Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en éste medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Reparación endovascular de seudoaneurisma arterial secundario a fístula ilíac...
Información de la revista
Vol. 96. Núm. 2.Febrero 2018
Páginas 65-128
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 96. Núm. 2.Febrero 2018
Páginas 65-128
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2017.04.009
Acceso a texto completo
Reparación endovascular de seudoaneurisma arterial secundario a fístula ilíaco-ureteral
Endovascular repair of an arterial pseudoaneurysm due to ureteral-iliac fistula
Visitas
140
Ana María Miguel-Sánchez
Autor para correspondencia
amiguelsan@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Ljubica Sarmiento-Marasovic, Jose Manuel Buisán-Bardají, Jorge Coghi-Granados, Ángel Duato Jané
Servicio de Angiología y Cirugía Vascular, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España
Este artículo ha recibido
140
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto Completo

La presencia de una fístula ilíaco-ureteral (FIU) es una inusual causa de hematuria que se debe sospechar en pacientes con antecedentes de cirugía pélvica, revascularización arterial, procesos inflamatorios pélvicos, tratamiento radioterápico o implante de stents ureterales1 y que en raras ocasiones se asocia a la presencia de un seudoaneurisma arterial. Una de las grandes ventajas de los procedimientos endovasculares es el rápido control de la hemorragia con técnicas mínimamente invasivas.

Presentamos el caso de un paciente varón de 53 años, con antecedentes de dislipemia, peritonitis por apendicitis aguda gangrenosa que precisó apendicectomía laparoscópica y carcinoma vesical tratado mediante resección transuretral y quimioterapia endocavitaria. Pasados 3 años presenta recidiva de dicha neoplasia con infiltración de pared y meato ureteral, afectación ganglionar y metástasis óseas (carcinoma vesical infiltrante pT4 pN3 M1). Es intervenido por el servicio de urología que realiza una cistectomía radical asociada a una amplia linfadenectomía ilíaca bilateral y ureterostomía cutánea. El paciente precisa además quimioterapia paliativa.

Un mes más tarde, acude a urgencias por dolor cólico en fosa ilíaca izquierda y hemorragia a través de la ureterostomía. El servicio de radiología intervencionista realiza una inyección de contraste yodado a través del catéter ureteral, objetivando la presencia de una FIU izquierda que tratan con el implante de 2 stents cubiertos de 8×60mm Fluency® (Bard). A los 6 meses vuelve a presentar el mismo cuadro. Una angiotomografía computarizada (angio-TC) demuestra fuga de contraste proximal de las endoprótesis. Es tratado nuevamente por el servicio de radiología intervencionista mediante el implante de otro stent Fluency® de 8×60mm.

Tras 2 meses, acude de nuevo a urgencias por dolor intenso en hemiabdomen y muslo izquierdo que obliga a mantener en flexión dicha extremidad. En la angio-TC se observa un seudoaneurisma de ilíaca común izquierda de 65mm de diámetro máximo con sangrado activo (figs. 1A y B), motivo por el cuál es trasladado a nuestro servicio. Dados los antecedentes quirúrgicos y el alto riesgo del paciente se optó por un tratamiento endovascular reservando la cirugía abierta como último recurso. Por la posición antiálgica de la extremidad, el procedimiento tuvo que realizarse bajo anestesia general. Mediante punción retrógrada femoral izquierda, según técnica de Seldinger se realizó una arteriografía diagnóstica a través de un introductor de 6Fr en la que se observó una fuga de contraste a través de la porción distal de las endoprótesis colocadas con anterioridad (fig. 2A). Con la ayuda de una guía hidrofílica de 0,035in y a través de un catéter tipo Vanschie II se canalizó la arteria ilíaca común y se implantaron 2 stents cubiertos Fluency® de 10×80mm y 8×80mm. Se administró 1,5g de cefuroxima profiláctica según protocolo, desestimando la anticoagulación por el sangrado activo.

Figura 1.
(0,13MB).

Imágenes de angio-TC: A) Sangrado retroperitoneal por rotura del seudoaneurisma ilíaco izquierdo. B) Antiguos stents ilíacos y seudoaneurisma por fuga distal.

Figura 2.
(0,11MB).

Arteriografía diagnóstica (A) y posprocedimiento (B).

El estudio angiográfico posprocedimiento confirmó el cese del sangrado y la permeabilidad del eje ilíaco (fig. 2B). La evolución postoperatoria fue satisfactoria sin presentar nuevos episodios de hematuria.

