x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

0,890
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

SCIE/JCR, Index Medicus/Medline, IBECS, IME

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/S0009-739X(08)70590-6

Lesión perineal en recién nacidos durante la cesárea

Perineal wound in newborns during cesarean section

Rosa María Jiménez-Rodríguez a, Juan Carlos de Agustín-Asensio a, Miguel Fernández-Hurtado a, José Manuel Díaz-Pavón a

a Servicio de Cirugía General. Servicio de Cirugía Pediátrica. Hospitales Universitarios Virgen del Rocío. Sevilla. España.

Artículo

Las lesiones rectovaginales del feto en el momento del parto son complicaciones excepcionales. Sólo se han publicado en la literatura 3 casos. Presentamos a 2 niñas que sufrieron este tipo de lesiones y fueron reparadas de forma distinta pero igualmente exitosa.

Caso 1. Recién nacida a término mediante cesárea electiva, con presentación pelviana. El examen de la niña mostró gran laceración perineal que se extendía desde la vagina hasta el recto y afectaba ambas estructuras, así como el meato uretral (fig. 1A). En el quirófano se encontró lesión perineal de cuarto grado. Se decidió realizar sigmoidostomía y reconstrucción del tabique rectovaginal y del periné de la niña. La paciente evolucionó de forma favorable y fue dada de alta al sexto día. Se reconstruyó el tránsito tras comprobar mediante colostograma la ausencia de fístulas rectovaginales.

Fig. 1. Lesiones perineales. A: en el primer caso fue precisa una colostomía. B: en el segundo caso se realizó sutura directa.

Caso 2. Recien nacida a término por parto mediante cesárea electiva por presentación pelviana. Tras su nacimiento, en la región perineal aparece desgarro desde cara posterior de la vagina hasta la cara anterior del ano (fig. 1B), que se sutura en quirófano por planos. A los 6 días la niña es dada de alta, sin infecciones ni complicaciones durante el postoperatorio.

Las lesiones en el momento del parto son más frecuentes en los países subdesarrollados debido a la ausencia de personal entrenado adecuadamente1.Se puede encontrar en la literatura daños en la médula espinal, lesiones viscerales intraabdominales y fracturas óseas2,3.

Estos traumatismos se han relacionado con algunos factores, entre los que se incluyen: aumento de la talla fetal, manipulación durante maniobras prolongadas3-5, etcétera.

La cesárea continúa siendo la técnica de elección para evitar estos problemas, pero también se han descrito lesiones debidas a la técnica, aunque en estos casos son realmente infrecuentes las lesiones genitourinarias.

En nuestra revisión sólo hemos encontrado 3 artículos (tabla 1) en los que aparezca un daño genitourinario como los que presentamos. De ellos, dos se solucionaron con sutura directa del desgarro (al igual que en nuestro segundo caso) y en el tercer caso, presentado por Bhat et al1, se realizó colostomía, pero la niña no sobrevivió. En nuestras pacientes la reparación fue exitosa, tanto en el caso que precisó colostomía como en la sutura directa.

TABLA 1. Revisión de la literatura

Bibliografía

1.Bhat B, Jadgish S, Srinivassan S, et al. Intrauterine perineal tear: a rare birth injury. J Pediatr Surg. 1992;27:1614-5.
Medline
2.Cyr RM, Usher RH, Malean FH. Changing pattern of birth as-phyxia and trauma over 20 years. Am J Obstet Gynecol 1984;148:490-8.
3.Leape LL, Bordy MD. Neonatal ruptura of soleen. Report f a case successfully treated alter spontaneous cessation of haemorrhage. Pediatrics 1971;47:101-4.
4.Lickstein DA, Moriarty KP, Fénix NR. Neonatal rectovaginal tear during cesarean section. J Pediatr Surg. 1998;33:1315-6.
Medline
5.Patel HI, Moriarty KP, Brisson PA, Feins NR. Genitourinary injuries in the newborn. J Ped Surg. 2001;36:235-9.