x

¿Aún no está registrado?

Cree su cuenta. Regístrese en Elsevier y obtendrá: información relevante, máxima actualización y promociones exclusivas.

Registrarme ahora
Permissions Requests - Help - - Sign up - Phone number 902 888 740
Search

Indexed in:

Scopus, Embase/Excerpta Medica, Latindex, IBECS

Metrics

  • SCImago Journal Rank (SJR):0,231
  • Source Normalized Impact per Paper (SNIP):0,481
Rev Esp Med Legal 2013;39:82-3 - DOI: 10.1016/j.reml.2013.03.001
Medicina legal en imágenes
El test del dibujo del reloj, interpretación de casos
Clock drawing test, interpretation of cases
Jordi Vicens-Vilanovaa,b,
a Fundació Sociosanitària de Barcelona, Barcelona, España
b Facultat de Psicología, Universidad Autónoma de Barcelona, Barcelona, España

El test del dibujo del reloj o clock drawing test (CDT) es un instrumento de selección para examinar el deterioro cognitivo en diversos trastornos neurológicos o psiquiátricos1. Se introdujo en 1953 para la valoración de la apraxia constructiva y se utilizó sobre todo para la detección de los trastornos visoconstrutivos secundarios a lesiones del córtex parietal2. La apraxia constructiva es una alteración neuropsicológica común en la demencia, frecuentemente observable en las primeras etapas de la enfermedad3. La producción de dibujos implica otras funciones cognitivas y la interpretación de un dibujo anómalo puede revelar otros déficits: análisis visoperceptual, ejecución motora, procesos atencionales, comprensión lingüística y conocimiento numérico4. Durante los últimos 20 años, el CDT ha despertado un gran interés y se estudia su potencial y los criterios para utilizarlo como instrumento de screening y valoración de los trastornos cognitivos asociados a deterioro cognitivo, especialmente en la enfermedad de Alzheimer5.

Es un test sencillo de aplicar, que valora una tarea compleja consistente en dar a los pacientes una papel en blanco y las instrucciones para dibujar un reloj (un círculo, los 12 dígitos correspondientes a las horas) y marcar las once y diez (hora que requiere la participación de los 2 hemicampos visuoatencionales en los 2 cuadrantes superiores, es decir, en los campos temporales). Exige al paciente estar atento a la instrucción oral que recibe, recordar cómo es un reloj, lo que implica, recuperar de su memoria la imagen visuoespacial apropiada y desarrollar funciones ejecutivas complejas que incluyen las planificación mental y habilidades visuoespaciales (figs. 1–3).

Figura 1.
(0.09MB).

Paciente afecto de infarto cerebral en el territorio de la arteria cerebral posterior izquierda, con daños en el lóbulo occipital izquierdo y la parte posterior del cuerpo calloso (splenium). Solo podía proyectar la información visual al lóbulo occipital en el hemisferio derecho, y no podía transmitir la información a las áreas del lenguaje en el hemisferio izquierdo (síndrome de desconexión de alexia sin agrafia). Reloj A (dibujado con la mano derecha –hemisferio izquierdo–): secuencia de números conservados con desestructuración de la secuencia espacial, y sobrecarga de la estrategia verbal para representar la hora. Reloj B (dibujado con la mano izquierda –hemisferio derecho–): conservación de las funciones visuoespaciales con secuencia numérica afectada (faltan 8 números) y colocación incorrecta de las manecillas.

Figura 2.
(0.08MB).

A) Paciente afecto de enfermedad de Alzheimer (EA). Reloj con contorno aceptable. B) Paciente afecto de enfermedad de Parkinson (EP) con demencia asociada. Reloj con contorno excesivamente pequeño e irregular. En fases iniciales de la EA se mantiene un contorno relativamente correcto y circular, mientras que en la EP con o sin demencia se tiende a un contorno menos simétrico, más pequeño y más ovalado como reflejo de los característicos déficits motores. El error más común en los pacientes con Alzheimer y Parkinson con demencia consiste en omitir números (p. ej., por una falta de espacio –reloj B–), añadir números extra (por inatención, perseveración en la escritura o en la secuencia numérica –reloj A–), ordenarlos incorrectamente y posicionarlos erróneamente. Estos errores son más frecuentes en los pacientes con un deterioro severo. El posicionamiento de los números suele ser el ítem más sensible al deterioro cognitivo (reloj A y B). La mayoría de los pacientes afectados de un proceso de demencia no dibuja las 2 manecillas del reloj, lo que se relaciona más con habilidades conceptuales y del lenguaje que con los problemas de memoria, ya que la instrucción de colocar la hora se da después de haber dibujado el reloj.

Figura 3.
(0.08MB).

Paciente afecto de trastorno esquizofrénico. Contorno relativamente correcto y existe una secuencia numérica y espacial (si bien bizarra), con posición correcta de las manecillas.

Bibliografía
1
K.I. Shulman
Clock-drawing: is it the ideal cognitive screening test?
Int J Geriatr Psychiatry, 15 (2000), pp. 548-561
2
M. Freedman,L. Leach,E. Kaplan,G. Winocur,K.I. Shulman,D.C. Delis
Clock-drawing: a neuropsychological analysis
Oxford University Press, (1994)
3
V. Moore,M.A. Wyke
Drawing disability in patients with senile dementia
Psychol Med, 14 (1984), pp. 97-105
4
D.J. Libon,R. Swenson,E. Barnoski,L.T. Sands
Clock drawing as an assessment tool in dementia
Arch Clin Neuropsychol, 8 (1993), pp. 405-416
5
U. Schramm,G. Berger,R. Müller,T. Kratzsch,J. Peters,L. Frölich
Psychometric properties of Clock Drawing Test and MMSE or Short Performance Test (SKT) in dementia screening in a memory clinic population
Int J Geriatr Psychiatry, 17 (2002), pp. 254-260
Copyright © 2013. Asociación Nacional de Médicos Forenses