El aumento de los factores de riesgo y la mayor supervivencia de los pacientes con neoplasias genitourinarias han aumentado la incidencia de FIU en la literatura reciente, aunque sigue siendo infrecuente2.

En los procesos inflamatorios crónicos, la fibrosis y precaria vascularización de los vasa vasorum crean una adhesión entre uréter y arteria, consecuencia principal de la formación de la fístula. Principalmente se localizan en el eje ilíaco con preferencia en ilíaca externa y pueden asociar abscesos o seudoaneurismas3. Estos últimos se forman por una rotura arterial localizada con extravasación de sangre que queda englobada por las capas de tejido conjuntivo4. La persistencia del punto de fuga los vuelve pulsátiles y hace que el seudoaneurisma pueda crecer hasta llegar a romperse5.

Se debe sospechar de una FIU ante un paciente con hematuria severa o microscópica a lo largo de varios días y los factores de riesgo por cirugía previas o procesos inflamatorios6. Además de hematuria pueden presentar dolor lumbar, retención urinaria o infección. Un dolor en flanco puede ser secundario a obstrucción del uréter por coágulos sanguíneos2 o a la rotura de un seudoaneurisma.

La técnica de elección para el diagnóstico de la FIU es la arteriografía selectiva ya que identifica la localización exacta de la fístula5,7. Mientras que se elige el angio-TC para el diagnóstico de un seudoaneurisma ya que nos ofrece información sobre la posible rotura, tamaño y relación con estructuras vecinas de cara a la cirugía8.

De forma clásica la reparación quirúrgica de una FIU consistía en la realización de un bypass extraanatómico (bypass fémoro-femoral cruzado) con exclusión de la arteria ilíaca afectada (embolización o ligadura) o menos frecuentemente una reconstrucción in situ. El tratamiento endovascular mediante implante de stents cubiertos, constituye una alternativa mínimamente invasiva con rápido control del sangrado y claras ventajas en pacientes con anatomía desfavorable. La selección de los pacientes para un procedimiento u otro se basa en la comorbilidad, presentación clínica, dificultades anatómicas, presencia de infección, contaminación entérica o la necesidad de preservar la perfusión pélvica por enfermedad arterial contralateral7.

Aunque el riesgo de infección y de recurrencia del sangrado no estén bien determinados, son procedimientos seguros y efectivos, si bien no están exentos de complicaciones que pueden llegar a ser graves en algunos casos.

Bibliografía
[1]
D.H. Kim,A. Mahdy,V. Mundra,M. Berman,M. Ghonie
Ureteroarterial fistula
Case Rep Med., 2009 (2009), pp. 326969 http://dx.doi.org/10.1155/2009/326969
[2]
L.M. Hirsch,M.J. Amirian,G.H. Scott,A.K. Das,B. Abai,C.D. Lallas
Urologic and endovascular repair of a uretero-iliac artery fistula
Can J Urol, 22 (2015), pp. 7661-7665
[3]
L. Tselikas,O. Pellerin,M. di Primio,M. Ben Arfi,J. Joskin,B. Beyssen
Uretero-iliac fistula: Modern treatment via the endovascular route
Diagn Interv Imaging, 94 (2013), pp. 311-318 http://dx.doi.org/10.1016/j.diii.2012.10.005
[4]
J.L. Cronenwett
Aneurismas arteriales
Cirugía Vascular, pp. 1403-1407
[5]
A.F. Atmaca,A.E. Canda,M. Gumus,R. Asil,M.D. Balbay
Delayed massive hemorrhage due to external iliac artery pseudoaneurysm and uretero-iliac artery fistula following robotic radical cystectomy and intracorporeal Studer pouch reconstruction: Endovascular management of an unusual complication
Can Urol Assoc J, 7 (2013), pp. E605-E608 http://dx.doi.org/10.5489/cuaj.170
[6]
M.Z. Aslam,F. Kheradmund,N. Patel,D. Cranston
Uretero-iliac artery fistula: A diagnostic and therapeutic challenge
Adv Urol, 2010 (2010), pp. 276497
[7]
R.D. Malgor,G.S. Oderich,J.C. Andrews,M. McKusick,M. Kalra,S. Misra
Evolution from open surgical to endovascular treatment of ureteral-iliac artery fistula
J Vasc Surg, 55 (2012), pp. 1072-1080 http://dx.doi.org/10.1016/j.jvs.2011.11.043
[8]
M.L. Schermerhorn,J.L. Cronenwett
Aneurismas aórticos abdominales e ilíacos
Cirugía Vascular, pp. 1408-1443
Copyright © 2017. AEC
es en
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos