo en el diagnóstico de apendicitis aguda y disminuir el margen de error, se ha recurrido a la aplicación de escalas. El objetivo de este estudio fue comparar la eficacia de las escalas Alvarado y RIPASA en el diagnóstico clínico de apendicitis aguda y correlacionar con el resultado de patología.

Métodos

Estudio longitudinal prospectivo, analítico, comparativo. Se incluyeron pacientes con síndrome doloroso abdominal sugestivo de apendicitis aguda e intervenidos quirúrgicamente; se les aplicaron en forma simultánea las escalas de Alvarado y la RIPASA. Se obtuvo el reporte de patología y se comparó la eficacia de ambas escalas para el diagnóstico de apendicitis aguda.

Resultados

Se incluyeron 100 pacientes. La escala RIPASA demostró mayor certeza diagnóstica en comparación con la escala de Alvarado, con sensibilidad del 98,8% y especificidad del 71,4% versus 90,7% y 64,3%, respectivamente. La escala RIPASA mostró un área bajo la curva de 0,88 y la escala de Alvarado, de 0,80.

Conclusiones

La escala RIPASA es un sistema más específico, conveniente y certero que la escala de Alvarado para la población mexicana.

Abstract
Introduction

In order to avoid delay in the diagnosis of acute appendicitis and reduce the margin of error, the use of scales has been used. The aim of this study was to compare the effectiveness of the Alvarado and RIPASA scores in the clinical diagnosis of acute appendicitis and to correlate with the histopathological results.

Methods

Prospective, longitudinal, analytical, comparative and observational study. Patients with abdominal pain syndrome suggestive of acute appendicitis and submitted to surgical intervention were included; the Alvarado and RIPASA scores were simultaneously applied. The pathology report was obtained and the efficacy of both scores for the diagnosis of acute appendicitis was compared.

Results

One hundred patients were included. It was shown that the RIPASA score demonstrated greater diagnostic accuracy compared to the Alvarado score, with sensitivity of 98,8% and specificity of 71,4% versus 90,7% and 64,3%, respectively. The RIPASA score showed an area under the curve of 0,88 and the Alvarado scale of 0,80.

Conclusions

The RIPASA score is a more specific, convenient and accurate system than the Alvarado score for the Mexican population.

Palabras clave
Apendicitis, RIPASA, Alvarado, Escalas
Keywords
Appendicitis, RIPASA, Alvarado, Scores
Introducción

La apendicitis aguda (AA) se asocia con morbilidad del 10% y mortalidad del 0,24-4,0%1 y constituye el diagnóstico más frecuente a nivel mundial para el cirujano de urgencias, representando hasta el 20% del total de intervenciones quirúrgicas2. Se presenta más frecuentemente entre la segunda y la cuarta décadas de la vida, siendo el diagnóstico oportuno difícil y predominantemente clínico3.

El porcentaje de apendicectomías negativas (10-15%) no ha cambiado con la introducción de la ecografía y la tomografía computarizada; el porcentaje de diagnóstico erróneo en pacientes intervenidos de apendicectomía laparoscópica es significativamente mayor que en apendicectomía abierta. Se invierten 1.000 millones de dólares cada año en apendicectomías «blancas»4,5, por lo que altas tasas de apendicectomías negativas ya no son aceptables. Con el fin de evitar retardo en el diagnóstico, disminuir el margen de error, identificar pacientes que requieran cirugía de urgencia o pacientes sin AA sería de gran utilidad la aplicación de una escala. La escala de Alvarado sugiere, con una puntuación mayor, la probabilidad de que el paciente tenga un cuadro de AA6.

Una nueva escala, Raja Isteri Pengiran Anak Saleha Appendicitis (RIPASA), parece tener mayor sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de AA y una reducción significativa de apendicectomías negativas7,8.

El propósito de este estudio fue aplicar ambas escalas en el servicio de urgencias a los pacientes con diagnóstico presuntivo de AA y comparar con los reportes de anatomía patológica posteriores a la apendicectomía, y así comparar la eficacia, la sensibilidad y la especificidad de las escalas de Alvarado y RIPASA en el diagnóstico de AA en un hospital de tercer nivel que atiende a la población del este de México.

