x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Solicitud de permisos - Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2016

1,276
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Indexada en:

SCIE/JCR, Index Medicus/Medline, IBECS, IME

Métricas

  • Factor de Impacto: 1,276 (2016)
  • SCImago Journal Rank (SJR):0,243
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,438

© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2016

Cir Esp 2018;96:52-4 - DOI: 10.1016/j.ciresp.2017.02.012
Carta científica
Quistes no funcionantes de paratiroides refractarios al tratamiento conservador
Non-functioning parathyroid cysts refractory to conservative treatment
José Ruiza,b, Antonio Ríosa,c,, , José Manuel Rodrígueza,c, Pascual Parrillaa,c
a Departamento de Cirugía, Ginecología Obstetricia y Pediatría, Universidad de Murcia, Murcia, España
b Servicio de Cirugía General y de Aparato Digestivo, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, El Palmar, Servicio Murciano de Salud, Murcia, España
c Instituto Murciano de Investigación Bio-Sanitaria Virgen de la Arrixaca (IMIB-Arrixaca), Murcia, España

Los quistes de paratiroides fueron descritos por primera vez en 1880 por Sandstorm, pero la primera resección quirúrgica no fue realizada hasta 1905 por Goris. Estos quistes pueden dividirse en funcionantes, que cursan con hiperparatiroidismo primario, o no funcionantes. Estos últimos son los más frecuentes, representando 80-90% de todos los quistes paratiroideos1,2. Además, las lesiones quísticas de paratiroides suponen el 0,075% de las ecografías cervicales3.

Los quistes funcionantes de paratiroides se manejan como el hiperparatiroidismo primario, siendo su tratamiento de elección la cirugía. Así, los quistes funcionantes de paratiroides suponen el 3% de las paratiroidectomías realizadas por hiperparatiroidismo primario4.

Por el contrario, el manejo de los quistes no funcionantes es conservador, siendo el tratamiento de elección el drenaje mediante punción y aspiración. Respecto a la etiopatogenia de dichos quistes no funcionantes hay 2 teorías: la primera es que se originan en el periodo embrionario del 3.° y 4.° arcos branquiales; la segunda indica que se originan por fusión de microquistes paratiroideos producidos por degeneración de la glándula o retención de secreciones que van formando microquistes1.

El objetivo de esta carta es analizar el manejo de los quistes no funcionantes de paratiroides refractarios al drenaje con punción y aspiración.

Se incluyen en esta comunicación los pacientes con quistes de paratiroides que cumplían los siguientes criterios: a) diagnóstico ecográfico o por tomografía axial computarizada (TAC) de quiste de paratiroides; b) líquido obtenido por punción, con escasa celularidad y una concentración de paratohormona (PTH) mayor que la plasmática (>9-65pg/ml); c) no presentar hiperparatiroidismo (valores de PTH y calcio plasmáticos dentro de la normalidad); d) haber sido tratados previamente mediante drenaje percutáneo; y e) recidiva del quiste, con un tamaño superior a 3cm de diámetro.

Cuatro pacientes cumplieron los criterios de inclusión (tabla 1), lo cual representa el 0,43% de toda la enfermedad paratiroidea intervenida en nuestro centro en dicho periodo de tiempo. Fueron excluidos de la serie 3 quistes paratiroideos intervenidos, por ser funcionantes, los cuales fueron tratados como un hiperparatiroidismo primario. El 75% (n=3) fueron varones y la edad media de 37,7±13,8 años. El 75% (n=3) de los quistes no funcionantes se localizaron al nivel de la glándula paratiroides inferior izquierda. En los 4 casos (100%) se indicó la cirugía, realizando paratiroidectomía de la glándula afectada. Al ser quistes no funcionantes no precisaron de monitorización intraoperatoria de PTH. No se presentaron complicaciones en el postoperatorio. Tras un seguimiento medio de 13,2±8,9 años los pacientes no han presentado recidiva de la enfermedad.

Tabla 1.

Características de los pacientes con quistes de paratiroides no funcionantes recidivados

  Caso 1  Caso 2  Caso 3  Caso 4 
Edad (años)  43  55  27  26 
Sexo  Mujer  Varón  Varón  Varón 
Sintomatología  Asintomático  Molestias cervicales con la deglución  Asintomático  Molestias cervicales con la deglución 
Exploración física  Nódulo cervical izquierdo palpable y no doloroso  Nódulo cervical izquierdo palpable y doloroso  Nódulo cervical izquierdo palpable y no doloroso  Nódulo cervical derecho palpable y doloroso 
Analítica
Ca (mg/dl)  9,5  9,6 
P (mg/dl)  3,5  2,3  4,1  3,3 
PTH (mg/dl)  24  39  22  11 
TSH (UI/ml)  3,66  2,34  1,55  1,88 
T4l (ng/dl)  1,24  1,18  1,34  1,60 
Ecografía  Quiste de 4,2cm en polo inferior de LTI  Quiste de 4,8cm en polo inferior de LTI  Quiste de 4cm en polo inferior de LTI  Quiste de 3,4cm en polo inferior de LTD 
PAAF
Citología  Líquido claro con escasa celularidad  Líquido claro con escasa celularidad  Líquido claro con escasa celularidad  Líquido claro con escasa celularidad 
PTH (pg/ml)  2001  370  443  400 
N.° de punciones previas 
Cirugía  Sí  Sí  Sí  Sí 
Glándula extirpada  GPII  GPII  GPII  GPID 
Complicaciones  No  No  No  No 
Histopatología  Quiste de paratiroides  Quiste de paratiroides  Quiste de paratiroides  Quiste de paratiroides 
Seguimiento (años)  21  20  10 
Recidivas  No  No  No  No 

GPID: glándula paratiroides inferior derecha; GPII: glándula paratiroides inferior izquierda; LTD: lóbulo tiroideo derecho; LTI: lóbulo tiroideo izquierdo; PAAF: punción aspiración con aguja fina.

