x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Universidad Nacional Autónoma de México

Indexada en:

Latindex, Periódica, Iresie, Biblioteca CCG-IBT-UNAM, Redalyc (en trámite) y SciELO (en trámite).
Atención Familiar 2013;20:96-7 - DOI: 10.1016/S1405-8871(16)30100-6
Enfermedad de Osgood-Schlatter
Wendy Lea Chacón-Pizano, Oliva Mejía-Rodríguez**, Aquiles Antonio-Valdiviezo***,1,
* Médico especialista en Medicina Familiar adscrito a la unidad de medicina familiar/hospital (umf/h) no. 19, Instituto Mexicano del Seguro Social (imss) Ciudad Hidalgo, Michoacán
** Médico especialista en Medicina Familiar, coordinadora delegacional de Investigación, Delegación
*** Médico familiar adscrito a la umf no. 23 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

La enfermedad de Osgood-Schlatter fue descrita por primera vez por Paget en 1981; Osgood y Schlatter publicaron por separado esta entidad clínica.1 Se presenta en adolescentes, más frecuentemente en el sexo masculino; su principal factor de riesgo es la actividad física intensa;1–5 puede ser bilateral de 20 a 38% de los casos dependiendo de las series estudiadas, con una distribución mundial.1

Diagnóstico diferencial: síndrome de Sinding-Larsen-Johansson, síndrome patelo femoral, lesión fisaria traumática de la tuberosidad tibial, osteocondritis disecante y tumores de la rodilla.1,2,5,6

Etiología: se atribuye a factores mecánicos (uso excesivo), traumáticos y relacionados con trastornos del crecimiento.1–3,5

Signos y síntomas: gonartrosis que se incrementa con la actividad física, edema localizado en la tuberosidad anterior de la tibia que puede afectar ambas extremidades.

Diagnóstico: su diagnóstico es clínico.3 Los estudios de gabinete son utilizados con frecuencia para descartar otros padecimientos.1,2,6 En las radiografías simples se puede observar el grado de lesión en la tuberosidad tibial.1,4 El ultrasonido y la resonancia magnética son auxiliares para confirmar el diagnóstico pero con un costo elevado.

Tratamiento: reposo relativo; evitar principalmente el ejercicio que desencadena la sintomatología; interconsulta al servicio de Medicina Física y Rehabilitación para fortalecer cuádriceps e isquiotibiales; analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos por periodos cortos;2–4 intervención quirúrgica en los casos que no presentan respuesta al tratamiento conservador.1,3,7,8

Referencias
1.
M. García-Muñoz,M.C. Rodríguez-Gutiérrez
Enfermedad de Osgood-Schlatter: Tratamiento conservador
Acta Ortop Mexicana, 20 (2006), pp. 21-25
2.
R. Galván-Lizárraga,M. Martínez-Villalobos
Enfermedad de Osgood-Schlatter
Ortho-tips, 3 (2007), pp. 98-102
3.
B. Vargas,N. Lutz,M. Dutoit,P.Y. Zambelli
Osgood-Schlatter disease
Rev Med Suisse, 4 (2008), pp. 2060-2063
4.
Y. Hayashi
Bone diseases with pain
Osgood-Schlatter’s disease. Clin Calcium, 18 (2008), pp. 103-108
5.
L.L. Lau,A. Mahadev,J.H. Hui
Common lower limb sport-related overuse injuries in young athletes
Ann Acad Med Singapore, 37 (2008), pp. 315-319
6.
C.J. Gottsegen,B.A. Eyer,E.A. White,T.J. Learch,D. Forrester
Avulsion fractures of the knee: imaging findings and clinical significance
Radiographics, 28 (2008), pp. 1755-1770 http://dx.doi.org/10.1148/rg.286085503
7.
J.M. Weiss,S.S. Jordan,J.S. Andersen,B.M. Lee,M. Kocher
Surgical treatment of unresolved Osgood-Schlatter disease: ossicle resection with tibial tubercleplasty
J Pediatr Orthop, 27 (2007), pp. 844-847 http://dx.doi.org/10.1097/BPO.0b013e318155849b
8.
T. Beyzadeoglu,M. Inan,H. Bekler,F. Altintas
Arthroscopic excision of an united ossicle due to Osgood-Schlatter disease
Arthroscopy, 29 (2008), pp. 1081-1083

Este artículo debe citarse: Chacón-Pizano WL, Mejía-Rodríguez O, Antonio-Valdiviezo A. Enfermedad de Osgood-Schlatter. Aten Fam. 2013;20(3):96-97

Correspondencia: (Aquiles Antonio-Valdiviezo dr_akiles@latinmail.com)
Copyright © 2013. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Medicina