Métodos

Se realizó un estudio analítico y observacional en pacientes de ambos sexos, de 18 años de edad o más, que acudieron al servicio de urgencias del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz con sospecha diagnóstica de AA y que fueron intervenidos de apendicectomía en el período comprendido entre el 1 de junio y el 31 de diciembre de 2016. Se incluyeron todos los pacientes tratados con apendicectomía urgente, que contaban con resultado de histopatología. El estudio fue aprobado por el comité institucional de ética.

Instrumentos. Las 2 diferentes escalas, la escala de Alvarado y la escala RIPASA, fueron aplicadas a cada uno de los pacientes por un médico residente de cirugía sin influir en el cirujano en cuanto a la decisión de intervención quirúrgica. La escala de Alvarado (publicada en 1986) es una tabla de valoración (tabla 1) cuya suma da un máximo de 10 puntos y mayor probabilidad de que el paciente tenga un cuadro de AA6. La escala RIPASA (publicada en 2010), se propone que tiene una mayor sensibilidad y especificidad7.

Tabla 1.

Variables en las escalas de Alvarado y RIPASA y sus valores

Escala de AlvaradoEscala RIPASA
Variable  Valor  Variable  Valor 
Dolor en FID  Hombre 
Blumberg positivo  Mujer  0,5 
Migración del dolor  Menor de 40 años 
Náuseas o vómito  Mayor de 40 años  0,5 
Anorexia  Extranjero 
Temperatura superior a 38°C  Dolor en FID  0,5 
Leucocitosis mayor de 10.000  Náuseas o vómito 
Neutrofilia mayor del 70%  Migración del dolor  0,5 
    Anorexia 
    Síntomas <48
    Síntomas >480,5 
    Hipersensibilidad en FID 
    Resistencia muscular voluntaria 
    Signo de rebote positivo 
    Rovsing positivo 
    Fiebre >37°C a <39°C 
    Leucocitosis 
    Examen de orina negativo 

FID: fosa ilíaca derecha.

La escala de Alvarado incluye 3 síntomas, 3 signos físicos y 2 parámetros de laboratorio; a cada variable se le asigna un valor de 1 o 2 puntos. El resultado consiste en la suma de los valores, con puntaje máximo de 10. Cuanto mayor sea la puntuación obtenida, mayor la probabilidad de que el paciente tenga un cuadro de AA. Una vez establecido el puntaje, se clasifica con duda diagnóstica si es menor de 5 puntos, de 5 a 6 puntos como sugestivo, de 7 a 8 puntos como probable, y de 9 a 10 puntos como muy probable apendicitis. La escala RIPASA cuenta con 18 variables divididas en 4 grupos (datos, signos, síntomas y estudios de laboratorio) otorgándoseles un valor de 0,5 a 2, con un puntaje máximo de 16 y, de acuerdo con el puntaje, la probabilidad del diagnóstico es: menor de 5 puntos (improbable), 5-7 puntos (baja probabilidad), 7,5-11,5 puntos (alta probabilidad de AA), y mayor de 12 puntos (diagnóstico de apendicitis).

Independientemente de recabar las escalas de Alvarado y RIPASA en cada paciente con sospecha de AA, el cirujano a cargo solicitó estudios complementarios de acuerdo con el caso. En la totalidad de pacientes se solicitó analítica completa y examen de orina; en 21 pacientes se solicitó una ecografía abdominal, además de radiografías de abdomen y en 66 pacientes solamente se solicitaron radiografías de abdomen, ya que el diagnóstico probable de AA es básicamente clínico así como la toma de decisión de llevar a cabo la intervención quirúrgica. Cabe mencionar que la tomografía axial en nuestro hospital no es un estudio que se solicite de manera rutinaria en casos de sospecha de AA.

Se registraron los hallazgos transoperatorios de cada uno de los pacientes, y el diagnóstico de AA se confirmó con el estudio histopatológico del apéndice cecal extirpado. Al egresar los pacientes, se continuó el seguimiento postoperatorio como ambulatorio al menos por 30 días.

Análisis estadístico

Se realizó estadística descriptiva de los datos demográficos de la población, así como el análisis para pruebas diagnósticas tomando como estándar de oro el reporte histopatológico (sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo [VPP], valor predictivo negativo [VPN]); con estos datos se generaron las curvas ROC para contrastar ambas escalas.

Posteriormente calculamos la razón de verosimilitud (RV, en inglés likelihood ratio).

La RV es un buen parámetro para decidir cuándo se realiza una prueba diagnóstica. La RV resulta de dividir la probabilidad de obtener un resultado positivo cuando el sujeto está enfermo por la probabilidad de obtener el mismo resultado cuando está sano o, dicho de otro modo, sensibilidad dividida entre 1–especificidad. Cuanto más se aleje de 1, mejor será la prueba para diferenciar entre sujetos enfermos y sanos. Por ejemplo, si una RV es 5 (o 5 a 1) el resultado del test ocurrirá 5 veces en aquellos en los cuales la enfermedad está presente, por cada vez que ocurra en aquellos sujetos en los cuales la enfermedad está ausente (RV+ siempre será mayor que 1 y RV– será menor que 1).

La RV+ indica a qué punto un individuo tiene más posibilidades de ser positivo en realidad (cuando la prueba dice que es positivo). La RV–, por el contrario, indica a qué punto una persona tiene más posibilidades de ser negativo en realidad, cuando la prueba dice que es positivo.

En el manejo de los datos se mantuvo la confidencialidad y se respetó el anonimato de los pacientes; uno de los investigadores se hizo cargo de codificar los datos de los pacientes, anotando números en lugar de nombres.

Resultados

Durante el período de reclutamiento, de los 218 pacientes que se presentaron en el año, fueron incluidos en este estudio un total de 100 pacientes (46%), 42 mujeres y 58 hombres, con una relación hombre-mujer de 1,7:1 (tabla 2). La edad media de los pacientes fue de 36,5±16,2 años (rango 18-81 años). La distribución de los casos de AA fue similar a lo reportado, afectando predominantemente a pacientes entre la segunda y la cuarta décadas de la vida.

Tabla 2.

Distribución de las variables de los pacientes incluidos

    Promedio 
Género
  Femenino  42  42%   
  Masculino  58  58%   
Edad  rango 18-81años  100  100%  36,5±16,2años 
IMC  rango 17-36kg/m2  100  100%  25,3±3,8kg/m2 
Comorbilidadesa
  Sobrepeso y obesidad  65  76,5%   
  DM tipo 2  8,7%   
  HTA  5,0%   
  DM tipo 2 más HTA  7,5%   
  Otras  3,8%   
  Totala  80  100%   
Manejo previo
  Analgésicos  47  67,2%   
  Antibióticos  1,4%   
  Analgésicos más antibióticos  22  31,4%   
  Total  70  100%   

El índice de masa corporal lo calculamos dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros. El sobrepeso/obesidad se definió como una acumulación anormal o excesiva de grasa. La OMS lo define como: IMC igual o superior a 25, sobrepeso. IMC igual o superior a 30, obesidad.

DM: diabetes mellitus; HTA: hipertensión; IMC: índice de masa corporal.

a

Más de un paciente presentó más de una comorbilidad.

El índice de masa corporal medio fue de 25,3±3,8kg/m2 (rango 17-36kg/m2). Del total, 70 pacientes recibieron manejo médico previo, 65 (92,9%) por facultativo y 5 (7,1%) por automedicación; 47 (67,2%) de estos pacientes recibieron solo analgésico, 22 (31,4%) pacientes recibieron analgésicos más antibióticos y un paciente (1,4%), solo antibiótico.

El dolor e hipersensibilidad en fosa ilíaca derecha se presentaron en el 100% de los pacientes, seguido de leucocitosis en el 91%, dolor a la descompresión brusca en el 90%, neutrofilia en el 90%, resistencia muscular involuntaria en el 82%, examen de orina negativo en el 80%, aumento de la temperatura corporal en el 75%, anorexia en el 73%, náuseas y vómito en el 62%, y migración del dolor en el 44% de ellos.

El 80% de todos los pacientes presentaban una o varias comorbilidades, a expensas de la más frecuente que fue el sobrepeso en 48 pacientes y la obesidad en 17 pacientes (65 pacientes, 76,5%); 7 (8,7%) pacientes presentaban además diabetes mellitus tipo 2; 4 (5%) pacientes presentaban hipertensión arterial sistémica; 6 (7,5%) presentaban ambas; y 3 (3,8%) pacientes presentaban otras comorbilidades.

