Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Responsabilidad social y salud: una tarea pendiente
Información de la revista
Vol. 50. Núm. 10.Diciembre 2018
Páginas 571-656
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
259
Vol. 50. Núm. 10.Diciembre 2018
Páginas 571-656
CARTA AL EDITOR
DOI: 10.1016/j.aprim.2018.05.007
Open Access
Responsabilidad social y salud: una tarea pendiente
Social responsibility and health: A pending task
Visitas
259
Luis Vivancoa,b
a Centro Nacional de Documentación en Bioética, Fundación Rioja Salud, La Rioja, España
b Plataforma de Bioética y Educación Médica, Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR), La Rioja, España
Este artículo ha recibido
259
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Sr. Editor:
Texto Completo

Es conocido el valor que la Declaración Universal de Bioética y Derechos Humanos1 tiene para la bioética, como: 1) el instrumento internacional más importante en esta materia promovido por las Naciones Unidas; 2) ampliación de su marco de competencia al vincularla con los derechos humanos y 3) marco de principios que imponen obligaciones morales universales. Esto explica el esfuerzo permanente de la UNESCO en promover el análisis y difusión de los principios de dicha Declaración2.

En el artículo 14.°, la Declaración introduce la «responsabilidad social y salud» como un principio de la bioética. Este principio aleja a la bioética de la tendencia de quedarse en cuestiones de la asistencia médica y de los derechos individuales de los pacientes, ampliando su horizonte a otros ámbitos: problemáticas sociales, determinantes sociales en salud, políticas sanitarias y derechos humanos, y restricciones al acceso a la atención sanitaria. Dada su importancia, este fue el primer principio que abordó la UNESCO. Pero la alta complejidad de su contenido hizo que la aprobación de un informe final a cargo de expertos tardara 5años3. La crisis financiera internacional y la tendencia dominante en los países desarrollados a aplicar políticas de austeridad en salud eclipsaron las expectativas puestas en la difusión inmediata del informe. A pesar del cuestionable efecto positivo que tales políticas han tenido en salud4, esta situación permaneció sin cambio hasta el 2017 con el anuncio de la Comisión Europea del final de la crisis5. Pronto, la UNESCO, en colaboración con su Centro de Documentación e Información en Bioética de más reciente creación, se embarcó en el relanzamiento de este trabajo en español y en acceso abierto6. Se buscó visibilizar una tarea pendiente en la que todos somos responsables.

El informe

Dividido en 5capítulos, el informe empieza proponiendo una visión más integral de la salud que incluya los determinantes sociales y las restricciones a la atención sanitaria. Mediante la vinculación de la responsabilidad social y las obligaciones morales en salud, esta no solo se ve como un derecho sino como un bien social y humano universal. Desatenderla, advierte el documento, vulneraría el derecho a la vida, piedra angular de todos los demás. En este marco, la atención sanitaria se entiende como una responsabilidad de los gobiernos hacia las personas a las que sirven, pero sin desentenderse del compromiso a ser solidarios con aquellos países que menos tienen. De hecho, una mayor posesión de recursos debería conducir a un mayor compromiso hacia una distribución equitativa de ellos en vacunas, medicamentos, innovación e investigación. Sobre esto último, se resalta que los beneficiarios del progreso científico no solo deberían ser los países ricos sino también los pobres. El informe se detiene en 4ámbitos especiales: 1) atención médica, cuya mejora permanente debe ser prioritaria, pero manteniendo un balance entre eficiencia y equidad; 2) investigación, entendida como inversión y no como gasto; 3) industria, cuya mejora debe incluir las condiciones laborales y el cuidado del medio ambiente. En el caso de los medicamentos, recomienda mayor sensibilidad social de las farmacéuticas y un uso responsable de los usuarios y 4) educación, donde analfabetismo y pobreza son descritos como 2grandes determinantes sociales en salud, especialmente en la infancia. Concluye el informe con acciones concretas: 1) criterios en la toma de decisiones en políticas sanitarias; 2) inclusión de enfoques transnacionales; 3) promoción de los comités nacionales de bioética; 4) desarrollo de mecanismos que mejoren la calidad en atención sanitaria; 5) acciones atenuantes del deterioro medioambiental y del manejo de pandemias y 6) mecanismos de autocontrol en los medios de comunicación para reducir la desinformación y promover una comunicación clara y veraz en salud.

Acceso web al documento

http://www.cibir.es/es/bioetica/documentacion/biblioteca#indiceR

Otra información relevante

La versión oficial en español del Informe del Comité Internacional de Bioética (CIB/IBC) de la UNESCO está disponible en acceso abierto en: http://www.cibir.es/es/bioetica/documentacion/biblioteca#indiceR

Conflicto de intereses

El autor declara no presentar conflicto de intereses. Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente un posicionamiento institucional en la materia abordada.

Bibliografía
[1]
UNESCO. Declaración universal sobre bioética y derechos humanos [consultado el 09 de mayo de 2018]. Disponible en: http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=31058&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html; 2005.
[2]
UNESCO. ¿Por qué una bioética global? Vigésimo aniversario del Programa de Bioética de la UNESCO. París: UNESCO; 2015.
[3]
UNESCO. Report of the International bioethics. Committee of UNESCO on Social Responsibility and Health. París: UNESCO; 2010.
[4]
S. Basu, M.A. Carney, N.J. Kenworthy
Ten years after the financial crisis: The long reach of austerity and its global impacts on health
Soc Sci Med., 187 (2017), pp. 203-207 http://dx.doi.org/10.1016/j.socscimed.2017.06.026
[5]
European Commission. 10 years since the start of the crisis: Back to recovery thanks to decisive EU action [consultado el 09 de mayo de 2018]. Dispnible en: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-2401_en.htm; 2017.
[6]
UNESCO. Responsabilidad social y salud. Informe del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO. Logroño: UNESCO; 2018.
Copyright © 2018. The Author
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos