x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

0,890
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

SCIE/JCR, Index Medicus/Medline, IBECS, IME

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

In memoriam

Xavier Rius Cornadó a

a

Artículo

Jorge Puig La Calle Cusi

El pasado día 30 de septiembre, y después de una larga enfermedad, fallecía a los 77 años de edad en Barcelona el que fue Presidente de la Asociación Española de Cirujanos, Jorge Puig La Calle Cusi.

Nacido el día 6 de junio del año 1925 en la población de Vilanova i la Geltrú, realizó sus estudios de Medicina en la Facultad de Barcelona, donde se licenció el año 1949; con posterioridad obtuvo el grado de Doctor en la misma Facultad el año 1966, con la máxima calificación. Inició su formación como posgraduado en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona de la mano de su primer maestro, el Dr. Jaime Pi-Figueras. Su inquietud por ampliar su formación hacia la mayor excelencia le llevó primeramente a Estados Unidos, donde a mediados de los años cincuenta estuvo como residente en el "Henry Ford Hospital" de Detroit, en el "Memorial Cancer Center" de Nueva York (cabeza y cuello, 1955) y en la propia Universidad de Nueva York (cirugía pancreática, 1958). Más tarde también completó parte de su formación en la Universidad de Chiba de Japón (cirugía esofágica, 1963).

Cuando regresó de Estados Unidos se incorporó de nuevo al Servicio del Dr. Pi-Figueras donde inició su carrera hospitalaria obteniendo en 1965 el servicio de lo que en aquel entonces se denominaba Jefe de Sala. A la jubilación del Dr. Pi-Figueras, y tras un reñido concurso, fue nombrado Director del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau el año 1972, cargo que ejerció hasta el momento de su jubilación en el año 1995.

Hombre apasionado por la actividad quirúrgica y las relaciones humanas en el marco de las sociedades científicas, perteneció a 7 sociedades nacionales y 8 internacionales, y fue miembro fundador de otras cuatro, entre las que cabe destacar por el entusiasmo que puso en ello, el Collegium Internationale Chirurgie Digestivae y la European Surgical Association. Fue además nombrado Miembro de Honor de otras varias sociedades extranjeras, entre las cuales, y por lo que para él representó, debemos mencionar la Association Française de Chirurgie y su etapa como Gobernador del capítulo español del American College of Surgeons.

En esta línea fue presidente asimismo de varias sociedades de entre las que destacan a nivel internacional el Collegium Internationale Chirurgie Digestivae entre los años 1992 y 1994 y Eurochirurgie entre 1991 y 1993. También hay que poner de relieve que en esta misma faceta fue presidente de la Sociedad Catalana de Cirugía de 1981 a 1985 y de la Asociación Española de Cirujanos de 1988 a 1990. No es exagerado afirmar que su dedicación a la Asociación Española de Cirujanos antes, durante y después de su etapa como presidente, ha influido significativamente en el futuro que ahora estamos viviendo. Cabe destacar que debido al cambio de estatutos que hubo en nuestra Asociación la primera mitad de la década de los ochenta, es uno de los pocos cirujanos españoles que ha sido Presidente del Congreso Nacional de Cirugía en dos ocasiones, en Barcelona el año 1980 y en Madrid el año 1988.

Recibió numerosas distinciones y fue profesor invitado en 24 universidades tanto nacionales como extranjeras, americanas en su mayoría. Sin embargo, una de sus mayores satisfacciones fue cuando la Sociedad Catalana de Cirugía le nombró Premio Virgili el año 1988 y la Asociación Española de Cirujanos Miembro de Honor en 1995. Toda esta vida dedicada a la cirugía ha desembocado además en la publicación de más de 150 trabajos, varios capítulos en libros de la especialidad y un sinfín de comunicaciones y ponencias en congresos realizados por todo el mundo.

No obstante, una de las aportaciones más destacables que realizó a la comunidad quirúrgica española fue la organización durante 24 años consecutivos de sus Cursos y Simposios Internacionales de Cirugía Abdominal en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Aquellos que los seguían de forma asidua podían en una semana y en ciclos trienales poner al día sus conocimientos en todas las áreas propias de la Cirugía General y Digestiva de mano de los mejores especialistas mundiales. A tal fin, utilizó lo mejor de sí mismo para traer desde cualquier parte del mundo las figuras más prestigiosas en cada tema en particular. Su forma meticulosa en el momento de organizar los cursos, el atractivo con que eran planteados los diversos temas, junto con su don de gentes y simpatía personal, hicieron de estos cursos una reunión anual obligada para muchos cirujanos españoles.

Para finalizar debemos mencionar que para los que le conocieron más de cerca, la característica que más destacaba en su personalidad era su compromiso con la amistad. Persona convencida de que con la amistad todo queda más embellecido, de que las adversidades son más soportables y de que, a fin de cuentas, difícilmente se puede ser feliz sin la amistad, practicaba con convicción aquello de ser amigo de sus amigos. Partiendo de esta convicción, hacía participar con generosidad a quienes le rodeaban de todo lo que era parte integrante de su vida.

Descanse en paz quien dedicó su vida a la cirugía y se esforzó en el marco del tiempo que le tocó vivir para que la actividad quirúrgica en nuestro país adquiriera los niveles reconocidos como óptimos en el contexto internacional.