Los quistes no funcionantes de paratiroides suelen ser asintomáticos2,5, excepto cuando alcanzan un tamaño mayor de 3cm, que suelen dar clínica por compresión de estructuras vecinas1,2. El tratamiento inicial es el drenaje percutáneo, que es ambulatorio y puede resolver el cuadro hasta en un 50% de los casos, o al menos mantenerlo en un tamaño que no produzca clínica compresiva6.

En los casos en los que el quiste recidiva tras la punción y adquiere un tamaño superior a 3cm, aunque algunos autores proponen seguir realizando punciones, se aconseja un tratamiento más definitivo. Esto se debe a que en la mayoría de ellos se producen nuevas recidivas del quiste7,8. El tratamiento más efectivo es la cirugía, pues consigue una resolución definitiva del quiste. Clásicamente la principal razón en contra de la cirugía era la morbilidad asociada, sin embargo, hoy en día en las unidades de cirugía endocrina con experiencia esta cirugía se realiza prácticamente sin morbilidad9,10, tal como se objetiva en nuestra serie. Recordar que al no ser tejido tumoral ni funcionante el riesgo de paratiromatosis en caso de rotura del quiste es prácticamente inexistente.

En los últimos años se han ido desarrollando y potenciado otras alternativas terapéuticas no quirúrgicas. Así, la radiofrecuencia ha ido ganando indicaciones en la enfermedad benigna, tanto tiroidea como paratiroidea, con resultados esperanzadores. Sin embargo, la experiencia para recomendar su uso en la enfermedad paratiroidea es mínima, sobre todo en lesiones quísticas donde los resultados son peores que en las lesiones sólidas. Por otro lado, la esclerosis con tetraciclina o etanol7,11 ha sido recomendada por algunos autores, e incluso se ha recomendado como un segundo escalón terapéutico tras el fracaso del drenaje percutáneo por punción. Sin embargo, los quistes de paratiroides >3cm, por su tamaño, suelen estar próximos al nervio recurrente, lo cual puede provocar lesiones recurrenciales con relativa frecuencia. Esta es la razón por la que nuestro grupo no la recomienda. De todas formas hay que recordar que dada la poca experiencia existente en esta enfermedad, no se puede ser taxativo en las recomendaciones.

En conclusión, la cirugía en el tratamiento de los quistes de paratiroides no funcionantes refractarios al drenaje percutáneo mediante punción y aspiración es una opción terapéutica segura y eficaz en las unidades de cirugía endocrina.

Bibliografía
1
N. Pontikides,S. Karras,A. Kaprara,A. Cheva,A. Doumas,D. Botsios
Diagnostic and therapeutic review of cystic parathyroid lesions
Hormones (Athens), 11 (2012), pp. 410-418
2
E.D. Rossi,L. Revelli,E. Giustozzi,P. Straccia,E. Stigliano,C.P. Lombardi
Large non-functioning parathyroid cysts: our institutional experience of a rare entity and a possible pitfall in thyroid cytology
Cytopathology, 26 (2015), pp. 114-121 http://dx.doi.org/10.1111/cyt.12153
3
C. Cappelli,M. Rotondi,I. Pirola,E. de Martino,P. Leporati,F. Magri
Prevalence of parathyroid cysts by neck ultrasound scan in unselected patients
J Endocrinol Invest, 32 (2009), pp. 357-359 http://dx.doi.org/10.1007/BF03345727
4
K.L. McCoy,J.H. Yim,B.S. Zuckerbraun,J.B. Ogilvie,R.L. Peel,S.E. Carty
Cystic parathyroid lesions functional and nonfunctional parathyroid cysts
5
G. Ippolito,F.F. Palazzo,F. Sebag,M. Sierra,C. de Micco,J.F. Henry
A single-institution 25 year review of true parathyroid cysts
Langenbecks Arch Surg, 391 (2006), pp. 13-18 http://dx.doi.org/10.1007/s00423-005-0579-y
6
R.A. Prinz,J.R. Peters,J.M. Kane,J. Wood
Needle aspiration of nonfunctioning parathyroid cysts
Am Surg, 56 (1990), pp. 420-422
7
J.Y. Sung,J.H. Baek,K.S. Kim,D. Lee,E.J. Ha,J.H. Lee
Symptomatic nonfunctioning parathyroid cysts role of simple aspiration and ethanol ablation
Eur J Radiol, 82 (2013), pp. 316-320 http://dx.doi.org/10.1016/j.ejrad.2012.10.009
8
M.B. Ujiki,R. Nayar,C. Sturgeon,P. Angelos
Parathyroid cyst often mistaken for a thyroid cyst
World J Surg, 31 (2007), pp. 60-64 http://dx.doi.org/10.1007/s00268-005-0748-8
9
A.R. Zambudio,J. Rodríguez,J. Riquelme,T. Soria,M. Canteras,P. Parrilla
Prospective study of postoperative complications after total thyroidectomy for multinodular goiters by surgeons with experience in endocrine surgery
Ann Surg, 240 (2004), pp. 18-25
10
J.A. Amondarain,X. Aribe,C. Olalla,M. Echenique
Quiste paratiroideo e hiperparatiroidismo
Cir Esp, 83 (2008), pp. 97-98
11
J.H. Kim
Ultrasound guided sclerotherapy for benign non thyroid cystic mass in the neck
Ultrasonography, 33 (2014), pp. 83-90 http://dx.doi.org/10.14366/usg.13026
Autor para correspondencia. (Antonio Ríos arzrios@um.es)
Copyright © 2017. AEC