El tiempo promedio entre el inicio de la sintomatología y la primera valoración médica fue de 45,5±35h (rango 8-144h). El tiempo promedio que pasó desde la primera valoración por el cirujano hasta la resolución quirúrgica del cuadro fue de 8,5±4,0h (rango 2-48h).

En relación con la intervención quirúrgica, todas las apendicectomías fueron abiertas; en 69 de ellas el abordaje fue mediante incisión tipo McBurney y 31 fueron realizadas mediante laparotomía media. Se observó una apendicitis edematosa en 2 casos, apendicitis flemonosa en 30 pacientes, apendicitis necrosada en 21 de ellos, y apendicitis perforada en 33 casos.

Se presentaron complicaciones posquirúrgicas en 8 pacientes (4 seromas, 2 infecciones del sitio quirúrgico y 2 abscesos residuales). Definimos absceso residual como la presencia de colecciones purulentas intraabdominales luego del tratamiento quirúrgico de la AA.

El índice de apendicectomías negativas (apéndice cecal normal demostrado histológicamente) fue del 14%. No se presentaron defunciones durante el presente estudio. La estancia hospitalaria promedio fue de 3,5±1,8 días (rango 1-21 días).

Al aplicar las escalas a los pacientes del estudio encontramos que la escala RIPASA demostró mayor certeza diagnóstica en comparación con la escala de Alvarado, con una sensibilidad del 98,8%, especificidad del 71,4%, VPP del 95,5% y VPN del 90,9% vs. sensibilidad del 90,7%, especificidad del 64,3%, VPP del 94,1% y VPN del 60%, respectivamente (tabla 3). La escala RIPASA muestra un área bajo la curva (ABC) de 0,88 en comparación con la escala de Alvarado, que es de 0,80 (fig. 1).

Tabla 3.

Tabla de contingencia 2×2 de donde se obtuvieron los resultados

Escala RIPASA
Resultado de Patología  Enfermos (+)  Sanos (–)  Total 
Negativo  10  11 
Positivo  85  89 
Total  86  14  100 
  FN 1  VN 10   
  VP 85  FP 4   
Escala de Alvarado
Resultado de Patología  Enfermos (+)  Sanos (–)  Total 
Negativo  15 
Positivo  80  85 
Total  86  14  100 
  FN 6  VN 9   
  VP 80  FP 5   
Escala RIPASA
Sensibilidad  Especificidad  VPP  VPN 
0,99  0,71  0,96  0,91 
Escala de Alvarado
Sensibilidad  Especificidad  VPP  VPN 
0,91  0,64  0,94  0,60 

FN: falsos negativos; FP: falsos positivos; VN: verdaderos negativos; VP: verdaderos positivos; VPN: valor predictivo negativo; VPP: valor predictivo positivo.

Figura 1.
(0.14MB).

Curva ROC obtenida al calcular los resultados de ambas escalas.

Posteriormente calculamos la RV para nuestros resultados y para cada uno de los informes similares previos (tabla 4). En el caso de nuestro estudio, la RV positiva fue de 3,5 y la RV negativa de 0,02 para la escala RIPASA, en comparación con la RV positiva de 2,5 y la RV negativa de 0,2 para la escala de Alvarado. El promedio de todos los estudios incluidos en la tabla 4, en cuanto a la RV positiva, para la escala de Alvarado se calculó en 3,6 (rango 2,0-6,5) y fue ligeramente superior para la escala RIPASA, de 3,7 (con un rango mucho más amplio: 1,2-10,1); la especificidad promedio fue del 77,8% (64,3-90%) para la escala de Alvarado y del 63,3% (36-90,5%) con un rango más amplio para RIPASA; la sensibilidad promedio fue del 67,1% (52-90,7%) vs. 90,7% (75-98,8%) para las escalas de Alvarado y RIPASA, respectivamente.

Tabla 4.

Comparación de la sensibilidad y la especificidad de la escala de Alvarado y la escala RIPASA en las diferentes publicaciones

Escala de AlvaradoEscala RIPASA
Sensibilidad  Especificidad  RV+  RV–  Sensibilidad  Especificidad  RV+  RV– 
Chong et al., 20118  68,3%  87,9%  5,6  0,4  98%  81,3%  5,2  0,03 
Alnjadat et al., 20139  73,7%  68,6%  2,3  0,4  93,2%  61,8%  2,4  0,1 
Nanjundaiah et al., 201410  58,9%  85,7%  4,1  0,5  96,2%  90,5%  10,1  0,04 
Repplinger et al., 201411  52%  74%  2,0  0,6  75%  37%  1,2  0,7 
Sinnet et al., 201612  65,2%  90%  6,5  0,4  95,5%  65%  2,7  0,07 
Golden et al., 201613  61%  74%  2,2  0,6  78%  36%  1,3  0,5 
Este estudio  90,7%  64,3%  2,5  0,2  98,8%  71,4%  3,5  0,02 
Promedios  67,1%  77,8%  3,6  0,4  90,7%  63,3%  3,7  0,2 

RV(+): razón de verosimilitud positiva; RV(–): razón de verosimilitud negativa.

Comparamos los resultados en sensibilidad de ambas escalas entre pacientes con apendicitis; así mismo, entre pacientes sin apendicitis comparamos los resultados en cuanto a especificidad (prueba de McNemar para datos apareados). Las diferencias apreciadas entre ambas escalas no son significativas desde el punto de vista estadístico. Los valores de ABC (de ambas curvas ROC) fueron comparados, siendo la diferencia estadísticamente no significativa (técnica de DeLong, software Med Cal).

Discusión

El propósito de nuestro estudio fue comparar la capacidad de dos sistemas de puntaje clínico, la escala de Alvarado y la escala RIPASA, para diagnosticar o descartar apendicitis ya que la tomografía computarizada, la ecografía y la laparoscopia no han disminuido el porcentaje de error diagnóstico14.

Se ha propuesto que la tasa de apendicectomías negativas no debería ser mayor del 15%, y al mismo tiempo debemos reducir la incidencia de perforación14. Para aumentar la certeza diagnóstica y en consecuencia disminuir el porcentaje de apendicectomías negativas se han desarrollado estos sistemas de puntaje clínico. Nuestra investigación valoró la utilidad de dichas escalas en la población de la región oriental del país, encontrando una mayor sensibilidad y especificidad para la escala RIPASA. Se generaron las curvas ROC (fig. 1) demostrando un ABC mayor para la escala RIPASA en comparación con la escala de Alvarado; esto se traduce en mejor sensibilidad/especificidad para la escala de RIPASA.

En el estudio de Golden et al. en los Estados Unidos el ABC reportado fue inverso, de 0,67 para la escala RIPASA y de 0,72 para la escala de Alvarado13. Esto puede ser debido a la población estudiada, ya que se ha informado que la escala RIPASA fue inicialmente diseñada para población asiática porque la escala de Alvarado no demostró confiabilidad diagnóstica en dicha población7.

Con respecto a la sensibilidad y especificidad, Velázquez et al. informaron que utilizaron la escala de Alvarado en 113 pacientes, observando una sensibilidad del 99% y una especificidad del 62%, lo cual muestra similitud con nuestros datos15. Cedillo et al. observaron en 99 pacientes una superioridad en especificidad de la escala de Alvarado (57%) comparada con tomografía axial computarizada o ultrasonido en las primeras 24h de evolución16.

Dentro de los estudios comparando ambas escalas (tabla 4), Chong et al. reportaron para la escala RIPASA una sensibilidad del 98% y una especificidad del 81,3%, mientras que para la escala de Alvarado observaron una sensibilidad del 68,3% y una especificidad del 87,9%8. Alnjadat y Abdallah demostraron una sensibilidad del 93,2% y una especificidad del 61,8% para RIPASA, y sensibilidad del 73,7% con especificidad del 68,6% para Alvarado9. Dos estudios adicionales11,13 informaron la especificidad más baja reportada para la escala RIPASA. Así mismo, Sinnet et al.12 demostraron especificidad del 65% para RIPASA, inferior a la especificidad del 90% de Alvarado.

Por el contrario, Nanjundaiah et al. informaron sobre una sensibilidad y especificidad para RIPASA del 96,2% y 90,5% y para Alvarado del 58,9% y 85,7%, respectivamente10. Finalmente, en el trabajo no comparativo de Butt et al.17, fueron observadas para la escala de RIPASA una especificidad del 93% y una sensibilidad del 96,7% (RV+ 13,8 y RV– 0,04). Estos estudios8−13 demuestran que, en términos generales, la escala RIPASA, así como la escala de Alvarado, presentan una relativamente buena sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de AA, en algunos estudios comparándose con ventaja con los estudios de imagen16, aunque esto no ha podido ser confirmado por otros13. La especificidad de la escala RIPASA, al igual que en el trabajo de Nanjundaiah et al.10, fue superior en nuestro hospital a las correspondientes a la escala de Alvarado (tabla 4). La variabilidad de cifras observada entre los estudios puede ser también secundaria a un efecto de la población de la cual fue extraída la muestra.

Así mismo, determinamos que el punto de corte para la escala de Alvarado puede ser tan bajo como de 6,5 (siendo el recomendado entre 7 y 7,510) y para la escala RIPASA de 9,25 mediante las curvas ROC, ya que en este punto de corte se obtiene un equilibrio entre la especificidad y la sensibilidad.

Entonces nos dimos a la tarea de calcular la RV positiva para cada informe comparativo (tabla 4), y el promedio de estos estudios fue ligeramente superior (3,7 vs. 3,6) para la escala RIPASA.

El índice de apendicectomías negativas reportadas en nuestro estudio fue del 14%, similar a lo reportado en la literatura mundial14,18,19. Se ha reportado un efecto sobre el porcentaje de apendicectomías negativas con el uso de estas escalas; en el estudio de Chong et al., estos autores lograron disminuir el índice a solo el 6,9%8. Si bien el 70% de pacientes llegaron a nuestro hospital con medicación previa (analgésico y antibiótico), esto no disminuyó la efectividad diagnóstica de las escalas.

A pesar de que el 80% de nuestros pacientes presentaban una o varias comorbilidades, solo el 8% de pacientes presentaron complicaciones quirúrgicas. El tiempo promedio entre el inicio de la sintomatología y la primera valoración médica fue de 45,5h. Convendría entrenar a los médicos generales en el uso de estas escalas, para evitar el retraso en el diagnóstico.

En conclusión, la escala RIPASA presenta mayor exactitud, fiabilidad y confiabilidad como prueba diagnóstica en comparación con la escala de Alvarado, siendo de ayuda para tomar una decisión terapéutica oportuna. En hospitales como el nuestro, el diagnóstico de AA descansa grandemente en la evaluación clínica realizada por el cirujano; un adecuado sistema de puntuación clínica evitaría errores de diagnóstico, manteniendo una tasa de apendicectomía negativa satisfactoriamente baja mediante una estratificación adecuada de los pacientes y, al mismo tiempo, podría limitar la exposición de los pacientes a las radiaciones ionizantes, ya que existe un mayor riesgo de desarrollar cáncer cuando se les practica una exploración por tomografía axial, en particular para el grupo de edad pediátrica13,20.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existen conflictos de intereses en relación con esta investigación.

Bibliografía
1
A. Bhangu,K. Søreide,S. Di Saverio,J. Hansson Assarsson,F. Thurston Drake
Acute appendicitis: modern understanding of pathogenesis, diagnosis, and management
2
G.R.C. Rebollar,A.J. García,T.R. Trejo
Apendicitis aguda, revisión de la literatura
Rev Hosp Juarez Mex., 76 (2009), pp. 210-216
3
A. Petroianu
Diagnosis of acute appendicitis
Int J Surg., 10 (2012), pp. 115-119 http://dx.doi.org/10.1016/j.ijsu.2012.02.006
4
D.R. Flum,T. Koepsell
The Clinical and Economic Correlates of Misdiagnosed Appendicitis Nationwide Analysis
Arch Surg., 137 (2002), pp. 799-804
5
M. Colson,A. Kristin,G. Dunnington
High negative appendectomy rates are no longer acceptable
Am J Surg., 174 (1997), pp. 723-727
6
A. Alvarado
A practical score for the early diagnosis of acute appendicitis
Ann Emerg Med., 15 (1986), pp. 557-564
7
C.F. Chong,M.I. Adi,A. Thien,A. Suyoi,A.J. Mackie,A.S. Tin
Development of the RIPASA score: A new appendicitis scoring system for the diagnosis of acute appendicitis
Singapore Med J., 51 (2010), pp. 220-225
8
C.F. Chong,A. Thien,A.J. Mackie,A.S. Tin,S. Tripathi,M.A. Ahmad
Comparison of RIPASA and Alvarado scores for the diagnosis of acute appendicitis
Singapore Med J., 52 (2011), pp. 340-345
9
I. Alnjadat,B. Abdallah
Alvarado versus RIPASA score in diagnosing acute appendicitis
Rawal Med J., 38 (2013), pp. 147-151
10
N. Nanjundaiah,A. Mohammed,V. Shanbhag,K. Ashfaque,S.A. Priya
A comparative study of RIPASA score and ALVARADO score in the diagnosis of acute appendicitis
J Clin Diagn Res., 8 (2014), pp. NC03-NC05 http://dx.doi.org/10.7860/JCDR/2014/9055.5170
11
M.D. Repplinger,S.K. Golden,A. Ebinger,J.E. Svenson
Comparison of appendicitis clinical scoring systems with physician-determined likelihood of appendicitis (Research Forum Abstract 65)
Ann Emerg Med., 64 (2014), pp. S24
12
P.R. Sinnet,P.M. Chellappa,S. Kumar,R. Ethirajulu,S. Thambi
Comparative study on the diagnostic accuracy of the RIPASA score over Alvarado score in the diagnosis of acute appendicitis
J Evid Based Med Healthc., 3 (2016), pp. 4318-4321
13
S.K. Golden,J.B. Harringa,P.J. Pickhardt,A. Ebinger,J.E. Svenson,Y.Q. Zhao
Prospective evaluation of the ability of clinical scoring systems and physician-determined likelihood of appendicitis to obviate the need for CT
Emerg Med J., 33 (2016), pp. 458-464 http://dx.doi.org/10.1136/emermed-2015-205301
14
D.R. Flum,A. Morris,T. Koepsell,E.P. Dellinger
Has misdiagnosis of appendicitis decreased over time? A population-based analysis
JAMA., 286 (2001), pp. 1748-1753
15
M.J.D. Velázquez,R.C. Godines,G.M.A. Vázquez
Evaluación prospectiva de la Escala de Alvarado en el diagnóstico de apendicitis aguda
Cir Gen., 32 (2010), pp. 17-23
16
A.E.J. Cedillo,V.I.A. Santana,C.R. González,C.J. Onofre,G.R. Gartz-Tondorf
Sensibilidad y especificidad de la escala de Alvarado en el diagnóstico de apendicitis aguda comparada con TAC o ultrasonido en las primeras 24 horas de evolución
Cir Gen., 34 (2012), pp. 107-110
17
M.Q. Butt,S.S. Chatha,A.Q. Ghumman,M. Farooq
RIPASA score: A new diagnostic score for diagnosis of acute appendicitis
J Coll Physicians Surg Pak., 24 (2014), pp. 894-897 http://dx.doi.org/12.2014/JCPSP.894897
18
C.L. Bijnen,W.T. van den Broek,A.B. Bijnen,P. de Ruiter,D.J. Gouma
Implications of removing a normal appendix
Dig Surg., 20 (2003), pp. 215-219 http://dx.doi.org/10.1159/000070388
19
K. Jones,A. Peña,E.L. Dunn,L. Nadalo,A.J. Mangram
Are negative appendectomies still acceptable?
Am J Surg., 188 (2004), pp. 748-754 http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2004.08.044
20
D.J. Brenner,R. Doll,D.T. Goodhead,E.J. Hall,C.E. Land,J.B. Little
Cancer risks attributable to low doses of ionizing radiation: Assessing what we really know
Proc Natl Acad Sci U.S.A., 100 (2003), pp. 13761-13766 http://dx.doi.org/10.1073/pnas.2235592100
Autor para correspondencia. (Enrique A. Sánchez-Valdivieso easanchezv@gmail.com)
Copyright © 2017. AEC